fbpx El movimiento de las mujeres de Kurdistán: revolución y resistencia que siembra ideas e internacionalismo | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Dossier //// 19.10.2019
El movimiento de las mujeres de Kurdistán: revolución y resistencia que siembra ideas e internacionalismo

“¿Qué se reconoce a través del Jineolojî? Jineolojî en kurdo significa la ciencia de las mujeres y de la vida libre, se propone correr al varón del protagonismo histórico y hegemónico y de esta manera recuperar la memoria y el conocimiento de las mujeres para la liberación”. Por Nadia Mayorquin.

 

Por Nadia Mayorquin

En el 34° Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis y No Binaries de Argentina estuvo presente, como ya hace varios años, la lucha de las mujeres kurdas.  Se realizó una charla titulada "Entre Rojava y AbyaYala. Plurinacionalidad y confederalismo democrático en la revolución social de las mujeres de Kurdistan".

Se habló sobre “la revolución social de las mujeres kurdas y se abordaron aspectos de la jineolojî como una ciencia social desde las mujeres y más allá de las fronteras.

Los kurdos y kurdas son hijos del  fuego y el sol, es un pueblo milenario, que aportó mucho a la humanidad como otros pueblos del medio oriente. Kurdistán está ubicado entre los ríos Éufrates y Tigris, es el corazón de la Mesopotamia, hoy no se puede encontrar en ningún mapa oficial, se habla de los kurdos en los medios de comunicación y libros de historia pero no como una Estado-nación o país sino como un grupo étnico, pero los y las kurdas se autodefinen como ciudadanas y ciudadano de todo el mundo.

Kurdistán fue dividida en 1923 cuando cayó el Imperio Otomano y después de la primera guerra mundial, cuando se empezó a reordenar el Medio Oriente bajo el mando de los países que tenían sus intereses en esos territorios. La primera división entre el Imperio Otomano y el Imperio Persa fue en 1639, cuando dividieron a Kurdistán como territorio; fue la última guerra entre imperios. En la segunda división, que no se refiere solamente a la geografía y el territorio, sino a los lazos sociales y afectos, se prohibió el idioma kurdo, se dividieron familias, creencias, y se les impuso una nueva religión. La cultura kurda fue dividida entre Irán, Iraq, Siria y Turquía. Después de esta división se dio un proceso de asimilación del pueblo kurdo para con estos estados nacionales, en este proceso el pueblo kurdo pasó por varios genocidios producto de la resistencia del pueblo en estos territorios, fue una lucha contra la división.

El Movimiento de Mujeres de Kurdistán viene dialogando y tejiendo internacionalismo con diferentes pueblos de América Latina. La organización y construcción política que ha desarrollado el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), fundado en Turquía en 1978, propone autonomía y liberación de las mujeres y los pueblos. La puesta en práctica de la ideología que rige al Confederalismo Democrático se basa en una organización política democrática y colectiva.

El Movimiento de Mujeres de Kurdistán viene sembrando ideas, resistencias e internacionalismo. Jin, Jiyan, Azadî!  Que significa: ¡mujer, vida y libertad!

Rojava es el área kurda ubicada en el norte de Siria, donde sus habitantes están desarrollando lo que podría ser una de las revoluciones más importantes de la historia. En medio de una represión militar que sostienen el gobiernos turco y  el Estado Islámico, las mujeres y hombres kurdos luchan juntos por su libertad y la de su pueblo. Los kurdos del norte de Siria participan actualmente en una lucha armada para proteger parte de su territorio, que incluye tres regiones: Kobane, Jazira  (Cizire) y Afrin. Esta última región fue ocupada por las fuerzas militares del Estado turco, y los kurdos están tratando de recuperarla.

¿Qué se reconoce a través del Jineolojî? Jineolojî en kurdo significa la ciencia de las mujeres y de la vida libre, se propone correr al varón del protagonismo histórico y hegemónico y de esta manera recuperar la memoria y el conocimiento de las mujeres para la liberación.

