fbpx Nadie quiere a Etchecolatz, excepto un neonazi | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
DDHH //// 08.01.2018
Nadie quiere a Etchecolatz, excepto un neonazi

El dirigente Carlos Pampillón, apuntado como el responsable de múltiples ataques de bandas fascistas en Mar del Plata, concurrió al nuevo barrio del genocida para intentar conversar con él.

En medio del repudio generalizado a la prisión domiciliaria del represor y torturador Miguel Etchecolatz, una publicación en las redes sociales se manifestó a favor del genocida. Se trata de Carlos Pampillón, dirigente de la ultra-derecha marplatense asociado con bandas neonazis y fascistas. 

En su usuario de Facebook, Pampillón publicó una imagen suya en el Bosque Peralta Ramos, el barrio en donde actualmente reside Etchecolatz luego de serle concedida la prisión domiciliaria. Acompañó la foto con un duro texto: "Hombre libre. Fui a visitar al comisario Etchecolatz, no pude verlo pero le dejé mis saludos y charlé con los Prefectos a cargo de su seguridad". También se refirió a quienes protestaron contra el genocida como "zurditos" y "ratitas rojas".

Pampillón es acusado de ser el líder de bandas que protagonizaron mútiples delitos de odio y actos violentos contra colectivos LGBT y símbolos de la lucha contra la dictadura como el Monumento a la Memoria, entre otros. Su yerno, Alan Olea, es líder de la organización fascista marplatense Bandera Negra.