fbpx Rock del país: llega la película sobre el mítico bar ‘Stud Free Pub’ | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 01.12.2019
Rock del país: llega la película sobre el mítico bar ‘Stud Free Pub’

Entrevista a Damián Originario, productor y realizador del documental “Stud Free Pub”, el mítico espacio de rock local en donde dieron sus primeros pasos Sumo, Los Redondos y Soda Stereo. Por Mariano Nieva.
 

Por Mariano Nieva

 

Damián Originario es productor, ideólogo y realizador, junto al Topo Raiman, baterista de Los Pericos, de un documental sobre el mítico boliche Stud Free Pub. En conversación con el programa El Jardín de los Presentes (FM Zoe 107.1) y AGENCIA PACO URONDO repasó las anécdotas que los dueños del lugar le contaron sobre los grandes artistas del rock local que frecuentaban el bar y que fueron la inspiración para encarar este trabajo.    

Agencia Paco Urondo: ¿Cómo nace la idea de hacer un documental sobre el Stud Free Pub?

Damián Originario: Este proyecto venía dándome vuelta desde hace mucho tiempo. Y fue posible por un lado porque gracias a Dios soy amigo de los que fueron los dueños del Stud Free Pub, Claudio Izsac, Raúl Romeo y Carlos del Rio, y, por el otro, por tener desde siempre una amistad también con Ariel Topo Raiman, baterista de Los Pericos. 

Muchas veces los socios me contaron historias sobre el Indio Solari, Luca Prodan y Gustavo Cerati. Y encima que a mí me gusta mucho el rock, te imaginas que todo eso se me fue metiendo en la cabeza. Pasó el tiempo y un día luego de cinco años se dio un reencuentro entre Claudio, Raúl y Carlos. Porque uno de ellos vivía afuera. Y ahí me di cuenta que se habían vuelto a encontrar tres tipos que sin saberlo habían hecho algo realmente grande. Inmediatamente lo llamo al Topo y le cuento que estaba siendo testigo de la historia de un boliche que fue un icono de los ’80. En donde dieron sus primeros pasos desde Los Redondos, Soda Stereo,  Sumo, Fricción y Los  Enanitos Verdes hasta Rubén Rada y César Banana Pueyrredón, entre mucho otros.

Ariel además de ser mi amigo me parecía que era la persona indicada para ser mi socio en la producción porque él se dedicó mucha a veces a dirigir los videos de Los Pericos. Así que le tocó la difícil tarea de armar este rompecabezas que es la película. De esta manera nos encaminamos en el proyecto de hacer el documental.

APU: ¿Se les cruzó por la cabeza en algún momento que se estaban metiendo con todo un símbolo de la cultura rock argentina?

DO: Si, sabíamos que los dueños habían dejado la vara muy alta y por eso con el Topo nos decíamos frecuentemente que nos estábamos metiendo con un lugar sagrado. Lo que nos obligaba a estar a la altura. 
Creo además, y espero que nadie lo tome a mal, que el Stud fue como una segunda Cueva, ese mítico reducto que albergó a buena parte de los músicos en los ‘70. Por el boliche de Belgrano pasaron casi todos los artistas que después hicieron grandes carreras y que dejaron una huella profunda en el Rock Argentino. Ricardo Mollo, por ejemplo, al principio iba como público hasta que un día comenzó su vida como artista ahí mismo.

APU: Sabemos que en el lugar donde existió el boliche no hay ningún registro que lo recuerde. Como una tragedia cultural que se repite y que condena en este caso a espacios culturales tan importantes al olvido.

DO: Totalmente de acuerdo. El Stud estaba ubicado en la intersección de Av. Libertador y Pampa, en el barrio de Belgrano, donde hoy se levanta un monstruoso edificio de varios pisos y en donde siempre pienso que quizás en ese lugar viva un/a pibe/a que le gustan Los Redondos y que no sabe que allí funcionó un espacio donde su banda favorita empezó a tener repercusión. Ese también fue un disparador: el pensar que en ese lugar funcionó un reducto tan emblemático. Y que hoy podría ser tranquilamente un centro cultural porque también podías encontrar teatro alternativo con gente como Divina Gloria y Ronnie Arias. 

APU: Una dificultad que se presenta cuando se aborda una investigación de este tipo sobre aquellos años es la falta de material de archivo. ¿Cómo fueron resolviendo este inconveniente?

DO: Mirá, cuando arrancamos estábamos súper contentos y entusiasmados, después caímos en la cuenta que en este periodo, en el cual funcionó el Stud y en donde no existía la tecnología que hay en estos tiempos, no íbamos a poder conseguir mucho material. Entonces se nos ocurrió ir a medios gráficos como Clarín y revista Pelo y buscar las crónicas de algunos shows. 

Investigando, nos enteramos que también ahí había tocado Autobús, quienes hoy son Los Rancheros y Cosméticos, donde su cantante, que era Julio Breshnev, hoy está al frente de Vetamadre. Después afortunadamente comenzamos a encontrar muchas fotos. Descubrimos que había mucho material fílmico de recitales de Sumo, de Clap que era la banda que tenían Diego Frenkel y Christian Basso antes de formar La Portuaria. Y de Fricción, con Gustavo Cerati.

