fbpx Sobre la respuesta de Altamira a Galasso, por Alejo Rossi
Cultura //// 10.01.2011
Sobre la respuesta de Altamira a Galasso, por Alejo Rossi

st1\:*{behavior:url(#ieooui) }

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:"Tabla normal";
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-parent:"";
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:"Times New Roman";
mso-ansi-language:#0400;
mso-fareast-language:#0400;
mso-bidi-language:#0400;}

Capital Federal (Agencia Paco Urondo)

Se me hizo un poco complicado leer la respuesta de Jorge Altamira a Norberto Galasso, ya que el título de la misma “Qué bajo caíste Galasso!”, se contradice con las primeras líneas en las que afirma que “no le sorprende” que el historiador se sume a la campaña “macartista” del gobierno nacional. Me queda la duda si es que estaba utilizando un recurso irónico, un desliz en un discurso tan largo o si es una más de la cantidad de incoherencias, falacias, paradojas o ladridos echados así nomás sin fundamentar que pueblan el escrito.

Desde el vamos, creo que es una falta de respeto decir que a la Ministra de Seguridad, le “soplan al oído”. Pareciera, no estoy seguro, que la considera una jovencita en un examen en el que no tiene idea de nada y necesita que la ayuden. Tengo mis dudas de que así sea, sobre todo viendo la manera en la que desde su anterior cargo y sus comienzos en el actual, se viene desempeñando. Sin contar su pasado de militante. Me encantaría verlo debatir abiertamente con Nilda, a ver como sale el tema..
Para quien no sepa y le interese aprender o saber algo sobre el trabajo de Nilda Garré al frente del Ministerio de Defensa, de modo de poder contrastarlo con el de ministros anteriores o al menos con las palabras de Jorge, es solo cuestión de buscar información en los medios, en internet o por ahí también en su memoria cercana, en lugar de quedarse con la frase “le soplaron al oído”.
Después Jorge dice que la nota de Galasso fue difundida de manera “instantánea y profusa”. Lo de instantáneo no lo entiendo, lo “profuso” que puede ser que se propague por algunos cuantos blogs, en términos de lo que eventualmente pudieran incidir en la opinión pública, me deja otras dudas. No oí a ninguna vecina, ni almacenero ni al mozo del bar hablando de la nota.
Ni hablar que leo su respuesta publicada en el mismo medio en el que afirma casi sin lugar a dudas, “seguramente”, que no publicarán su respuesta.
Habría que ver qué se entiende por profuso. Pero bueno, suponiendo que así fuera, llamarles “alcahuetes” a quienes divulguen la opinión de Norberto Galasso, la verdad, me parece medio flojo. ¿Tan seguro está de que cada medio o individuo es un alcahuete del gobierno? ¿No hay kirchneristas sinceros para èl?
Sobre la “bancarrota política y la bajeza” de Galasso a la cual Altamira refiere como una obviedad, a partir de que Norberto dice: “pensá en los pibes que podés arriesgar”, no se si tiene sentido aclarar algo. Me pregunto si no se da cuenta de la realidad, el hecho de que efectivamente está arriesgando pibes.
También me pregunto si el par de veces que utilizó el adjetivo de “cortesano” es una licencia poética o si realmente piensa que Cristina es la Reina Cristina y que el gobierno semeja una monarquía, como tanto aseguran desde hace años los medios de comunicación de mayor llegada. De ser así, estaríamos en serios problemas para comunicarnos, entendiéndonos mínimamente. Pero bueno, la respuesta de Altamira es larga, sigamos sin detenernos en los detalles.
Después perdí un poco el norte, porque me encontré riéndome cuando leí que Norberto había caido en un “pozo de inmundicia” según Altamira. Sí, esa sí es una licencia poética, pero muy punk, ciertamente, digna de Ricky Espinoza. Pero luego, encontré apenas al margen de una efusiva expulsión de sandeces, que Jorge dice “los troskos son funcionales a Duhalde” como a la pasada. Y se desentiende de la cantidad de párrafos en los cuales se basa la carta de Galazo.
La convaleciente correlación que hace del asesinato de Ferreira con la masacre de dos campesinos tobas y de dos pobladores de Soldati insulta a la persona de bien.¿Se puede decir eso sin al menos justificar o al menos conjeturar el porqué de semejante afirmación?
También me pregunto qué pacto firmó el gobierno con Macri. ¿Qué obtienen como beneficio cada uno?
En el parrafo siguiente ya pasamos a la acusación lisa y llana, ya que de manera explícita afirma que el “asesinato de Mariano Ferreyra obedeció a la necesidad de defender las tercerizaciones”.
Un poquito después se autodenomina pareciera que con orgullo como “convertido en el enemigo principal” según una sucesión de razonamientos que, la verdad, no parecen muy conexos. Me imagino la cantidad de horas diarias que el gobierno le dedica en sus reuniones de gabinete, por ejemplo, a los troskos…
Pero bueno, cuando luego afirma que “Galasso no se aparta del encubrimiento de la patota que asesinó a Mariano Ferreyra en ningún momento de su texto.” Yo entendí, más o menos, que si alguien no se aparta, está cerca. O sea que para Altamira, Galasso está cerca del encubrimiento del asesinato de Mariano Ferreira.
Y ahí sí, me aburrí de discutirle a alguien que sinceramente parece recién bajado de un plato volador. (Agencia Paco Urondo)