Cultura //// 15.05.2016
“Nuestro próximo disco va a ser triple (como Sandinista! de Los Clash) y se llamará Justicialista”

Luego de buscarlo por cielo y tierra, incontable cantidad de veces, Agencia Paco Urondo pudo concretar una entrevista con José “Pepo” San Martin, voz y guitarra de los Científicos del Palo. Al momento de atender el teléfono confesó ser fan de nuestro medio: “Los sigo siempre, hijos de puta”, sentenció. Aquí el resultado del inicio de un amor correspondido entre el periodismo militante y el rock and roll comprometido.

Por Rodrigo Lugones
APU: Escuché y leí la canción “Ceilán”, es clara la influencia de Discépolo y la reflexión sobre lo pasó en el país este último tiempo, ¿cómo surge este tema y por qué aparece?
José “Pepo” San Martin: El tema es así, nosotros sacamos un disco que se llamó “Gorilophrenia” en el 2010, o sea que fue compuesto un año antes, aproximadamente, en el contexto del conflicto de la 125, con la patronal del campo. Y la verdad es que yo iba a llevar a mi hijo en bici a la plaza y me cruzaba con 4 x 4 cortando las calles, “caceroleando”, y me producía un grado de violencia que no podía entender. No solo me hacía enojar, sino que era imposible razonar por qué la gente salía a defender a millonarios, cuando el Estado quería quitarles un poco de su renta extraordinaria. Y bueno, ese disco fue compuesto en el medio de ese quilombo, es un disco bastante violento, desde lo musical también. Está grabado con los recursos que teníamos en el momento, es bastante limitado, pero bueno, fue un disco muy bien recibido por los que gustan de lo que hacemos. Y este año decidimos reeditarlo. El sello nuevo en el que estamos nos dijo: “Che están rompiendo las pelotas con este disco, editémoslo de nuevo”. Y yo dije bueno, pero agreguemos un tema nuevo. Fue una especie de reacción, impulsada por la misma sensación de tristeza que me produjo aquel momento. He leído a Discépolo, a Mordisquito, y me parecía muy noble y muy aplicable al contexto actual, así que agarramos un monologo que creo que es del 51, y tomamos esa idea del Té de Ceilán, que es medio un clásico de él y lo pusimos en la letra, que es, básicamente, una reacción al contexto actual.
APU: Cuando uno escucha canciones de “Gorilophrenia” pasa algo muy loco. “Somos el enemigo”, por ejemplo, una la escucha hoy y parece que estuviera hablando de este momento histórico, ¿no?
JPSM: Sí, porque la verdad es que yo hablo mucho de la clase media pero tengo que admitir que soy parte de ella, algo me toca a mí de toda esa mierda que representa para mí la clase media. Esa idea de que si me va bien es mérito propio y si me va mal es por culpa del Estado. Entonces tuve que decir eso que somos el enemigo. Yo creo que hice lo que tenía que hacer, pero también creo que soy parte de ese conjunto. Y la verdad es que me emociona mucho, porque somos una banda independiente (o lo éramos hasta hace dos meses jaja).
APU: Antes de que se prostituyeran en el mercado discográfico…
JPSM: Antes de que firmemos para un sello minúsculo, que tiene un nombre en inglés: una vergüenza. Algo que me da mucha tristeza, pero calculo que es algo que, desde adentro, vamos a lograr cambiar (risas). Estoy muy agradecido a: “Somos el enemigo” por lo que produce esa canción cuando la hacemos en vivo, creo que la gente la entendió muy bien.
APU: Ustedes tienen una postura muy clara sobre las condiciones de producción del arte, la importancia de la independencia, son muy críticos del negocio discográfico.
JPSM: Hablar de arte me da un poco de vergüenza, pongamos al arte en términos minúsculos, no hablemos de “El Arte”, de Marta Minujin, de Federico Klem. Me parece muy mezquino de parte de los hacedores de arte pensar en el rédito particular y no en que tienen una responsabilidad, y hablo de cualquier arte: pintura, literatura, cine, etc. Me interesa cuando hay algún tipo de crítica, o un análisis de un contexto y algún tipo de riesgo (ojo, a mí también me gustan los artistas que hacen canciones que no hablan de un choto, me gusta toda la música, pero me parece más emotivo cuando me interiorizo en lo que piensa un artista y veo que está diciendo algo que le genera algún tipo de riesgo. Qué se yo, Lennon, por ejemplo, que pasa de la beatlemania a sus discos solistas totalmente sacado
APU: Con los Panteras Negras, ¿no?
JPSM: Claro, y la CIA persiguiéndolo. Un chabon que es millonario, que podría comprarse su propio país y seguir grabando, y sin embargo él seguía sacado, en esa.
APU: Hace poco se conoció que Lennon aportaba dinero a un partido marxista de Estados Unidos.
JPSM: Claro, por eso. Hay un documental que se llama “Lennon contra la CIA”, o algo así. Es increíble, ¿no? Entonces veo que eso me hace emocionar, y obvio que estamos hablando de uno de los mayores genios de la música de la humanidad. Mc Cartney, por ejemplo, me vuela el cerebro pero cuando tocó en Rusia después de “Back in the URSS”, era raro, ¿viste? Festejando la caída del comunismo. “MaCriArtny” (risas), me encanta, obviamente, pero le tengo un poco más de recelo que al otro que era hermoso. Ahí está lo que termina de hacer emotiva a una obra, cuando ves un riesgo. Imaginate que nosotros que somos células en el universo del rock, tenemos un mínimo riesgo que nos chupa un huevo, porque no dejaríamos de hacer lo que hacemos por temor a que vayan diez tipos menos. No digo que nosotros seamos un ejemplo, de ninguna manera, digo que me emociona esa gente que asume el riesgo.
APU: Para ir cerrando, ¿Qué viene en el futuro inmediato y mediato de los Científicos del Palo?
JPSM: Así como estamos en un sello, lo primero que se me ocurrió para molestarlos es hacer un disco triple. Hay un disco que se llama “Sandinista!”…
APU: De Los Clash…
JPSM:¡Claro!… que Strummer le pidió a la compañía que valiera lo mismo que un disco solo.
APU: Otro genio, ¿no?
JPSM: Sí, otro genio, que bueno, luchó ahí, y lo logró. Y nosotros queremos hacer una especie de disco triple que se va a llamar “Justicialista”, en honor a ellos. Un disco triple que no va a salir todo junto, que va a ir saliendo por etapas, uno por año, una cosa así. Y bueno, estamos en eso, tocando mucho, disfrutando del crecimiento, y en el medio, haciendo canciones.
{youtube}446UC6E5DuA{/youtube}