fbpx Garré designó a un comisario atípico al frente de la Federal
DDHH //// 17.12.2010
Garré designó a un comisario atípico al frente de la Federal

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, en Blog Noticias Realmente Verdaderas) Se trata de Enrique Capdevila, hasta ahora jefe de la Circunscripción Primera, quien registra entre sus antecedentes haberse negado a reprimir en los desalojos exigidos por el macrismo. Su segundo será el ex Interpol Alejandro Di Nizo.

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, nombró como nuevos jefe y subjefe de la Policía Federal a los comisarios mayores Enrique Rubén Capdevila y Alejandro Eduardo Di Nizo. La designación de ambos implica una purga de entre 11 y 17 comisarios generales que estaban por arriba de ellos en el escalafón. Todos fueron pasados a retiro. Cordobés de nacimiento, Capdevila hizo toda su trayectoria en comisarías. En la fuerza es reconocido como un “tipo intachable” y con mucha experiencia. Su nombre apareció por primera vez en los medios en 2008, cuando se negó a desalojar por la fuerza un edificio del barrio de Montserrat que estaba ocupado por 28 familias. Entonces, tenía el cargo de comisario inspector, Capdevila optó por la negociación. El episodio terminó con el compromiso por parte del gobierno de Mauricio Macri de ofrecer una solución habitacional para los ocupantes. Capdevila fue ascendido de comisario a comisario inspector en 2006 por orden de Néstor Kirchner.
Ese mismo año, Capdevila fue el jefe del operativo que viajó a Düsseldorf, Alemania, para vigilar a los barrabravas argentinos que habían llegado a Alemania para participar del Mundial. Capdevila recibió ese encargo de Aníbal Fernández, por entonces ministro del Interior.
Hasta ayer, Di Nizo estuvo a cargo del área de Coordinación Internacional, un área autónoma que se encarga de las relaciones con las fuerzas de seguridad de otras naciones. También se desempeñó al frente de Interpol Argentina. Fuentes de la Policía Federal lo definen como “un especialista en crimen internacional” con muchos contactos alrededor del mundo. “Capdevila y Di Nizo hacen una buena dupla. La llegada de ambos significa un cambio muy fuerte”, dijeron a Tiempo Argentino desde el cuartel central de la calle Moreno.
El nombramiento de Capdevila y Di Nizo se produjo luego de una jornada al menos tensa. Todo comenzó cuando el juez federal Daniel Rafecas ordenó a la Policía Federal que realizara un cerco perimetral en torno al club Albariño de Villa Lugano: el juez había dispuesto que se impidiera ingresar a nuevas personas a la toma de la cancha de fútbol. Valleca, sin embargo, desplegó sobre el terreno un operativo de magnitud, con la intención de desalojar el predio. Mientras los policías se preparaban para expulsar a los ocupantes, los canales de noticias no paraban de transmitir en vivo.
Cuando observó lo que mostraba la TV, Garré se comunicó con Rafecas y le preguntó cuál había sido su orden. El juez le dijo que la instrucción era impedir que ingresaran nuevos ocupantes al predio, no de desalojar. Entonces Garré se comunicó con Valleca. Le reprochó en duros términos haber intentado ir más allá de la orden del juez, todo bajo el atento seguimiento de las cámaras. La comunicación terminó a los gritos. “Sí, hubo un altercado”, confirmaron anoche a Tiempo Argentino desde el Ministerio de Seguridad.
Horas después de la discusión telefónica, Valleca llegó hasta el edificio de Gelly y Obes al 2200, donde Garré tiene sus oficinas. Acompañado por su segundo, el también comisario general Jorge Humberto Oriolo, Valleca llegó con la renuncia bajo el brazo. Garré se la aceptó de manera inmediata.(Agencia Paco Urondo)