Cultura //// 15.04.2018
“Las cantoras que decidimos decir la vida, en la canción, cobramos otra fuerza y otra rebeldía”

El 19 de abril, en el Teatro Monteviejo, empieza un ciclo de cuatro conciertos: Ellas en la Voz, organizado por FEMIO Producciones. Agencia Paco Urondo, conversó con Chiqui Ledesma y Paula Farré para conocer la propuesta.

Por Salvador "Lole" García

El próximo jueves 19 de abril, en el Teatro Monteviejo, empieza un ciclo de cuarto conciertos: Ellas en la Voz, organizado por FEMIO Producciones. Participarán un grupo de mujeres cantoras argentinas, de gran trayectoria artística en la música popular folclórica. La primera fecha estará a cargo de Norma Peralta, Carla Giannini, Dorita Chaves, Paula Ferré, Chiqui Ledesma con un sentido homenaje a Violeta Parra. Agencia Paco Urondo, conversó con dos de ellas para conocer la propuesta.

APU: ¿Cuál es la propuesta de este ciclo de música Ellas en la Voz, qué sensibilidades unen a las artistas que van a estar en esas cuatro fechas?

Chiqui Ledesma: Este ciclo nació como una idea de Natalia Sordi que es la directora de la productora FEMIO producciones. Fue ella quien pensó y convocó a cada una de las cantoras que vamos a participar en cada fecha. Me llamó a principios de año y yo le propuse hacer el homenaje a Violeta Parra que hacemos con las chicas: Paula Ferré, Norma Peralta, Carla Giannini, Dorita Chaves, acompañadas por Osvaldo Burucuá en la guitarra y José Balé en la percusión. Me parecía que era lo más indicado para el ciclo Ellas en la Voz, y ¡le encantó la propuesta! Somos parte de la primera fecha de concierto. Luego siguen Florencia Dávalos, Flor Bobadilla Oliva y Georgina Hassan, el tercer jueves de cada mes desde abril hasta julio de este año. Lo que nos une a todas, más allá de los estilos de cada una, es una misma mirada sobre la música de Latinoamérica y sobre la poesía.

Paula Ferré: Y sobre todo destacar lo femenino. Poder cantar desde nuestra propia sensibilidad, que es una manera de pincelar, de algún modo, una forma de vivir, de sentir y de cantar.

APU: Esta primer fecha, el homenaje a Violeta Parra, viene de un disco que grabaron el año pasado que se llamó Después de vivir un siglo. Argentina celebra a Violeta Parra ¿Cómo fue el proceso de producción de este disco?

CL: Este proyecto nació hace mucho tiempo. Carla Giannini hace varios años decidió hacerle un homenaje para el bicentenario de Chile en el teatro IFT, que fue el único lugar donde Violeta cantó y tocó en Buenos Aires. Allí se sembró una semillita. Después surgió la idea de seguir haciéndolo porque nos encantó cantar juntas. Tomamos la iniciativa desde el Ecunhi (Espacio Cultural Nuestros Hijos) y se sumaron más cantoras y más invitados. En ese contexto surgió la idea del disco.

PF: Nos llevó un año de trabajo hacer este disco. Unir a ocho cantoras, las que nombró Chiqui, más: Teresa Parodi, Lorena Astudillo y Mónica Abraham, que no están en el ciclo Ellas en la Voz que ahora comienza, pero sí en el disco. Y las guitarras, no solamente de Burucuá, sino también de Leandro Cacioni, Pedro Furió y Mauricio Gutiérrez

APU: En el disco, además de las canciones, aparecen las décimas ¿cómo se les ocurrió incluir esta faceta?

CL: Violeta era una artista integral. Escribía poesías, décimas, canciones y música para guitarra; en el espectáculo que vamos a hacer en el Teatro Monteviejo van a escuchar algunas de esas obras. Justamente lo que se quiere mostrar es esa ductilidad que tenía esa artista increíble, no sólo para decir y transmitir el amor y el sufrimiento de su pueblo, las cuestiones políticas y sociales, sino también esa capacidad de poder abordar la música desde muchos lugares.

PF: Ella era una visionaria, una adelantadan, sobre todo en su análisis social. Su música quedaba grande para una sociedad que no avanzaba. Si vos analizás las letras de ella, después de 50 años estamos como empantanados en las mismas situaciones que ella describía. Te das cuenta de que era una gran analista de la sociedad y su mirada quedaba grande, por eso quizás eligió quitarse la vida. Nosotras homenajeamos su pensamiento y su sensibilidad.

CL: Yo creo que no es gratis ponerse en el lugar donde ella se puso, tan jugada. Con una rebeldía y valentía poco habitual para la mujer su época.

APU: Estamos hablando de los años 50 y 60.