Las tres preguntas del Movimiento de Mujeres de Kurdistán son: qué hacer, cómo vivir y dónde hay que empezar. Estas preguntas son fundamentales no sólo para las mujeres kurdas sino también para todas las sociedades. ¿Cómo quiero vivir? Si sabes cómo quieres vivir, sabes qué hacer y por dónde empezar: volviendo a tu historia y cuestionando tu propia sociedad, tu propia personalidad, y después empezar a dar pasos.

La Revolución en Kurdistán

Durante varios años, los kurdos han estado a la vanguardia de una revolución en Kurdistán Occidental (Rojava). Su sistema alternativo al capitalismo resuena en todo el mundo. Su sociedad está organizada según el Confederalismo Democrático, una forma ética de organización política que reúne ideas del municipalismo libertario, ecología social y el feminismo.

En América Latina, uno de los lugares donde el pensamiento de Rojava se ha arraigado es Wallmapu, el territorio ancestral del pueblo Mapuche, el grupo indígena más grande de Chile y Argentina. Los mapuches han luchado durante siglos contra la represión, el desplazamiento y el despojo de su territorio y sus tierras.

La ciencia de las mujeres (Jineolojî) es parte de un movimiento revolucionario que se apoya en los principios de liberación de la mujer, ecología social y confederalismo democrático.

El origen de la Jineolojî se remonta a las organizaciones autónomas de finales de los años ‘80 en el Kurdistán. Una figura muy destacada fue Sara, Sakine Cansiz, co-fundadora del (PKK) Partido de los Trabajadores del Kurdistán, que fue asesinada en París el 9 de enero de 2013 junto con las compañeras Fida Dógan y Leyla Söylemez. Las mujeres empezaron a organizarse también a nivel militar y a crear estructuras propias organizativas, que operan hoy en día bajo diferentes siglas, como (KJK) Komalên Jinên Kurdistán, Unión de Mujeres del Kurdistán.

Jineolojî significa literalmente ciencia de la mujer. ‘Jin’ en kurdo quiere decir mujer, y el sufijo ‘Lojî’ hace referencia al estudio de la ciencia. Es a través de ella que las mujeres luchan en todos los ámbitos de la sociedad. Este trabajo se esforzó primariamente en responder a la pregunta de «cómo surge la necesidad de la ciencia de la mujer», y «qué necesidades puede cumplir». Sus principales áreas de actuación se centran en 8 ejes: demografía, ecología, economía, educación, ética y estética, historia, política y salud.

Para este movimiento, el nivel de libertad de una sociedad se mide por el nivel de libertad que tienen las mujeres en el mismo. La Jineolojî es el resultado del estudio de muchos movimientos diferentes, incluidos el anarco-feminismo, eco-feminismo y feminismo marxista. El proceso de discusión que comenzó en las academias de las montañas de Kurdistán, se extendió gradualmente dentro de la sociedad.

Hoy en día, sus teorías están entrando en contacto con feminismos de todo el mundo para, en parte, poco a poco, llegar a un entendimiento mutuo. Como por ejemplo en temas concernientes a diversas orientaciones sexuales e identificaciones de género.

Jin, Jiyan, Azadî! 

Estas son las teorías principales:

1. Primera ruptura sexual: la historia antigua

Para la Jineolojî, la ciencia y la filosofía están históricamente al servicio del poder patriarcal. Esta primera interpretación de la sociedad, donde se  desarrolla la autoridad y jerarquización, se denomina primera ruptura sexual. Así, se buscan por sí mismas nuevas formas de conocimiento, entre las que se encuentra la mitología y su reinterpretación. Para llegar a un entendimiento pleno se apoyan en el estudio de las sociedades neolíticas, donde la mujer estaba en el centro. Su objetivo es usar y crear metodologías de conocimiento que no estén sesgadas por la óptica patriarcal.

2. Segunda ruptura sexual: Estado, capitalismo y esclavitud

Surgen las religiones monoteístas y la mujer se define como ser creado de interés sexual, a la vez que se convierte en objeto reproductivo para producir más capital humano. El matrimonio se convierte en mecanismo de  esclavización de la mujer como ama de casa. En esta ruptura, el Estado y el capitalismo surgen, aportando un pensamiento que reduce a la mujer a la explotación y la despoja de cultura propia.

