DDHH //// 13.09.2017
Nueva operación de Clarín: el gendarme que disparó "en solitario"

Sigue el intento de instalar como hipótesis que la desaparición de Santiago Maldonado fue responsabilidad de unos agentes "sueltos". 

Por Enrique de la Calle

Clarín no deja de sorprender: "Un gendarme reconoció que disparó su escopeta anti motín al interior de Cushamen y en dirección a la figura de un manifestante el día del operativo del 1 de agosto". El multimedios cerró filas (hace tiempo) con el gobierno de Mauricio Macri y está dispuesto a regalar cualquier resto de periodismo para tratar de despegar a funcionarios nacionales de su responsabilidad en el caso Maldonado. "Al momento de disparar una carga de balines de goma, el gendarme se había separado del grupo y estaba en solitario", concluyó, increíble, el periodista (sic) Mariano Gavira. 

El artículo de Clarín sigue: "El dato apuntala la hipótesis, cada vez más fuerte, de que fue un número reducido de agentes los que alcanzaron la zona del río y no los 40 gendarmes que participaron del operativo". 

Lo alentador de la situación es que tanto Clarín como La Nación e Infobae, aliados del macrismo, se vieron obligados a cambiar su visión sobre el caso. Tardaron 40 días para reconocer lo obvio: la participación de agentes de la Gendarmería en la desaparición de Maldonado. El Gobierno macrista realizó la misma trayectoria. Lejos quedaron, por suerte, los días donde se culpaba a la guerrilla mapuche o se señalaban hipótesis que ubicaban a Maldonado en otras provincias o en Chile. 

Ahora es necesario que el caso se reduzca a los menos agentes posibles. Esta semana, un efectivo reconoció que tiró una piedra (¿?) contra un manifestante. Días después, otro agente aseguró que disparó una escopeta adentro de la comunidad. Si se hubiese escuchado a los propios mapuches reprimidos, se hubiese sabido hace un tiempo que la Gendarmería usó armas en la ruta y luego en la persecución hasta el río que cruza Cushamen. 

La teoría del "gendarme solitario" va tomando forma en el relato oficial y en el de sus medios aliados. Sin embargo, ese argumento sigue teniendo un problema: ¿Dónde está Santiago Maldonado?