Cultura //// 14.04.2019
Noe Pucci y La Shiji: el viento patagónico y la nueva identidad folclórica

Entrevistamos a dos cantautoras, una neuquina con sello latinoamericano, la otra porteña comprometida con las raíces del folclore. Unidas en su lucha y búsqueda identitaria, el viernes 19 de abril inundarán de música el Club Atlético Fernández Fierro. Por Ramiro Comes.

Por Ramiro Comes

Noe Pucci y La Shiji son dos músicas en permanente desarrollo, trabajan en el Instituto Nacional de la Música (INaMu) en Neuquén y Buenos Aires respectivamente. Por separado son potentes, pero juntas prometen un huracán de música, diversidad e identidad en el Club Atlético Fernández Fierro (CAFF). En el Bar de las Madres, donde tiene lugar esta entrevista, nos cuentan cómo se conocieron y por qué se eligieron para compartir el escenario, sobre sus orígenes e influencias; también nos dejaron espiar un poco los entretelones de su espectáculo.

Agencia Paco Urondo: ¿Cómo se conocieron?

Noe Pucci: Fue en el sur, en Neuquén, de donde soy yo. Shiji tuvo que ir por un tema de trabajo. En el transcurso de la charla, que fue de muchas horas, nos contamos qué estaba haciendo cada una. Tuvimos mucha empatía y un cariño muy grande a pesar del poco tiempo que nos conocíamos. Ya al segundo encuentro nos intercambiamos nuestros discos, empezamos a interesarnos en la obra de la otra y a pensar en tocar juntas.

La Shiji: Noe me cayó muy bien, ya la conocía a través de amigas que vivieron en Neuquén y me contaban lo que hacía. Justo fue en un momento en el que yo no estaba muy convencida de seguir haciendo folclore argentino exclusivamente, siempre tuve la contradicción de cantar folclore y ser porteña. Cuando vivía en el norte no quería cantar allá porque era porteña, ni acá porque eran todos porteños, estaba insoportable (risas). Cuando ella escuchó mi disco me dijo: “Vos sos una cantora de la ciudad”. Nunca nadie me lo había dicho tan sintéticamente y en esa mirada me sentí identificada. Y esa capacidad de ver lo conceptual me impresionó de ella y se nota en sus canciones, en cómo aborda su propuesta musical.

N. P.: Si bien a ella le gusta lo que yo hago y yo gusto de su obra, hay algo que nos une que es la mirada que tenemos para hacer las cosas. Para nosotras que somos artistas independientes esta es una propuesta fuerte, porque es de ida y vuelta, para septiembre pensamos hacer una gira por el sur. Para mí, venir a Buenos Aires a tocar con una artista comprometida por su laburo social, su búsqueda musical y que es compañera, es muy importante. Shiji es una de las personas más sororas que conozco fuera y dentro del escenario.

LS: En Noe encontré algo que no puedo definir, es un “estilo Pucci”. Conseguir una integración entre letra y la música es dificilísimo.

APU: Después de haber trabajado en ámbitos con mayoría de varones, y tener una militancia desde una perspectiva feminista ¿fue casual la elección de trabajar juntas?

N. P.: Nuestra mirada de género es mucho más de clase, nosotras tenemos un pañuelo verde en nuestras carteras, pero nuestra gran militancia es en los sectores más vulnerados, porque ahí es donde nosotras vemos el tema de género. A las que matan, a las que violan, las que mueren por un aborto ilegal son las mujeres pobres.

APU: ¿Por qué eligieron el CAFF?

N. P.: Lo eligió Shiji porque juega de local (risas), pero me pareció la mejor elección, es cálido, pero no deja de tener esa cosa nocturna e íntima a la vez.

LS: Ahí presenté mi primer disco, y toqué un par de veces. La experiencia siempre es hermosa, nos vamos siempre contentos, los que tocamos y los que nos van a ver.

APU: ¿Qué “lío” tienen pensado para el espectáculo?

N. P.: Es un lío bien organizado, al estilo Shiji-Pucci. Lo que me parece interesantísimo es que nuestras músicas pueden convivir tranquilamente. Tienen un hilo conductor: el universo de la raíz, la identidad, la memoria y la resistencia. Pero después, musicalmente hablando, son bien distintas. La música de Shiji tiene un trabajo muy profundo de investigación en la música de raíz folclórica, en la musicalidad y en las palabras, sin dejar de lado lo contemporáneo. Mi música, si bien tiene una sonoridad del continente por los instrumentos que toco (charango y cuatro), no tiene que ver con el folclore sino con la música de raíz  y con la identidad, por ejemplo se pueden encontrar con un reggae en mapuzungun. Dos propuestas en un mismo show. Es muy probable que terminemos con una canción las dos juntas, sería un lujo para mí poder cantar con ella. Somos la unión de contrarios, como dice Mao. Shiji es como una cajita de música que querría tener en la mesita de luz y también es un puñal.