También nos enteramos que Pipo Lernoud se había casado allí y después de contactarnos con él nos mandó increíbles imágenes de la boda. 

Por todo esto es que también sostengo que este trabajo es producto del amor puro que siento hacia los dueños del lugar, el rock y el propio Stud. Sin ese cariño no podría haber sido posible. Yo no vengo del palo del cine entonces tengo decir que esta película fue hecha enteramente a pulmón y pensando todo el tiempo como tenía que ir encarándola. Como hacía para llegar a los músicos, como Solari, por ejemplo. Pero la verdad es que con sólo mencionar el Stud se me fueron abriendo puertas enseguida.

AUDIO: recital de Los Redodos grabado en Stud Free Pub (1985)

APU: Muchas veces los lugares, y más en esos tiempos, servían no solo para encontrarse y disfrutar de las bandas que tocaban en vivo, sino también para protegerse de los peligros que acechaban en las calles. La dictadura se respiraba todavía.

DO: Absolutamente, en aquella época te enterabas de lo que pasaba viendo un aviso pequeño en el diario, un afiche en la vía pública, o con el llamado boca en boca. El lugar tenía una capacidad para 100 personas aproximadamente aunque a veces se estiraba un poco más. Muchos músicos cuentan que una vez que estaban dentro del Stud Free Pub ya estaban tranquillos, sabían que ahí no iba a pasar nada. Que teniendo en cuenta lo complicado del contexto  los dueños iban a poder resolver cualquier situación que se les pudiera presentar con la policía. No hay que olvidar que el periodo en que funcionó el lugar fue entre los años 1982 y 1985, es decir entre la transición de la dictadura y la democracia.

APU: Dijiste que los dueños te contaron muchas e increíbles anécdotas. ¿Podés compartir con nosotros algunas de ellas?

DO: Si claro. Hay una que la conté mil veces. Haciendo el docu me entero que una vez Timmy McKern, que era en aquel tiempo manager de Sumo y hoy de Las Pelotas, le pedía todo el tiempo a Raúl, uno de los dueños y encargado de armar la grilla de shows, que por favor dejara tocar a una banda que recién comenzaba y que tenía un cantante recién llegado de Italia que se llamaba Luca Prodan. Y otra anécdota que me contó Claudio, otro de los propietarios, es que por ejemplo una noche tocaban Los Redondos y en la prueba de sonido que se hacía unas horas antes (con el boliche cerrado) el Indio les pidió a ellos y a los empleados del lugar que le dieran su opinión sobre un tema nuevo que estaban mostrando y que era “Preso en mi ciudad”. Una locura.

APU: Y ahora que pasaron las primeras exhibiciones con muy buenas repercusiones por parte del público y de la prensa ¿Cómo esperan que sean los próximos pasos del documental?

DO: Las primeras proyecciones fueron a sala llena en el Festival Internacional de Mar del Plata donde quedó gente afuera. Y en el Encuentro de Cine Documental Musical un muy lindo evento que se hizo en La Casa del Bicentenario de la Ciudad de Buenos Aires. De todos modos, con Ariel  tomamos estas funciones como preestreno ya que esperamos armar algo grande para darle un marco oficial al lanzamiento del docu antes de fin de año de ser posible.

Y para que esto ocurra y  la peli se pueda mostrar en la mayor cantidad de lugares posibles el trabajo que está llevando a cabo Baltasar Tokman es muy importante para nosotros. La verdad es que estamos muy ansiosos por la respuesta de parte del público porque creo que es un gran film en el que está desde el Indio a Charly que a mi criterio son los artistas más grandes que hay.

Así que ojalá lo pueda ver la mayor cantidad de gente posible. Este deseo no tiene que ver con una cuestión económica porque sabemos que no se gana dinero con esto. Sino más bien con que es un producto hermoso que tiene que ver con la cultura y en donde todos los grandes grupos y solistas cuentan sus primeros pasos, como empezaron y como llegaron a ser tan reconocidos.

APU: Es imposible no tener la certeza que el documental está pensado también para que las distintas generaciones tengan la posibilidad de descubrir o volver a revivir lo que sucedió en el Stud Free Pub.

DO: Sabemos que hay muchos chicxs que conocen el Stud por el famoso disco pirata de Los Redondos fechado el 13 de julio de 1985 que está tomado de la consola del boliche y en donde hay un par de canciones inéditas que nunca fueron grabadas en discografía oficial por la banda y que la gente atesoró dede siempre. 

Entonces el fin es ese también, que lo conozcan por un lado los que nunca escucharon hablar del Stud Free Pub. Que no saben por ejemplo que el nombre viene de un lugar que había antiguamente  en el que se criaban y reproducían caballos. Y por el otro los que sí lo conocieron, que los ayude a rememorar viejas épocas. 

AUDIO: escuchá la entrevista completa (El Jardín de los Presentes (FM Zoe 107.1)