DDHH //// 17.03.2017
Estela de Carlotto: "Se mueren niños de hambre en el país"

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo recibió un reconocimiento a su trayectoria en el evento “Mujeres que nos enseñan a Luchar”, que organizó Sadop en la ciudad de Santa Fe. Entrevista antes del acto.

 

Por Daniel Dussex

APU: ¿Cuál es su apreciación sobre la realidad política y social actual?

EC: Hay un retroceso, pero no lo digo yo. Lo dicen los números, porque se está hablando de que los pobres son muchos más. Se mueren niños de hambre en este país. Hay anemias. Vemos las mal llamadas "villas miserias" que están avanzando en el número de personas que viven entre cartón y chapas. Se ve en las calles de Buenos Aires, la Capital del país, colchones tirados a las salidas de los cines, abajo de los puentes. Yo viajo seguido desde La Plata a la Capital y es muy triste ver todo esto. Los chicos que se drogan, porque los convencen y salen a robar. Los grandes los usan para delinquir. Si todo esto no se soluciona con políticas de Estado vamos a ir de mal en peor.

Estamos tratando de que el Parlamento funcione bien. El acto de los trabajadores del día 7 de marzo fue importante, las calles estaban llenas de gente no sólo de los gremios, también de muchas personas que quisieron ir para demostrar que quieren paritarias libres, que no se cierren las fabricas, las pequeñas y medianas industrias. Todo eso está dicho y escrito, pero desde el Gobierno nos mienten. No estamos cada vez mejor, estamos cada vez peor. Endeudados de nuevo, como nunca.

Entonces, respetando la Constitución y los votos, hay que ir desde los lugares desde los cuales se debe, desde la Justicia, desde los tres poderes moderando esta situación para revertirla. Ojalá que mejoremos por el bien de todos, nadie quiere que nos vaya mal.

APU: ¿Cómo ve la lucha de los Organismos de Derechos Humanos en el actual contexto político?

EC: Nosotros luchamos durante la dictadura y a pesar de los riesgos, no nos frenamos. Felizmente llegó la Democracia y todos la festejamos. Acompañamos a cada gobierno constitucional respetando el voto del pueblo. Hemos tenido gobiernos que nos han recibido más que otros. En la década pasada hubo una comunión enorme con el Estado que nos ha respondido, nos ha respetado y nos ha reparado... Eso lo destaco, y acá no hay política partidaria sino gestión.

Ahora llegamos a esta etapa en donde todo está cambiando. El Presidente actual dijo durante su campaña que éramos “el curro” de los derechos humanos, luego no nos quiso recibir porque no tenía tiempo. Después nos recibió una sola vez, y el resto es la relación lógica que debemos tener con el Gobierno, dado que éste tiene obligaciones. Respetuosamente se las hacemos cumplir y cuando podemos desde nuestra acción le hacemos torcer alguna idea, como la de mover la fecha del 24 de marzo, que fue claramente una provocación.

Estamos ayudando, respetando los tiempos, pero no callándonos, ni condicionándonos en absoluto. Nadie nos pudo comprar, ni aquellos que nos ofrecían el nieto a cambio de impunidad. Preferimos encontrarlo tarde y hasta la posibilidad de no encontrarlo, pero no, ofender a nuestros hijos que dieron la sangre por esta Democracia.

APU: ¿Qué van a reclamar los Organismos este 24 de Marzo?

EC: El documento está en confección todavía, estamos puliéndolo entre los cuatro organismos de afectados, Madres, Abuelas, Familiares e Hijos, y también con la colaboración de otros Organismos hermanos que son partícipes de esta lucha. Lógicamente vamos a denunciar todo lo que ha pasado en este año de Gobierno y a reclamar lo que el pueblo merece: fuentes de trabajo. En este sentido no discriminar, porque la gente que ha quedado afuera del sistema laboral ha sido en muchos casos porque pertenece a otro partido político y yo creo que para el trabajo no hay partido político, hay lucha, hay necesidad y hay derecho. Así que el documento será muy extenso, como siempre vamos a leerlo el 24 en Plaza de Mayo previa caminata y en un acto abierto a todos quienes quieran venir, pensamos que va a ser más masivo que nunca.

APU: ¿Cuál es su opinión respecto de la detención de Milagro Sala?

EC: Milagro Sala es una presa política, ella es una luchadora, es una mujer que con errores y virtudes hizo un beneficio enorme para su pueblo, para su gente. Yo fui a verla una sola vez, me emocioné mucho, está presa en una cárcel injustamente. Su marido también estaba detenido, lo soltaron ese mismo día que la visité. Vi las obras que hizo y que las están destruyendo. Acá hay maldad de borrar lo que se hizo.

APU: ¿Ve también una persecución hacia la ex presidenta?

EC: También, sí. Hay denuncias todos los días contra el Presidente de la República y su Gabinete, el Ministro de Cultura, Pablo Avelluto, está denunciado hoy. De eso no se habla ni se investiga y si se investiga no se sabe. Lo del Correo, lo de los Panamá Papers, ahí está.

En cambio a la ex Presidenta la tienen día por medio en Tribunales, a veces caprichosamente como la vez que la hicieron viajar desde el Sur hasta Comodoro Py sólo para registrar sus huellas digitales, cuando podría haberlo hecho donde reside. Ahora, citan al hijo, a la hija… hay un ensañamiento. Yo no digo que no se investigue si hubo un delito, pero hay que probarlo primero. Cuando hay pruebas recién allí debe haber condenas, no antes.

APU: ¿Cómo analiza el rol que están cumpliendo los medios de comunicación en esta etapa?

EC: Yo no soy sabia en nada, sólo en buscar nietos y como maestra, pero los medios son monopólicos, pertenecen a un mismo grupo de pensamiento, creo que hay un solo canal que habla con la verdad y otros lo hacen a medias, con los periódicos pasa lo mismo. Hay monopolio , por eso la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual está parada, siendo una ley que servía para permitir que las comunidades tuvieran sus elementos para informar desde el lugar en donde viven y de la manera libre en que hay que hacerlo y no condicionada. Yo puedo hablar por Clarín, porque la sufrimos a esta empresa y a Magneto, cuando pensábamos que esos dos chiquitos que tenía su dueña eran nietos buscados. No pudo comprobarse, pero igual sus datos genéticos están, si mañana o pasado aparece un pedido van a poder encontrar su identidad.

Hemos encontrado 121 nietos y nos faltan más de trescientos. Nuestros hijos y los nietos colaboran en esta búsqueda. Yo tengo catorce nietos. Mi nieto recuperado, el músico, está haciendo su aporte desde la música en esta lucha y mis otros nietos también, mis hijos lo hacen desde la política para el bien de la Democracia. El día que no estemos más las Abuelas, ellos nos van a reemplazar y seguirán buscando a los que faltan, porque no hay edad para recuperar la identidad.