Cultura //// 09.09.2018
Museos: Estado de alerta

"El desfinanciamiento del Estado, el despido de sus trabajadores y la degradación de ministerios a secretarías son rasgos comunes al Brasil y la Argentina de los últimos tiempos". Comunicado solidario de la Asamblea de Trabajadores de Museos Nacionales Argentina.

Comunicado solidario de la Asamblea de Trabajadores de Museos Nacionales Argentina

El desfinanciamiento del Estado, el despido de sus trabajadores y la degradación de ministerios a secretarías son rasgos comunes al Brasil y la Argentina de los últimos tiempos. El incendio del Museo Nacional brasileño, ubicado en Río de Janeiro, es el símbolo más aberrante de la situación de los museos bajo el régimen neoliberal. Su vasta colección, que va de las ciencias naturales a la antropología y la historia, ha quedado seriamente dañada. Otro tanto ha ocurrido con el magnífico edificio que lo albergaba (el Palacio Imperial de San Cristobal).

Como dijimos, el panorama en nuestro país es similar. Nuestros museos también están en peligro, lo cual no se termina de visibilizar debido al cerco mediático que protege al gobierno de Cambiemos. Los recortes presupuestarios que el Ministerio de Cultura de la Nación sufrió durante los últimos tres años han generado un riesgo latente para el patrimonio. A la vez, han sido la causa del despido de trabajadores y trabajadoras especializados. Con la regresión del Ministerio a Secretaría difícilmente vaya a mejorar algo.

Para tener una idea del recorte reciente, el cual se suma a varios previos, bastan los siguientes números. En 2017 se ejecutaron $4053 millones. Con ca. 28% de inflación interanual, ese monto actualizado da $5183 m, por lo que para agosto el Ministerio de Cultura de la Nación debería tener $3458 millones ejecutados. En cambio, se ejecutaron sólo $2238 millones, es decir, un 35% menos.

A comienzos de este año, en el Museo Histórico Sarmiento, uno de los 25 museos nacionales de la Argentina y sito en pleno barrio porteño de Belgrano, se produjo un principio de incendio. Afortunadamente se lo logró sofocar, pero podría haber terminado en una tragedia como en el caso de su pariente brasileño. Hace unas semanas una explosión de la caja de electricidad puso en alerta al museo Histórico Nacional. Idénticas políticas dan resultados muy similares. El desfinanciamiento del Estado lleva a la muerte de la cultura.

Las trabajadoras y los trabajadores de los museos nacionales argentinos nos solidarizamos con nuestros pares del Museo Nacional de Brasil, especialmente con aquellos trabajadores que no dudaron en acudir al lugar del hecho para salvar el patrimonio del museo. Nuestras demandas y luchas buscan impedir que nuestro patrimonio y nuestras fuentes de trabajo terminen incinerados.

Asamblea de Trabajadores de Museos Nacionales de la República Argentina