fbpx Deuda en dólares: la bomba financiera que Vidal le dejó a Kicillof | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Economía //// 13.01.2020
Deuda en dólares: la bomba financiera que Vidal le dejó a Kicillof

Sólo en enero, Buenos Aires tiene que pagar casi 800 millones de dólares. Por lejos, es la provincia que más vencimientos debe enfrentar en 2020. 

El Gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, enfrenta vencimientos de deuda externa por 2 mil millones de dólares, sólo en los próximos 6 meses. En enero, tiene que pagar casi U$S 800 millones. El endeudamiento sin límites: la bomba financiera que María Eugenia Vidal le dejó a su sucesor. 

Según un informe de Elypsis, consultora que simpatizó con las políticas macristas, durante 2020 las provincias argentinas deberán pagar, si no refinancian sus deudas, U$S 4 mil millones. Buenos Aires representa el 70% de ese total. En términos de endeudamiento externo, al menos, Vidal puede llevarse el título como la mandataria que dejó a su provincia en peores condiciones financieras. Siguen los números: de los 3000 millones que Buenos Aires tendría que abonar en 2020, más del 70% corresponde a deuda tomada por la gobernadora macrista. Se entiende la derrota electoral de 2019 por más de 15 puntos...

En ese contexto, Kicillof está obligado a renegociar con los acreedores externos, para evitar caer en default. Entre enero y junio tendrá un cronograma de pagos muy abultados, que empieza con un enero muy caliente. Solo en el primer semestre de 2020, Buenos Aires tendrá que afrontar vencimientos superiores a lo que todo el resto de las provincias argentinas deberá pagar en todo el año. Ese es el descalabro que dejó Vidal. 

La reciente sanción de la ley impositiva le dará algo de aire a las cuentas públicas provinciales pero de ningún modo podrá pagar los vencimientos que acumula. Se calcula que esa ley le otorgó al Gobierno de Kicillof unos 20 mil millones de pesos extra, lo que le permite alcanzar el equilibro primario. Sin embargo, si con esos pesos va a comprar dólares, solo podrá comprar 300 millones, que no le alcanzan para cubrir la mitad de lo que debe en enero. 

En ese contexto, el economista peronista tiene tres opciones: 1) default de deuda (descartada por el gobernador); 2) un salvataje del Estado nacional (descartada por el ministro de Economía, Marín Guzmán); 3) renegociar la deuda. Con la mira puesta en la opción 3, Kicillof enfrenta muy rápido su primer desafío importante. 

Infografía: La pesadísima herencia de Vidal