fbpx Valle de Muñecas también apuesta por el vinilo | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 03.11.2019
Valle de Muñecas también apuesta por el vinilo

En conversación con el programa radial El Jardín de los Presentes (FM Zoe 107.1) y APU Mariano Manza reflexionó sobre la edición en formato vinilo de su última placa “La autopista corre desde el océano hasta el amanecer”, del concierto en La Tangente y mucho más.

Por Mariano Nieva

 

Mariano Manza Esaín es cantante y cerebro de Valle de Muñecas. En conversación con el programa radial El Jardín de los Presentes (FM Zoe 107.1) y AGENCIA PACO URONDO reflexionó sobre la edición en formato vinilo de su última placa “La autopista corre desde el océano hasta el amanecer”, del concierto en La Tangente y mucho más.

 

La imagen puede contener: una o varias personas y noche

Agencia Paco Urondo: Este viernes 1 de noviembre hay un nuevo show de Valle de Muñecas, con el agregado de que presentan en formato vinilo “La autopista corre desde el océano hasta el amanecer” ¿Cómo palpitan los días previos a subirse al escenario de La Tangente?

Manza Esaín: En estos días llega a nuestras manos el disco directamente de fábrica. Así que estamos súper contentos y ansiosos con eso. Es todo un desafío para nosotros trabajar para un formato como el vinilo. En el que solo habíamos hecho un single de dos canciones hace un par de años.

Además, es bastante más complejo que editar un cd o hacer música para streaming. Hay procesos que escapan de nuestro control entre que se termina el master y la fabricación por ejemplo. Por eso, muchas veces un mismo disco que tiene distintas ediciones nunca suena igual.

En este caso, hicimos con la colaboración del técnico Eduardo Bergallo, un mastering específicamente para el formato entre otras cuestiones más técnicas que fue un gran acierto. Y para que puedan entrar de manera pareja las canciones en ambos lados del disco alteramos el orden en que están en el compacto.

Y con respecto al show en La Tangente del primero de noviembre estamos viendo el orden de los temas. Eso sí, vamos a tocar el disco completo incluyendo los temas que hace mucho tiempo no hacemos.

APU: ¿Cuál fue el motivo puntualmente que los llevó a elegir un formato que a la luz de las ventas en todo el mundo parece que volvió para quedarse?

ME: Lo que venimos viendo de un tiempo a esta parte es que la gente que nos sigue compra los cd a pesar de que ya no hay tantas posibilidades de reproducir el formato. Entonces, llegamos a la conclusión de que lo hacen como muestra de apoyo y de cariño para con la banda. Y también porque quieren tener un objeto lindo. Por eso, nosotros siempre nos esforzamos para que los discos tengan una estética.

Alguna vez hicimos un cassette y ahora nos atrevemos a un vinilo. Que en particular te permite trabajar en un tamaño que permite un montón de posibilidades. Entre ellas, apreciar mucho más el arte de tapa.

No me copa entrar en la discusión de si suena mejor o peor que en otros formatos porque cada uno escucha música donde tiene ganas. Entonces, nosotros ponemos nuestro material a disposición en todas las plataformas digitales que haya. Y por otro lado, tratamos de hacer soportes físicos lindos para que a nuestros seguidores les dé ganas de tenerlos.

APU: ¿Cómo fue trabajar nuevamente con este disco y con canciones que además forman parte de lo mejor de la obra de Valle de Muñecas?

ME: Yo estoy bastante orgulloso de todos los trabajos que hice. Pero tampoco los estoy escuchando todo el tiempo. Y volver a meterme con estas canciones que tocamos siempre, que se convirtieron en clásicos de Valle de Muñecas y que no faltan en los shows. Fue algo muy lindo de revisitar. Y lo mejor fue que cuando terminamos el master nos miramos con Lulo Esaín, mi hermano y baterista, y dijimos que disco hicimos la puta madre.

