Economía //// 13.11.2018
Apuntan a la cartelización del combustible en el país

La diputada María Emilia Soria solicitó formalmente a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia que indague si las empresas YPF, Shell y Axion, comercializadoras del 90% de los combustibles (gasoil y naftas) al público, “abusan de su posición dominante en el mercado manipulando el precio de venta”.

La diputada nacional por el FpV-PJ, María Emilia Soria, solicitó formalmente a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia que indague si las empresas YPF, Shell y Axion, comercializadoras del 90% de los combustibles (gasoil y naftas) al público, “abusan de su posición dominante en el mercado manipulando el precio de venta”.

Soria puso el foco en la cartelización del sector, que tuvo en estos días un gesto indisimulable: Axion recortó el el último aumento en un 3,2% para poder competir con YPF, lo que demuestra que el precio no está solo impulsado por el precio del crudo, ni la devaluación.

En lo que va del año, el precio de los combustibles aumentó catorce veces, acumulando un alza del 70% promedio en 2018.

Para la diputada del Frente para la Victoria, el gobierno de Mauricio Macri, “en su filosofía de libre mercado, decidió no intervenir en el precio de los combustibles, situación que provocó que las petroleras gocen de total autoridad para avanzar con alzas en los surtidores”.

En efecto, analistas económicos y periodistas aseguran que el último aumento no tiene su correlato en el aumento de la inflación ni de los precios internacionales del crudo, sino que resultaría antojadizo por parte de las comercializadoras de combustibles para alcanzar el margen de rentabilidad deseado.

Por ello la diputada solicitó también al presidente de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia Esteban Manuel Greco, que investigue e informe a la sociedad la estructura de costos de las empresas sindicadas, en especial el valor de compra en boca de pozo de la materia prima, dato que llamativamente se resisten a informar.

“El problema en la desregulación del precio del combustible surge de la desidia, desatención y pereza en intervenir en pos de los consumidores y de la industria argentina por parte de la cartera de energía del gobierno de Mauricio Macri. Esa negligencia está generando graves daños al mercado, al resto de las industrias y actividades que utilizan los combustibles como materia prima y a los consumidores, ello sumado al brutal traslado al precio de bienes y servicios de dichos aumentos”, expresó la rionegrina.