APU: ¿Cómo se componen las bandas y quiénes serán los músicos invitados?

LS: Entre los músicos invitados me acompañarán nada menos que Magdalena León y Alejandro Chamorro y Christian Chamorro del grupo Wauqe (música andina de fusión). Los músicos que acompañarán son Inti Olmos en guitarra, Facundo Gómez en acordeón, Juan Pablo Colombo en bajo y Daniel Figueroa en percusión.

N. P.: Yo voy a tocar de base con Martín Morales, ya que mi banda está en Neuquén. Martín es un músico increíble multiinstrumentista de Mendoza. Y como invitados van a estar Pablo Marchetti y Malena Dalessio, ¡un lujazo!

Noe y la música neuquina

APU: ¿Qué relación tenés con la comunidad mapuche?

N. P.: Estoy vinculada con la Confederación Mapuche, que es el núcleo que agrupa a la mayoría de las comunidades. tengo una relación no sólo política sino también de amistad.

APU: ¿Con qué referentes de esa música te sentís identificada?

N. P.: Hoy tenemos referentes como Beatriz Pichimalen, Luisa Calcumil y Rubén Patagonia que cantan en mapudungun y que son compañeros, y hoy eso es una postura política. Con todas las agresiones que está recibiendo el pueblo mapuche, desalojos, represión y fracking, creo que hoy cantar en mapuzungun es resistir. Aimé Painé para mí también es una gran referente que lamentablemente ya no está con nosotros.

Shiji y la investigación folclórica

APU: ¿Cómo empezaste a investigar la música folclórica y cuál fue el resultado?

La Shiji: Todo empezó hace más de 15 años gracias a Patricia Andrade, una profesora de canto, una cantante de tango que estuvo muy vinculada a Tejada Gómez. Ella me hizo notar que elegía temas que eran de la misma época y de compositores amigos entre sí, yo no lo sabía.

Cuando estudié Comunicación uní esas dos cosas: armé un proyecto para hacer la tesina vinculada a un grupo de compositores tucumanos y de otras provincias, que en las décadas del 40 y el 50 se conocieron en la Universidad de Tucumán. Fue un movimiento social y cultural en el marco de un contexto social, político y económico de la provincia. Por ejemplo, el “Pato” Gentilini, con quien vengo hablando desde hace muchos años; Gerardo Nuñez, la mujer de Pepe Nuñez; el “Chivo” Valladares que ya falleció, pero tuve la oportunidad de entrevistarlo varias veces. Y Ricardo Kaliman me está dando una gran mano, es un investigador muy reconocido y solidario de Tucumán.

La generación de músicos que estudio no estaba tan organizada ni escribió un manifiesto como los del Nuevo Cancionero (Mercedes Sosa, Armando Tejada Gómez, Antonio Oscar Matus, entre otros), sin embargo, empezaron a hacer canciones de una forma diferente a la que se hacía hasta entonces.

Lo que más me emociona de ellos es que siempre estaban buscando, no querían hacer las cosas diferentes porque sí. Son compositores muy influenciados por la música y la poesía latinoamericana, sobre todo los hermanos Nuñez que tocaban son cubano, leían a Martí, nacieron en Salta y se fueron a vivir a Tucumán. Todos ellos son músicos que yo creo que no tienen el reconocimiento que deberían tener.  Lo que rescato es su mirada a la vida de los hombres o mujeres que los rodeaban: ya fuera un hombre que venía de trabajar en la zafra o una compañera de la facultad. Fueron intelectuales que decidieron no solo quedarse en el mundo del conocimiento universitario.

APU: En tu primer disco hay dos canciones de Ramón Navarro, ¿qué recuerdo tenés de él?

La Shiji: Grabé dos canciones suyas: “La copla perdida” y “Pampa mía”, esta última compuesta con Oscar Alem, tuve la fortuna de que, además, la grabara en mi disco antes de morir, de pura casualidad. A Ramón lo conocí después de grabar, junto con Oscar son personas que tienen una gran capacidad de ver y de contar lo que pasa a su alrededor.

Noe Pucci y La Shiji brindarán su espectáculo este viernes 19 de abril a las 21 hs, en el CAFF- Club Atlético Fernández Fierro (Sánchez de Bustamante 772, CABA). Entradas $200 - anticipadas $170