fbpx Marisa Otero: “Las canciones se fueron amasando lentamente” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 07.07.2019
Marisa Otero: “Las canciones se fueron amasando lentamente”

Marisa Otero es una cantante versátil que ha explorado el pop, el tango, el bolero, el folclor. Sin apuros y sin espamentos, siempre supo encontró un estilo personal e íntimo para poner su voz a viajar. Recién editó su tercer disco “Esa Luna”. Agencia Paco Urondo la entrevistó para conocer más su trabajo.

Por Salvador "Lole" García

 

 

Agencia Paco Urondo: Empezaste a cantar pop en los años 80, después incursionaste en el tango y luego ampliaste aún más el repertorio a temas del folclor, boleros y otros ritmos latinoamericanos ¿Cómo se han ido fusionando esas diferentes tonalidades, esas formas de interpretación, en tu voz?

Marisa Otero: Creo en el devenir constante de la vida, siento que cada día es un nuevo horizonte y algo de eso pasa con la música y el repertorio que me va conmoviendo o me va interpelando para que lo abrace y lo interprete. Así como en los ´80 hubo un resurgir del rock nacional, con la vuelta a la democracia se recuperó y se puso en valor ese género. En los ´90, no exentos de la globalización y el avance de la tecnología, llegó una corriente muy fuerte del pop que se fusionó con el rock nacional y en esos años jóvenes fui parte de esa movida. Integré una banda muy potente y muy buena que se llamó “Personajes Urbanos”, bajo la dirección artística y musical de Germán Pontoriero, a quien conocí a mediados de los ´80 y junto a quien vengo transitando la vida hasta nuestros días.

El tango estuvo siempre desde la vida intrauterina, mi viejo era tanguero y mi tío Rodolfo Lemos un ícono de la generación de los ´50 ´60, que fue cantor de la orquesta de Florindo Sassone. Pero también estuvieron los boleros en la voz de Manzanero y Serrat al interior del hogar familiar. Así convivían los géneros que fueron ganado espacio en mi sentir, así como la música del altiplano que amé definitivamente desde mi primer viaje al norte argentino.

APU: Contame un poco ¿qué sensaciones o criterios incidieron en la elección del repertorio?

M. O.: Las canciones se fueron amasando lentamente, cuando aparecen me interpelan y ahí comienzo un trabajo madurativo de leerlas, susurrarlas, cantarlas y finalmente adueñarme de ellas. Con las composiciones propias, generalmente aparece algo que me conmueve y me impulsa a escribir o a tararear una melodía que finalmente comulga con la letra y viceversa. En cuanto a los poemas de escritores como Joaquín Ruvira y Alfredo Luis Fernández, hay amistad y afecto en juego, y un gran deseo de potenciar las dos expresiones: la escritura de estos poetas y la música de mi autoría.

APU: ¿Cómo fue el trabajo de equipo con Germán en la elaboración de los arreglos?

M. O.: Generalmente el proceso de búsqueda y creación en lo que refiere a mis temas o aquellos en los que musicalizo una letra de otro escritor es un recorrido que hago sola, y luego se lo muestro para que él desde su genialidad, lo enriquezca y le dé el carácter final a la obra. Y debo reconocer que su estilo como arreglador, músico y compositor me seduce y le aporta mucho a mis creaciones, por eso es mi referente en mi recorrido como artista.

APU: Pasa un tiempo entre la elección de una canción que te convoca y el trabajo de producción con la música y tu interpretación final ¿Qué sentís cuando la canción está terminada y un poco ya tiene otras alas?

M. O.: En general pasa el tiempo necesario para que madure, es un ir aproximándome de a poco a la canción. Hablando metafóricamente es como un tiempo de seducción, encuentro y conocimiento mutuo para que se exprese finalmente con un entidad nueva. El tango “Tú”,. de Dames y Contursi, es un clásico que ha sido cantado ayer hoy y siempre pero me encanta y conmueve su letra, entonces dejé que ese tango transite en mí desde mi estilo de decirlo y cantarlo.