APU: Sos el responsable de la mayoría de las letras y de la música de la banda. ¿Tenés alguna metodología para la composición?

ME: A diferencia de lo que me pasa con la música. Que puedo hacer secuencias de acordes todos los días de mi vida. Las letras que suelen ser en general algo más racional y más hecho a conciencia. No me salen tan fácilmente. Y aunque me gusta lo que escribo. Descarto muchas veces el primer boceto. Por eso, me lleva un tiempo y un ejercicio llegar a los textos que hago para las canciones.

Trabajo mucho además con la métrica de la melodía que tengo en la cabeza. O a veces también juego con la fonética como punto de partida para un nuevo tema. De todos modos me gustaría ser más prolífico.

APU: Tuviste bandas que dejaron su sello en la escena under de los ´90 como Martes Menta y Menos Que Cero. ¿Sentís que hay continuidad con Valle de Muñecas, o estamos hablando de cosas totalmente distintas?

ME: Mira, cada tanto desempolvamos alguna canción de Menos Que Cero donde cantaba y la tocamos. Siento que todo es un devenir. Es un mismo camino. Existen un montón de puntos de contacto con Valle de Muñecas. Hay como una evolución que va pasando por distintos lugares y que tiene que ver con mi manera de cantar, de escribir o de tocar la guitarra. Cuando nació este proyecto actual nos pusimos como meta no tocar temas de otras etapas para así obligarnos en cierto modo a crear material nuevo. Comenzar de cero. Pero bueno pasaron los años y empezamos a recuperar canciones viejas. Cuando celebramos los 10 años de Valle en La Trastienda creo que recién ahí fue la primera vez que hicimos un tema de Menos Que Cero.

APU: ¿Contanos cómo fue que nació ese fabuloso proyecto que integraste con Ariel Minimal y Flopa Lestani que además dejó una sola placa?

ME: Fue un gran momento de los tres. Cada uno tenía su proyecto aparte y este fue claramente uno paralelo que decidimos emprender. Hasta que de pronto se originó una especie de boom en que todos nos quería ver y escuchar. Y creo que en parte esto se dio por haberlo hecho de una forma súper distendida y con un espíritu descontracturado.

Hicimos un solo álbum en 2003 que llevaba nuestros nombres. Y lo grabamos porque un amigo nos dijo que lo hagamos. Que lo quería tener entre sus discos. Que él nos iba a prestar el dinero para editarlo y cuando se vendiera se lo podíamos devolver. Después, estuvimos a punto de concretar el segundo material varias veces pero no lo logramos.

APU:¿Cómo encarás el proceso de grabación de los discos de la banda teniendo en cuenta que además de músico sos productor? ¿Se te presenta algún tipo de dificultad cumpliendo los dos roles?

ME: Al vivir produciendo discos de otra gente y trabajando en estudios de grabación todo el tiempo estoy pensando y tomando ideas de lo que yo mismo hago con esas bandas .Y algunas veces lo termino aplicando a mis proyectos del momento. Por eso, muchas veces los discos de Valle de Muñecas son una especie de campo de exploración y de conejillos de indias. De todos modos, nunca repito una metodología. Cambian claramente los conceptos. Cambio la ubicación de algún un micrófono, la manera de procesar alguna cosa o de mezclar.

Respecto a los discos de Valle los dos primeros, Días de suerte (2005) y Folk (2007) están grabados con la banda tocando y yo cantando en vivo. Del mismo modo se hizo Cualquier Otro Día (1999) la segunda placa de Menos que Cero. Al ocuparme también de la producción la complicación mayor es que no puedo estar en los dos lados del vidrio al mismo tiempo. Por lo que tenía que setear los micrófonos e irme a tocar teniendo siempre algún colaborador listo para que ponga play. En cambio, el disco debut de Menos Que Cero fue grabado por un técnico como Álvaro Villagra dedicado exclusivamente a eso.

