Cultura //// 29.04.2018
Reclamo en la Feria del Libro: ¿Por qué el Gobierno porteño quiere cerrar 29 profesorados?

Lucía Pelourson es miembro de la conducción del Centro de Estudiantes del profesorado Normal 1 y de la Junta Representativa de la Coordinadora de Estudiantes Terciarios. En diálogo con APU analizó cuál es el conflicto detrás de la protesta en la Feria del Libro. 

Por Enrique de la Calle

APU: El jueves hubo una protesta en la Feria del Libro que tuvo mucha repercusión mediática. Sin embargo, se habló menos sobre el por qué del reclamo. ¿Cuál es el reclamo que le están haciendo al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires?

Lucía Pelourson: Eso es lo importante, además. El 22 de noviembre del año pasado, el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y su ministra de Educación, Soledad Acuña, anunciaron en una conferencia que iban a presentar un proyecto para cerrar los institutos de formación docente, que son 29, para crear una una universidad (UNICABA). En esos institutos están condensadas todas las carreras de formación, desde el nivel inicial hasta el superior. Frente a eso, la comunidad educativa completa (estudiantes, profesores y directivos) rechazaron la propuesta y pidieron una mesa de diálogo. 

APU: ¿Cuál sería el beneficio de cerrar esos institutos?

LP: Según lo que anunció el gobierno en esa conferencia tenía que ver con jerarquizar la formación y así resolver los problemas de los docentes. Nosotros le respondimos que si querían jerarquizar la formación tienen que pagar mejores salarios, poner en condiciones las escuelas, resolver la precariedad laboral de muchos profesional. No se resuelve cerrando los institutos. El gobierno quiere instalar como debate, si la formación tiene que ser terciaria o universitaria. No estamos en contra de que sea universitaria, pero el tema es que lo quieren hacer cerrando los institutos. Y ahí se ponen en juego muchos puestos de trabajo. No hay nadie de la comunidad educativa que haya sido convocado para trabajar en los lineamientos de esa universidad. No se conocen las líneas pedagógicas que se van a considerar. 

APU: ¿Cuántos puestos de trabajo están en riesgo?

LP: Es difícil responderte un número concreto. Pero imaginate que son 29 las instituciones y en todas se dan más de una carrera. En el González se dan 13 o 14. Muchas. Por supuesto, que no hay un plantel docente por institución, sino que hay docentes que recorren más de un instituto. Pero te doy un ejemplo: en el Normal 1 se cursan dos carreras y hay 1000 estudiantes. Estamos hablando de muchas carreras, de muchos alumnos y de muchos profesores. No nos dicen cómo una universidad va a incluir a todo ese universo. 

APU: Desde aquella conferencia en noviembre del año pasado, ¿el Gobierno nunca los recibió?

LP: Nunca. Lo único que hizo fue convocar a una jornada de debate donde no nos invitaron. Solo fueron convocadas personas que estaban a favor. Por supuesto, esa jornada no llegó a nada y nunca más se hizo. 

APU: ¿El proyecto se está discutiendo en la Legislatura porteña?

LP: Está en la comisión de Educación. El martes pasado, fueron dos especialistas, una de la universidad de Buenos Aires y otra de la de San Andrés. Una pública y otra privada. Las dos dijeron que este proyecto no tiene ni pie ni cabeza, que no era viable y que no sirve para resolver los problemas de la formación. 

APU: ¿Creen que detrás hay un intento por achicar la cantidad de carreras de formación? O simplemente se trata de una iniciativa mal diseñada. 

LP: Hay un poco de las dos cosas. Con respecto al cierre de cursos, no lo sé, pero desde hace años está dando vuelta la propuesta de virtualizar algunos cursos (cumplirlos por internet). Eso va a hacer que algunas carreras pierdan jerarquía, porque el proceso de enseñanza es diferente. 

APU: ¿Qué supone que va a pasar luego de lo que ocurrió en la Feria del Libro? ¿Es posible alguna instancia de diálogo?

LP: Cuando Larreta inauguró la sesión legislativa, el primero de marzo, dijo que éste era uno de los proyectos más importantes de la gestión. Con lo cual van a seguir intentándolo. Sin embargo, creo que van a cambiar la estrategia, porque el tema se visibilizó, y después de lo de la Feria del Libro se rompió el cerco mediático. Más allá de lo que se dijo sobre nosotros, se logró instalar el tema. Si van a dialogar, no lo sé, hasta ahora nunca lo hicieron. 

APU: ¿Van a insistir con esa mesa de diálogo?

LP: Vamos a seguir con nuestro reclamo. El pedido de la comunidad educativa es que se retire el proyecto. No sé si la gente lo pudo leer, pero el proyecto tiene 15 artículos, es un papelón, es nefasto. Eso no significa que no creamos que haya que mejorar la formación docente, sabemos que hay muchas cosas para mejorar. Pero estamos seguros que la salida no es cerrando institutos.