Economía //// 25.08.2017
Cambiemos: llegan las cuotas para poder pagar el gas

El ministerio de Energía que conduce Juan José Aranguren le comunicó al Enargas que las tarifas que se emitan desde el 25 de agosto hasta el 31 de octubre se puedan pagar en cuatro cuotas "mensuales, consecutivas y sin recargo". Buscan que el tarifazo no tenga un impacto electoral.

Juan José Aranguren, ministro de Energía y Minería de la Nación, dispuso que las tarifas correspondientes a los meses de agosto, septiembre y octubre puedan pagarse hasta en cuatro cuotas sin recargo. Hasta ahora, el cargo bimestral se puede abonar sin costo adicional para el usuario en hasta dos pagos mensuales, pero se duplicará a cuatro, por única vez. En resumen, la administración Cambiemos sacó las cuotas para poder comprar una heladera, pero las pone para que la población pueda pagar un servicio básico como el gas.

Aranguren le comunicó al Enargas que "todas las facturas que emitan desde el 25 de agosto hasta el 31 de octubre", con exclusión de los beneficiarios de la tarifa social, que están exentos, incluyan la opción de "pago en cuatro cuotas mensuales, consecutivas sin recargo", por los consumos del bimestre previo.

En el Gobierno consideran que el tarifazo puede jugarle una mala pasada electoral en las elecciones generales de octubre.

El Ministerio de Energía decidió autorizar a las empresas, a través del Ente Nacional de Regulación del Gas (Enargas), a que emitan la próxima factura de consumo domiciliario de gas con la opción de las nuevas facilidades de pago. Las mismas llegarían entre los últimos días de septiembre y los primeros del próximo octubre. 

Tarifazos de luz y gas después de las elecciones

El ministro de Energía anticipó que avanzará el plan por eliminar la totalidad de los subsidios y que "hacia fin de año se hará una revisión tarifaria". SI bien sostuvo que la suba sería inferior a las aplicadas entre 2016 y el primer semestre de este año, "todo depende de cuál sea el costo de la energía y el valor del tipo de cambio para definir la magnitud".

“Hacia fin de año se hará una revisión tarifaria (de los servicios de luz y gas) y todo va a depender de cuál sea el costo de la energía y el valor del tipo de cambio para definir cuál es la magnitud (de la actualización tarifaria)”, sostuvo el funcionario, aunque luego intentó aclarar que la suba sería inferior a las aplicadas entre 2016 y el primer semestre de este año.

Las declaraciones de Aragunren ocurrieron en diálogo con la prensa al terminar su exposición ante unos 250 empresarios en el Consejo de las Américas en el porteño hotel Alvear, donde hizo un esfuerzo por matizar el posible impacto que tendrían los nuevos ajustes. 

“Quiero ratificar que esa magnitud (del eventual nuevo incremento tarifario) está muy por debajo de lo que ya se ha hecho porque la parte más difícil de lo que es la readecuación del cuadro tarifario la hemos concretado en los últimos meses”, explicó.

Consultado sobre si los tarifazos podría darse antes de generales del 22 de octubre, el funcionario lanzó una poco precisa respuesta pero adelantó que “no hay previsto nada a octubre, todo lo que está indicado en las audiencias es que se estuvo hablando siempre de noviembre y diciembre".  

Para Aranguren, la Argentina empezó a "cumplir con la ley" y dijo que, como prueba de ello, se fijaron "las tarifas (de los servicios públicos) según los procedimientos previstos en los marcos regulatorios" con el objetivo de "asegurar el abastecimiento de energía para un país que está en desarrollo".