Si es verdad que sigue siendo más difícil producirme a mí mismo porque no existe la delegación. Una parte muy importante del rol de producir a otros grupos es que los músicos delegan en vos un montón de cosas. Poder intervenir en discusiones internas que siempre existen. Y tomar decisiones fundamentales. Cuando comencé fui asistente del segundo disco de Massacre “Galería Desesperanza” (1994) .Y toqué el teclado además en el tema “Mi mami no lo hará”.

APU: Y con “La autopista corre desde el océano hasta el amanecer“ en particular. ¿Cómo fue el proceso de grabación?

ME: Cuando arrancamos a trabajarlo era justo el momento en que se estaba yendo Leandro De Cousandier el primer guitarrista de la banda e ingresaba en su lugar Fernando Blanco. Así que estábamos atravesando un impasse y no teníamos los temas que posteriormente iban a ser parte de este material que salió en 2017. Sí había un montón de ideas dando vueltas en mi cabeza. Así que de a poco y a diferencia de los anteriores álbumes lo fuimos armando de a poco en el estudio.

Recuerdo encontrarme con Lulo en la sala y mientras armábamos la batería le mostré las maquetas de las canciones que tenía. Y así de a partes empezamos a registrarlas. Cuando ya le íbamos dando forma definitiva a los temas los llevábamos y las probábamos con el grupo en los ensayos. Algunos funcionaban enseguida y otros necesitaban ajustes. Había una especia de retroalimentación entre la sala y el estudio que estuvo muy buena.

APU: En 2018 apareció “Punk” un EP de cuatro canciones del género en cassette. ¿Cómo surgió la idea?

ME: Es que es la música que nos formó de alguna manera. Y me gusta pensar además que el punk rock estuvo siempre presente en todas las bandas que tuve. En Menos que Cero quizás era más explícito que en Martes Menta. Y en Valle de Muñecas también está en la manera en que desarrollamos las canciones. En el sonido que logramos sacarle a los instrumentos. Y en cómo nos colgamos la guitarra. Te digo más, si nombro cinco de mis bandas favoritas dos al menos vienen de ese palo. Buzzocks y The Jam por ejemplo.

Por otra parte, no somos súper explícitos con nuestras influencias. En este caso había quedado un tema que iba medio para ese lado llamado “Invisibles” y que era un out take del disco anterior. Que no quedó porque no lo habíamos terminado para ese momento. Y también, versiones de “Áspero” de Attaque 77, “Bar extraño” de Mal Momento y “Recuerdos del invierno” de Menos que Cero que veníamos haciendo en vivo. Así que cuando nos dimos cuenta del material que se había juntado pensamos que conceptualmente cerraba para hacer un EP de cuatro canciones. Al mismo tiempo, estábamos analizando el tema del objeto como soporte de la música y decidimos apostar por hacer un cassette con la tapa en blanco y negro. A la manera que nosotros consumíamos el rock en los ’80. De esta manera surgió “Punk” que pudimos sacar el año pasado.

APU: “Más Allá de Valle de Muñecas” es la película que se estrenó en BAFICI EN 2017. ¿Contanos cómo se gestó y que creés que le aporta al seguidor de la banda?

MR: Lo primero que me sale decir es que me parece impactante el verme en pantalla gigante. Y el docu está buenísimo. Todo comienza cuando dos amigos, Emiliano Cativa y Federico Pérez Losada, director y productor respectivamente. Nos proponen hacer una peli de la banda. Aceptamos y comenzaron a seguirnos a todos lados durante cuatro años. Documentando todo lo que hacíamos. Vinieron con nosotros de gira. A todas las grabaciones de “El Final de las Primaveras “. Y a ensayos, notas y festivales en el interior del país.

Al final, el documental se termina articulando al show de presentación del disco en La Trastienda. Y la idea fue ir haciendo un ping pong entre el recital y el proceso de grabación y los ensayos de este álbum. Así que me parece que hay muchos detalles lindos de ver para la gente que nos sigue.