Cultura //// 03.02.2019
Una alegoría sobre una ficción argentina

Porque la ficción y la realidad no pueden dejar de pensarse como tensión de una construcción, presentamos " Alegoría sobre una ficción argentina". Por Ezequiel Palacio.

Fotos: Maro Mendoza

Por Ezequiel Palacio

Hablás de fútbol y te putean. Hablás de religión y te putean. Hablás de música y te putean. Hablás de giladas y te putean, de canas y te putean. Ok.

palacio2

El porteño casual putea por todo, porque sabe de todo. Sin embargo, según datos estadísticos del Gobierno de la Ciudad, en 2010 el 30% de la población hasta 25 años había abandonado los estudios secundarios. Además, sólo el 34% de los porteños logra terminar sus estudios universitarios.

-Eso no significa nada

-No, claro que no, pero… sólo la educación nos hará libres

-¡Ahhh, borrate zurdo!

Autolimitante, con el horizonte a la altura de la punta de su nariz y una cosmovisión de “espejito espejito quien tiene la verga más grande en este mundo pequeñito”, sumado a una estructura lógica de aprendizaje virtuoso en viveza criolla que no tiene la más vaga idea de su origen, nos arroja un flexible y siempre a mano de obra militante de la tv monopólica, a la plastilina política más vergonzante de la región.

palacio2y

-Ese párrafo está mal redactado

-El párrafo está bien porque así quiso el autor jugar con las palabras.

-Soberbio de mierda…

País aparte.

Hace unos días conversaba con un amigo sobre vínculos afectivos, parejas y sus problemáticas, quilombos existenciales, fascinaciones de la imaginación, economía y política. Sí, todo mezclado. Porque así se preparan las ensaladas en el mundo, mezclando todo. Y mi amigo me hacía la siguiente enumeración: desde que el macrismo asumió el poder, la deuda argentina (millón más, millón menos) asciende a 56 millones de dólares. Por otro lado, el CEO y cofundador de Facebook, Marck Zuckerberg, acumula ya una ganancia neta de 71 millones de dólares, sólo por nombrar al millonario número 5 del mundo en 2018, según la Revista Forbes. Siguiendo el juego perverso, este chango genio de la computación aplicada a la sociedad podría comprar la deuda argentina y le sobrarían unos cuantos millones más como para ponerse un kiosquito y recuperar así la inversión.

-¿Pensás que es absurdo, no?

-Es posible. Aunque viniendo de vos es bastante pelotudo…

-Si la memoria cortoplacista no se te nubla, recordarás que los Fondos Buitres son eso mismo: gente con guita que compra deuda de países empobrecidos por las políticas económicas del FMI, con sede central en Washington.

-Bla bla bla, zurdo trosko sirio palestino mapuche libanés de sudán con membrecía apóstata mercenario de Maduro, Kuwait y la princesa Diana asesinada en un túnel por el komando kk para cambiar el futuro de la región.

Parece de Capusotto pero hay mucha gente que ante la imposibilidad de argumentar y defender con ideas una postura política, asumió el rol del estúpido mental lobotomizado por la prensa oficialista.Sí... sí... sí, ya sé que es una frase súper hecha y que me acusaran de kk y tooooooodos sus derivados… pero para confirmar lo que digo, pa' muestra basta un botón. Pero aguantemos los trapos… quiero decir: al margen de los calificativos de la politiquería barata, pensemos un ratito en esta idea.

Marck Zuckerberg compra la deuda del Banco Central, y pim pum pam… los fondos buitres de antaño, que se animaban a retener fragatas mercantes de bandera nacional en puertos africanos, ahora camuflados en simpáticos CEO rubiecitos de empresas transnacionales, dueñas de la información más simple y personal del planeta: la de todos los usuarios de redes sociales. Documentación personal, gustos personales, políticos, sexuales, inversiones económicas, proyectos culturales, gastos de ropa y calzado, comida, viajes, libros, uso y destino de la pornografía, inclinación por candidatos presidenciales, opinión sobre la ética, la medicina, la moral, religiones, denuncias, violaciones, intentos de suicidios y bla bla bla… todo lo que somos y producimos como seres sociales en un mundo feisbukeado hasta en el detalle.

Mi amor, la libertad es fanática. Ha visto tanto hermano muerto, tanto amigo enloquecido…

¿Orwell, so´vo?

Como ahora, que no es como antes y antes, que no es nunca todavía, iremos a la plaza a recibir al mentado dueño de la deuda, quien mediante algoritmos virtuales y feisbuqueros propondrá por su red social una juntada masiva en la histórica plaza, vallada hasta el hartazgo por los ratis de la federal.