CL: Plantarse ante quien sea…no era livianito. Entonces creo que esas pasiones tan fuertes que ella tenía en su vida, también la llevaron a tener mucha tristeza y mucha soledad.

APU: ¿Cómo se escucha la propuesta musical de Violeta Parra en la actualidad, con un marco tan diferente al que tuvo ella en su contexto de producción?

PF: Sus palabras siguen teniendo mucha vigencia y son necesarias, justamente en estos tiempos donde en Latinoamérica está tan difícil. Su discurso y su ideología se plantan como un bastión de resistencia que identifica a una parte de la sociedad que necesita ese arraigo. Para nosotras es una voz imprescindible.

APU: Más allá de las cuestiones técnicas ¿Qué legado o inspiración les deja Violeta a ustedes como artistas para encarar el arte, para plantarse en el escenario?

CL: Yo creo, como decía Paula, que es una artista imprescindible. Creo que para la mayoría de las mujeres que elegimos este tipo de canto con fundamento, hay autores que tienen que estar al lado nuestro, con nosotras, porque son nuestros faros de luz. Además de Violeta, están Atahualpa Yupanqui, Víctor Jara, Tejada Gómez, Hamlet Lima Quintana, Chico Buarque. Hay un montón de autores que son luces en nuestros caminos, no sólo por su música sino por su historia.

PF: Los trovadores latinoamericanos que se han jugado su cuello, como dice Vicente Feliú, “guerreando por la maravilla”.

APU: Estos autores que mencionan fueron conocidos en un contexto latinoamericano muy particular de los años 60 y 70. ¿En la Argentina de hoy, qué espacios está teniendo la canción de la trova? ¿Cómo ven ese escenario?

PF: Yo hace cinco años vengo nucleando mujeres trovadoras argentinas y vamos descubriendo dónde están y quiénes son las militantes culturales a través de la canción. Hasta este año somos 60 mujeres. Uno va recorriendo caminos y se da cuenta de que el país es un semillero de gente que tiene mucho para decir. Y yo estoy sólo abocada a conocer a las mujeres. El movimiento se llama: MUJERTROVA.

CL: Yo creo que es fundamental ese canto, y más en este momento que estamos viviendo que no es exactamente igual en términos políticos que en aquellos tiempos, pero se asemeja en muchas cosas. Ahora los golpes se manifiestan de otra manera. Llamados “golpes blandos”, que tienen que ver con otra manera de avasallar a ese pueblo y a esa voz rebelde que denuncia lo que está pasando. Creo que los cantores y las cantoras que decidimos “decir la vida” en la canción, cobramos otra fuerza y otra rebeldía. Así como mucha gente se bajonea porque es muy triste lo que está pasando, nosotras no podemos bajonearnos, porque tenemos una misión suprema que es transmitir lo que está pasando de la manera más hermosa que es el arte que atraviesa al que escucha. La palabra por sobre todo.

APU: En esta presentación en el Teatro Monteviejo, ¿cómo se desarrollan las individualidades y las colectividades?

PF: Es muy lindo porque la obra de Violeta va cambiando en las voces con distintos matices. Al tener cinco voces diversas uno puede escuchar distintas cosas. Cada una la transmite desde su vivencia, desde su edad. Porque hay distintas edades también. Va a ser un pantallazo de las obras más bellas de Violeta y muchas canciones grupales que hacemos todas juntas.

CL: Al comienzo va haber una sorpresita donde vamos a participar todas las chicas del ciclo. Van a estar Georgina y las dos Flores (Florencia Bobadilla Oliva y Florencia Dávalos).

APU: ¿El disco tuvo más presentaciones además de la que hicieron en el Ecunhi?

CL: El disco se agotó a los dos meses, así que necesitamos reditarlo. No hicimos casi prensa del disco, porque fue todo muy sobre la marcha, y así y todo tuvo una repercusión increíble. Incluso en algunos medios fue elegido como uno de los mejores discos del año.

PF: El mayor aporte fue la venta anticipada con Ideame que fue la plataforma a través de la cual se editó, ahí se fue una gran cantidad de discos.

CL: ¡En Chile compraron un montón!

PF: Con ese disco, donde vaya siento que llevo un tesoro, me supera en todo lo que podría haber soñado.

APU: ¿Si pudieses invitar a Violeta Parra a cantar con vos en el escenario, en qué canción te gustaría que acompañara?

PF: Yo cantaría “Arauco tiene una pena” porque tiene una fuerza muy entrañable

CL: Sabes cuál me gustaría, “Gracias a la vida”. ¡Imaginate, nada más! Igual para empezar, no podría cantar de la emoción.

 

Presentación: jueves 19 de abril, en Teatro Monteviejo (Lavalle 3177, CABA). Entradas: $180