fbpx Opinión: Kirchnerista y de River
Cultura //// 29.06.2011
Opinión: Kirchnerista y de River

 
Capital Federal (Agencia Paco Urondo, en el Blog Los Huevos y las Ideas)
Soy de River, soy.Una ola cuando nace, empujada por el viento, tiene como destino fatal la playa. Sólo ante la prepotencia de lo concreto, la arena o la roca, es detenida. Desanda luego su camino para, una vez más, repetir el ciclo y nacer. Así el destino de River parecía marcado, inexorable, a partir de ese campeonato en el que Simeone decidió alejarse. El final es previsible. Era previsible. La suma de los acontecimientos prefiguraba el descenso.
Entiendo pero no justifico a los que, desbordados, arrojaron parte del Monumental hacia la cancha. Ni los jugadores de Belgrano (felicitaciones) ni los de River merecían eso. Pagar una entrada no te da derecho alguno a involucionar, a convertirte en simio. No es, además, Pavone el responsable del descenso. Tampoco López o Passarella. Tiene su cuota pero no es mayor la de Cappa a la de Astrada o Gorosito. El padre de esta derrota tiene nombre y apellido y todos sabemos quién es. El deterioro institucional, de tantos años, repercute finalmente en el plano deportivo. Esos que se dicen hinchas, que cantan que llegó la hinchada cuando entran, también cargan una pesada mochila sobre sus espaldas. Su responsabilidad no es menor.La tristeza es honda. Mayor aún porque algunos inadaptados no supieron afrontar con orgullo e hidalguía el empate que nos deposita en la B. Recién puedo nombrarla. La B. Ahí jugaremos y, si bien será un estigma en la historia del club, no es motivo de deshonra. El honor está adentro, al lado del corazón, caliente. Y no es la mirada del otro.Pavone, gracias. Lamela, gracias. Pereyra, vos también. Juan Pablo, Jota Jota, Daniel Alberto, gracias por poner el hombro y su historia en esta difícil circunstancia. Pelado Almeyda, seguí. Gracias a vos también. No le hagan caso a los que saldrán ahora a aprovechar el momento. Aunque sean glorias pasadas del club, no son parte del presente. Aquel que se pone por encima de River no merece ser llamado hincha, porque como dijo el General: primero el Fútbol, luego el Club y, finalmente, los hombres.Por ahora seguimos nadando contra la corriente de nuestra propia historia. Pero River, como la ola, sabrá renacer.De River, yo soy.Posdata: de un hincha de River y militante del proyecto nacional y popular, a una hincha de Gimnasia y militante del proyecto nacional y popular: Presidenta, River merece seguir en el Fútbol para Todos, para que todos y todas podamos seguir su campaña, ahora más que nunca y como siempre.
 
 
(Agencia Paco Urondo)