Economía //// 15.09.2018
Efecto devaluación: Anses perdió más de 17 mil millones de dólares en seis meses

El Fondo de Garantía de Sustentabilidad pasó de USD 64.055 millones en diciembre de 2017 a USD 46.288 millones a fines de junio, cuando el dólar valía $29,57. Con la última escalada en que la divisa superó los $40, el vaciamiento de la "plata de los jubilados" se duplica.

Un informe de la ANSES reveló que el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) perdió unos u$s 17.691 millones en los primeros seis meses del año por el impacto de la crisis financiera y la devaluación constante que lleva adelante el macrismo.

La cartera del fondo alcanzó un valor de $ 1,371 billones lo que implicó un crecimiento de 8,3% en el segundo trimestre de 2018 y del 14% en todo el semestre. Al tipo de cambio de $ 29,57 por dólar del 29 de junio, el FGS se ubicó entonces en el equivalente a u$s 46.364 millones de dólares cuando de acuerdo al propio organismo en diciembre pasado valía unos u$s 64.055 millones.

Hay que recordar que la ANSES demoró la publicación del texto en que habitualmente se revela el valor del FGS y por primera vez decidieron no publicar el resultado de la cartera del Fondo en moneda extranjera, cuando en los trimestres anteriores sí se lo había hecho.

Repasando: al tipo de cambio de $ 29,57 pesos por dólar del 29 de junio, el FGS perdió casi u$s 18 millones, lo que significa que la gestión de Mauricio Macri y de Emilio Basavilbaso como titular de la ANSES, dejaron que se fueran un 27,61 % de "la plata de los jubilados" en valor de dólares entre diciembre del 2017 y junio de 2018.

Ahora bien, si los recursos del FGS se miden al valor del dólar actual (ayer cerró en, redondeando, 40 pesos), el Fondo en el que se guardan los ahorros de los jubilados habría perdido unos 30 mil millones de dólares, ya que el Fondo tendría un valor de 34.062 millones de dólares.

En agosto, hace tan solo un mes, Juan Monge Varela renunció como administrador del FGS, después de tan sólo siete meses al frente, ya que asumió el 6 de enero de 2017. Lo acompañaron en su retirada de sus puestos el gerente de Operaciones, Pablo Pereyra Iraola, y el de Inversiones, Andrés Rodríguez Lubary. Los tres puestos siguen sin reemplazo.