APU: El tema “Tu voz”, es un hermoso llamado a mantener viva la memoria social y de alguna manera es un homenaje a las Madres de Plaza de Mayo ¿Cómo vivís la relación entre la música y la política?

M. O.: Es claramente un reconocimiento a la madres y abuelas de la plaza y un grito desesperado por lo borrar la memoria. Lo compuse el día que volvimos de la marcha contra el 2x1, profundamente conmovida y al mismo tiempo con la urgencia de decir algo y ahí escribí la canción, y finalmente filmamos el video clip bajo la dirección de Alejandro Diez.

Crecí en un hogar donde la política era lo natural y esencial, se hablaba, se discutía, se temía y se militaba. Mi viejo que era hijo de inmigrantes españoles muy humildes, mamó los discursos de socialistas en su barrio, se subía al carro del lechero a trabajar a los 6 años para llevar unos pesos a la casa de siete hermanos y lo atravesó el peronismo de Evita cuando un día tocaron el timbre de su casa para llevarles una silla de ruedas a su hermana, mi tía, discapacitada. La política está en el aire, en el vuelo curvo de los pájaros, en la pared descascarada que muestra una llaga de ladrillos, está en la esquina más distante y también está en esta esquina, diría Enrique Santos Discépolo.

Para mí cantar es, por sobre todas las cosas, un modo de comunicar y de conectar con los otros desde la música. Es un modo también de hacer política, porque nunca es en vano la selección del repertorio, como tampoco lo fueron las letras del pop del ´90 cuando integraba “Personajes Urbanos”, no era cualquier banda, el mensaje era contundente: “No más plástico, no más engranajes, no, no…Que mundo nos esperará”, cantábamos. Cuando en 2001 presenté mi primer espectáculo de tango y poesía, en el que entrelazaba letras de tangos clásicos con poemas de autores latinoamericanos y españoles, comenzaba el espectáculo con estas palabras:” Quisieron robarnos todo, lo propio, lo nuestro, los sueños. Caminamos en silencio sin decirnos nada, los días eran grises y las noches eternas. Pero fuimos comprendiendo que una palabra justa, un abrazo fraternal podía devolvernos la fuerza de la hierba que crece en el desierto para seguir andando”. Es por todo este recorrido que mi voz es sólo un instrumento de comunicación y se adapta –o intento que así sea–, a aquello que me urge cantar y decir.

APU: Si bien no es la primera vez que presentas temas tuyos (en el disco anterior “Postales de ritmos y encuentros” hay dos temas de tu autoría), en este disco hay un salto importante con cinco temas que te pertenecen ¿Vas abriendo de a poco el cofrecito de tus letras? ¿cómo has vivido ese camino tan personal?

M. O.: Posiblemente haya algo de eso en el devenir de la vida, que se va presentando según la necesidad y pareciera que vengo necesitando decir con voz propia algunas cosas y por cierto me siento cómoda en este recorrido, atenta también a lo nuevo que vaya conmoviéndome.

APU: Querés agregar algo más…

Mi agradecimiento a los músicos que me acompañaron en este disco Nora Siderakis, Germán Pontoriero, Hugo Romero, Pata Corbani, Miguel Villaveirán, Ignacio Santos y Silvina Villalba, quien tendrá a cargo un momento de baile en la presentación del disco y especialmente a quienes son y serán siempre mi faro: la madres y las abuelas de la Plaza, para ellas este disco.

Esa luna se estará presentando el 5 de Julio en Hasta Trilce a las 22.30 hs y nuevamente el 17 de agosto en San Telmo en Cusca Risun. Ojalá puedan acompañarnos, sería una señal de que somos muchxs aun los que creemos en las utopías.

Presentación del disco 5 de julio, 22.30 hs en Hasta Trilce (Maza 177)