3. Tercera ruptura sexual: matar al macho dominante

Además de las relaciones sexuales, el feminismo no ha presentado soluciones prácticas sobre cómo los patrones de las relaciones entre mujeres y hombres podrían ser desafiados y reestablecidos. Las políticas feministas han abogado principalmente por la formación de espacios separados exclusivamente para mujeres, sin prestar demasiada atención a las políticas y plataformas comunes para la lucha de género que apuntan a la transformación de los hombres.  Las soluciones propuestas se han centrado principalmente en la ilustración de las mujeres, obviando perspectivas de la transformación de los hombres para que reconozcan la voluntad de las mujeres y para que respeten sinceramente el intelecto y las emociones de las mujeres. Para la Jineolojî, matar al macho dominante pasa por la revisión de estas cuestiones.

Otras teorías importantes:

Convivencia libre

Relacionarse desde el respeto mutuo como amigas y camaradas. Según ellas, la Modernidad capitalista ha llevado la sexualidad más allá de sus límites naturales. El amor se entiende como enfocar la energía hacia otros lugares no exclusivos de la pareja. El amor hacia el entorno y hacia crear cosas es parte de su esencia misma. Rechazan el matrimonio, donde la mujer pierde su espíritu, desaparece y pasa a formar parte del marido. La sexualidad es una cualidad y un instinto del ser humano y no puede ser rechazada, aunque no se reduce únicamente al cuerpo. Tener relaciones sexuales requiere valentía y una gran capacidad para ejercer la libertad. En condiciones de esclavitud (Estado, capitalismo, patriarcado) no puede haber un sexo libre. Las relaciones se basan principalmente en el compañerismo. La Jineologî es una ciencia de todas las mujeres del mundo, hay otras mujeres que no son kurdas que han llevado estudios o tienen conocimientos que aportan al conjunto.

Las kurdas entienden que el problema de la violencia de género -como todos los demás- es un problema social. No es punitiva su posición: cuando un hombre violenta a una mujer, es formado en cuestiones de género -y de hecho eso es obligación para cualquier militante- y si persiste, es expulsado de su casa: están las milicias para garantizarlo.  Cualquier varón, aunque lleve años de lucha consecuente, debe continuar su proceso de revisión de sus conductas y vínculos con las mujeres, en diálogo con las compañeras. Son dos de las responsabilidades que asumen, como una forma de plantear una nueva sociedad.

Sin duda el movimiento de las mujeres de Kurdistán destruye estructuras profundas, es vanguardia en esta forma de vida, sus saberes se producen y reproducen según una epistemología política feminista llamada Jineoloji, la ciencia de las mujeres. Un modo de conocimiento colectivo y horizontal producido en formato asambleario. El pueblo kurdo es una nación sin estado pero con una cultura de resistencia milenaria, revisada y actualizada desde una perspectiva revolucionaria.

¿Qué pasa actualmente en la región?

Tres días después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara el retiro de las tropas de su país en el norte de Siria, las fuerzas armadas turcas comenzaron una operación militar. El 12 de octubre de 2019 el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunció que la invasión a los territorios kurdos en el norte de Siria es inminente.  Es evidente que se trata de la profundización de su política sistemática de limpieza étnica kurda. Desde su intervención en la guerra civil siria, el ejército turco se dedicó mucho más a combatir a las diferentes organizaciones y milicias kurdas en ambas riberas del Éufrates, que al Estado Islámico.

A lo largo de la semana del 14 de octubre a la fecha, se han producido enfrentamientos de artillería y bombardeos y, según las informaciones de la Media Luna Roja Kurdistán, la única ONG presente en este momento en la zona, el balance de los muertos es de 75 personas, 450 heridos, de los cuales 165 graves, y 250.000 desplazados. El Ministerio de Defensa turco, por otra parte, habla de "637 terroristas kurdos neutralizados", es decir, muertos, heridos o capturados. Actualmente, la ciudad símbolo del estado kurdo, Kobane está siendo atacada por Ankara.