Economía //// 09.03.2018
Caída del empleo: “Se perdieron 20 mil puestos de trabajo en la industria textil”

Con estas palabras, Ariel Schale, director ejecutivo de la fundación Pro Tejer, salió al cruce de las declaraciones del ministro de Producción, Francisco Cabrera, quien afirmó que “los empresarios tienen que dejar de llorar e invertir para ganar nuevos mercados”.

Por Martín Massad

En declaraciones radiales, Ariel Schale, director ejecutivo de la fundación Pro Tejer, le respondió al ministro de Producción, Francisco Cabrera, quien criticó duramente a los empresarios textiles y les remarcó que “tienen que dejar de llorar e invertir para ganar nuevos mercados”. Estas declaraciones se dan en un contexto de recesión de la demanda interna, motivo por el cual “se perdieron 20 mil puestos de trabajo en la industria textil”, afirmó el mediano empresario.

“Es una declaración desafortunada y errada también. Hay un error de diagnóstico que es lo que más nos alerta”, comentó el industrial en una entrevista con “El País Productivo”, programa que se emite FM La Patriada. Además agregó que “Argentina tiene un problema muy serio de competitividad. Es un fenómeno complejo compuesto por la eficiencia sectorial que es lo que pasa en nuestras fábricas. Tiene que ver directamente con el industrial. Cómo produce con qué tecnología, con qué recursos, con qué materia prima, qué energía consume, etc”.

Por otra parte, Schale salió en defensa de la producción nacional y señaló que “la industria textil es de clase mundial en términos de eficiencia sectorial. Es así gracias a los 4.000 millones de dólares invertidos en los últimos años”. Por el contrario el industrial fue muy crítico de las políticas implementadas por el ejecutivo para el desarrollo comercial de la industria.

“La ropa es cara”, dijo hace unos días el ministro Cabrera. En este sentido, Schale se quejó de las altas cargas fiscales, la tasa de interés, el costo de logística y el de los servicios. Motivos por los cuales “se hace muy difícil poder tener precios competitivos con los productos importados”. A modo de ejemplo,  aclaró que “del precio de la ropa nosotros nos quedamos con el 8,5% neto de impuestos” y remarcó que “hoy el 60 0 70% de lo que se vende en los shoppings es importado”, en clara alusión de cómo se está destruyendo el mercado interno por la falta de demanda y la apertura de la importación.

Para finalizar, Schale sentenció que “ese mismo estado que nos acusa de no competitivos es el que se queda con la mayor parte de la renta”. Y agregó que “el gobierno tiene una sería problemática fiscal” que debe resolver porque de lo contrario la industria argentina tiene un futuro difícil de remontar.