Dossier //// 11.08.2017
Walter Correa: “No vamos a votar nada a favor de la flexibilización laboral”

Entrevista a Walter Correa, Secretario General del Sindicato de Obreros Curtidores y precandidato a diputado nacional en la provincia de Buenos Aires por Unidad Ciudadana.

Por Rodrigo Lugones y José Cornejo

APU: Teniendo en cuenta el lugar que está representando en la lista de Unidad Ciudadana, ¿cómo ve que afectan las políticas del gobierno a los trabajadores?

Walter Correa: Es positivo el hecho de ser parte y representar a los trabajadores, poder recorrer las fábricas. Es positiva también la reacción de los laburantes frente a la hostilidad de las políticas neoliberales. Lo negativo es recoger la bronca, la impotencia, el miedo, el hecho de que muchos compañeros y compañeras están haciendo su primera experiencia en saber lo que es un telegrama de despido, el cierre de su lugar de trabajo. Que fichen a la mañana pero no sepan que va a pasar después. El hecho de que la compañera Cristina nos haya mandado a escuchar me parece sumamente positivo, porque permite interpelar al compañero y ser interpelado. Esto nos convence mucho más que antes,  imperiosamente tenemos que ponerle un freno a esta oligarquía que avasalla los derechos de los ciudadanos y ciudadanas.

APU: En caso de llegar a ser diputado nacional, ¿cuáles son los proyectos a impulsar en el Congreso? 

WC: Ojalá que el pueblo lo marque en las urnas. Nosotros tenemos un programa de quince puntos, donde la centralidad la tienen los trabajadores y trabajadoras. Ya tenemos una agenda preestablecida que la venimos construyendo hace tiempo. Te puedo comentar por ejemplo el punto número 1: declarar la emergencia laboral, suspender los despidos por un año, incrementar el salario mínimo, vital y móvil de manera inmediata, no votar nada a favor de la flexibilización laboral, ratificar las paritarias libres. Es el freno que nosotros tenemos que ponerle en forma urgente.

Tengo la suerte de ser concejal de Moreno, y me voy con una alegría terrible por el hecho de haber conseguido con el bloque el boleto para los trabajadores municipales, para las maestras integradoras. Es una conquista.

APU: ¿Cómo analiza la situación de la CGT y del movimiento obrero en general?

WC: Desde hace más de un año, hay una gran masa de trabajadores que no están separados por los sellos, y vienen trabajando para la unidad de acción y concepción. Hay una gran parte de la cúpula sindical que no lee eso. Esto genera una grieta comunicacional, generacional y política. Nosotros tenemos la suerte de recorrer la provincia de Buenos Aires y ver que la gran masa de trabajadores está acompañando la propuesta y el programa de Cristina Fernández de Kirchner. Esto se disocia cada vez más. Me gustaría que los compañeros del triunvirato y del comité central de la CGT, que es de todos y todas, puedan interpretar esto. Lo dijo Cristina en SADOP: "que empiecen a ver desde abajo hacia arriba". Es todo un proceso interesante que se avecina en el corto plazo. Nosotros pedimos que todos estos sectores se comprometan a defender al laburante de la manera más efectiva posible.

Me parece que ahora estamos en un proceso de renovación. Hubo un gran bache generacional ocasionado por una dictadura militar sangrienta, con 30 mil de los mejores nuestros torturados y desaparecidos. Hoy son las nuevas generaciones las que tienen que enmendar esto.

APU: ¿Qué impacto tuvo la cuestión de género en su sindicato?

WC: En nuestro sindicato en particular se creó un área de Género y venimos trabajando en la misma línea que la compañera Vanesa Siley. Nos encontramos en ese mismo camino, hay toda una tendencia muy fuerte de compañeras que vienen construyendo el grupo de Mujeres Sindicalistas dentro de la Corriente Federal de Trabajadores de la CGT.

APU: ¿Cómo analiza la relación entre el sindicalismo y los doce años de kirchnerismo en el gobierno?

WC: Me parece que ahora hay una reconfiguración. Se tomó en cuenta quiénes se tomaron un año sabático y miraron para el costado, y quiénes no especularon. Como nos enseñó Néstor, que dijo que no pasarán a la historia los que especulen, sino los que más se la jueguen. Cristina puso la mirada en quienes se la jugaron. Yo represento a esos compañeros, como Hugo Yasky y Vanesa Siley. Es un reconocimiento y una autocrítica desde los hechos. En esta lista recuperamos el 33% histórico para los trabajadores.