fbpx Crónica de la visita de Alberto Fernández a Mar del Plata: "Todos unidos triunfaremos" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Dossier //// 17.07.2019
Crónica de la visita de Alberto Fernández a Mar del Plata: "Todos unidos triunfaremos"

La ciudad de Mar del Plata recibió a los candidatos del Frente de Todos el pasado 8 de julio en el Club de Fútbol Talleres. A una semana del acontecimiento, los testimonios de la jornada militante. 

Por Estefanía Cendón

A las 16.30 ya era extensa la fila de gente que aguardaba en las afueras del Club Talleres de Mar del Plata. El ritmo de los redoblantes se mezclaba con el murmullo incesante de quienes esperaban. Era difícil imaginar que tanta gente podía acercarse.

A medida que se avanzaba en dirección a la entrada se volvía todo más intenso: el sonido, la ansiedad y la expectativa. Casi no se podía circular. La tribuna estaba llena. Alrededor, la prensa y otros colegas empezaban a retratar con sus cámaras lo que sería la antesala de un gran encuentro.

La tan aclamada unidad se hizo explícita visualmente: habían colgado casi todas las banderas. Los colores, las tipografías y las figuras icónicas de la militancia se extendían a lo largo de las paredes del club. Eran casi las 18: aún no comenzaba el acto y aún quedaba espacio por organizar para que terminen de entrar quienes aguardaban afuera.

El acto: un análisis marplatense que duele

Cerca de las 19 el actual intendente del Partido de la Costa Juan Pablo de Jesús fue quien inició la ronda de oradores. El eje fue puesto en el endeudamiento contraído con el FMI: “Están hipotecando el futuro de los jóvenes. Es necesario transformar este dolor en acción”. Al momento de hablar de la provincia de Buenos Aires De Jesús destacó: “Es necesario un gobernador que se encargue de los problemas de la gente y no de hacer marketing televisivo”.

Por su parte, Fernanda Raverta expresó su preocupación por los 158.000 marplatenses que hoy se encuentran por debajo de la línea de pobreza. Mar del Plata es la ciudad con más desocupación de la Argentina, hecho que se refleja en la proliferación de más de 300 comedores y merenderos. “Tenemos la ilusión de que los chicos vuelvan a comer en sus casas. No queremos naturalizar este presente”, sostuvo Raverta.

Las cifras que compartió la candidata a intendenta por el Frente de Todos muestran algunas de las contradicciones más lamentables: siendo uno de los principales puertos pesqueros, en Mar del Plata 8000 trabajadores no cuentan con pescado para procesar. Como contracara al “abandono” con el que describió Fernanda Raverta a la ciudad balnearia, remarcó la necesidad de acondicionar las escuelas para que los estudiantes no pasen frío y puedan completar sus jornadas de estudio.

La candidata a jefa comunal también mencionó la importancia de recuperar y potenciar dos áreas características de Mar del Plata que históricamente aportaron ingresos significativos para la ciudad: la industria textil y el turismo. “Es tiempo de que La Feliz sea feliz para los que vivimos acá”, afirmó Raverta.

Magario, Kicillof y el termómetro de cómo va la Argentina 

Verónica Magario, candidata a vice gobernadora de Buenos Aires, sostuvo que las políticas actuales buscan destruir la industria nacional: “Esa política tiene un nombre y apellido: Mauricio Macri y Vidal en la provincia”. En consonancia, Axel Kicillof caracterizó a la provincia de Buenos Aires como la caja de resonancia y amplificación de las políticas del actual presidente. “Tenemos una gobernadora que entregó la provincia: está cerca de Macri y lejos de los problemas”, aseguró el candidato a gobernador por el Frente de Todos.

Además, el exminisistro de Economía se refirió a la situación local: “Mar del Plata es el termómetro de cómo va la Argentina”, en relación al impacto del la crisis en la ciudad balnearia. Kicillof también recordó al ex presidente Néstor Kirchner y lo definió como “aquel que se puso al servicio de una sociedad golpeada, Alberto estuvo junto a él”. Mediante estas palabras introductorias el candidato a presidente Alberto Fernández inició su presentación, durante la que se generó un gesto cómplice de ida y vuelta con los marplatenses que se acercaron a Talleres Fútbol Club.

Cierre de unidad: la foto menos pensada un año atrás

Con palabras emotivas, Alberto Fernández habló de la unidad el peronismo: "Todos divididos le hicimos un favor a Macri. Mientras peleábamos la gente se empobrecía", reflexionó. En su exposición Fernández sostuvo que desde el oficialismo proponen un país con tarifas dolarizadas "para que los amigos de Macri hagan negocios".

En este mismo sentido, sostuvo que la próxima elección se definirá entre dos opciones: quienes endeudan y quiénes desendeudan el país. También elogió a Raverta, Kicillof y Magario definiéndolos como "la nueva dirigencia política" para nuestro país. “Mar del Plata merece tener una mujer al frente. Esta chiquita es inmensa y puede darle una gran alegría a esta ciudad”, confirmó orgulloso Fernández en clara alusión a la candidatura de Raverta.

No faltó una palabra dirigida a aquellos sectores que definen al candidato a presidente como un “títere” de Cristina Kirchner. Al respecto expresó que le genera tranquilidad que la ex presidenta lo acompañe: “Una vez me peleé, no me peleo más. Al reencontrarnos fue como si hubiésemos dejado de hablar ayer”, aseguró Fernández. También fue incisivo al momento de definir que no debían votarlo quienes esperen de él una reforma laboral que empobrezca a los trabajadores.

El entusiasmo entre los presentes parecía ascender conforme Alberto Fernández, muy enérgico y a viva voz, anunciaba lo que no estaba dispuesto a resignar en caso de ser electo. "Hay muchos caminos para salir de este laberinto. Ya salimos una vez, vamos a volver a salir", finalizó optimista el candidato del Frente de todos.