Asistiré. Me interesa. Me encanta. Los likes por miles.

Campañas virtuales de asistencia al curioso argentino porteño y al rezagado viajante interino, que vino a ver qué onda esto de meterle banderas al dueño de la deuda… seguro ahora vamos a estar mejor. Este se alía con Google porque hacen todo juntos y por fin el país sale adelante… es más, alguien se animó a imaginar un doodle, tan marca registrada del magnate buscador: Maradona y San Martin jugando un Coca-Cola, mientras Favaloro corta una cinta de inauguración con una tijera de quirófano en una plaza del conurbano, a la que le pusieron ventiladores de campaña Vidal 2019. Fake, señor juez, es un fake… pero ahí vamos. La suerte ya está echada.

Los valores nacionales bien representados

Entonces es cierto. El quinto hombre más rico del planeta (somos 7 mil millones de personas en el mundo) puede hacerse dueño de una deuda, lo que sería equivalente al sutil hacer dueño literal del país, de este país o de cualquier otro, que necesite el dinero… Y como todo buen administrador de deudas y capitales, entonces empiezan a aparecer las primeras medidas democráticas: quien sea empleado de comercio, por ejemplo, podrá utilizar su red social para trabajar horas extras desde la casa o bien en el colectivo de vuelta a la casa, para encargarse de las ventas virtuales.

Bien podría ser cierto, ¿verdad?

Como en esa app que mediante un algoritmo más los datos de geolocalizacion brindados por el GPS de todos los aparatos telefónicos, más el procesamiento de datos en tiempo real de Google, más la asistencia informática de los algoritmos en gustos gastronómicos de Facebook, puede llevarte antes de los 30 minutos el almuerzo que pediste porque dos horas antes habías visto una publicidad en tu red social del Emporio de la Milanesa Chúcara.  Bien podría llamarse Ra pi o explotemosVenezolanosColombianosYPobresArgentinosTotalEstosNegrosParaAndarEnBicicletaNacieron, lo que en castellano tradujeron en Glo vo. Rancia se la verán con esto de fabricar algoritmos que tengan que ver con el control social. Aunque ni lerdo ni perezoso este Zuckerberg ya pensó en dejar que la CGT histórica argentina se ocupe sola de su propio laberinto político. Alcanza y sobra. Será cuidadoso en ridiculizar el clamor futbolero de un “poné la fecha la puta que te parió”.

Todo en tiempo real. Las noticias… ese mundo tan chichipio que mozzarella con café y bosta de caballo en La Rural después de un palito de agua Ortega cantando siempre la felicidad la la la sí podemos sí podemos sí podemos y gol de bocariverriverboca más quilombo de presión de la abuela menos los intereses negociados a cien años por la devaluación y el libre precio del petróleo porque las naftas son como un flan con crema que se come el CEO de Monsanto galardonado con el Ministerio de Agroindustria bonaerense y Ritondo con Seguridad juega al ajedrez con el narcotransa porque Argentina es un país de tránsito y no de consumo... snif snif snif... suenan las napias en los baños del Congreso. Esnifadores seriales de un juguete a pilas Made in China, rancia de tanto sulfatarse.

-Disculpame, este párrafo no tiene ningún sentido.

-Te disculpo. Este párrafo es una síntesis del uso de la información en argentina. 

palacio3

La parodia no tiene mucho sentido aunque me sorprende un poco el nivel bajo cero del termómetro social. La tolerancia a la intolerancia como disputa mediática. Las tribunas de la confusión en horario part time. Columnistas periodísticos diciendo que nada, que todo, que un globo pasa volando mientras el precio de la luz se disparó casi un 2000% para mantener infraestructura al precio de un robo pero hoy más de cien mil usuarios se cagan de calor porque, ohhh, explotó una fase eléctrica y no hay recursos para reponerla. Eso mismo, reponerla. Nos la re-ponen, pero tranquilo señor lengua de filo mordaz… no se muerda, no se corte. La llaga hará que vote contra sus propios intereses de clase y lo convencerán de que así es como se sale de un pozo sin profundidad donde nos metieron porque pueden y porque Facebook…

Fotos, por orden de aparición:

Ph portada: Maro Mendoza. Barrio Las Tunas, Pacheco.

Ph1: Maro Mendoza, Retiro, CABA

Ph2: Maro Mendoza, Hospital Borda, Barracas, CABA

Ph3: Maro Mendoza. Tv callejera, Pacheco.