Economía //// 19.12.2018
Canasta básica: ni dos salarios mínimos sirven para que una familia no sea pobre

El INDEC dio a conocer que la variación mensual de la canasta básica alimentaria en el Gran Buenos Aires con respecto a octubre fue de 4,0%, lo que se traduce en 25.206,03 pesos. Mientras tanto, el salario mínimo en Argentina está alrededor de 11 mil pesos.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos aseguró que una familia de cuatro miembros en el Gran Buenos Aires necesitó durante octubre contar con un ingreso de 25.206,03 pesos para cubrir el costo de la Canasta Básica Total (CBT) y evitar así caer en la pobreza. En el caso de una familia compuesta por 5 integrantes, el límite para no ser pobre es de 26.511 pesos. En tanto, un hogar de tres integrantes tuvo que percibir 20.067 pesos para evitar ser pobre.

Así, la canasta básica sigue aumentando porque pese a la estabilidad del dólar, la presión inflacionaria sigue haciendo estragos. Cabe recordar que el mes pasado, los datos arrojados por el informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos señalaron que una familia de cuatro integrantes, necesitó durante contar con un ingreso de 24.241,17 pesos para cubrir el costo de la Canasta Básica Total (CBT).

Sin embargo, el salario mínimo se mantiene en los mismos valores y de 10.700 pesos pasó a 11.300.

Además, un nuevo informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) estableció que en tres años el salario mínimo, vital y móvil (SMVM) registró una pérdida del poder adquisitivo de 24%, teniendo en cuenta un promedio de lo que se estipulaba para esa categoría en los años 2014-2015 y lo que se percibe durante este mes, relacionándolo con la inflación acumulada en el período transcurrido.

Es que la última devaluación causó estragos en los salarios de los argentinos. El aumentó galopante del dólar, que tocó los 42 pesos y que hoy opera a 37, provocó un aumento en el índice de inflación, y además generó una abrupta caída del salario.

Por otro lado, la jubilación mínima medida en dólares se encuentra para el CEPA en su punto más bajo de los últimos diez años, comparable a los 201 dólares de diciembre de 2008.

Es decir que, a una familia con dos adultos empleados ($11300 x 2) le faltaron 2.606 pesos para cubrir la canasta y no ser pobre.