fbpx Judíos por la Democracia: Carta Abierta al Compañero D’elía
Cultura //// 28.06.2011
Judíos por la Democracia: Carta Abierta al Compañero D’elía

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Estimado Luis,

los discursos totalitarios afectan a nuestras sociedades de maneras diversas pero siempre con consecuencias lamentables. “Todos los X son Y” es una frase demasiado común en las conversaciones cotidianas, en los medios de comunicación, en los debates políticos… Una frase demasiado común para que la dejemos entrever quienes nos autoproclamamos democráticos, plurales y respetuosos de la diversidad.
La discriminación también se esconde en frases como X es Y. Frases como “No sería raro que detrás de Schoklender esté el Mossad”. Esta frase podría inscribirse en la tradición de Walter Beveraggi Allende (autor intelectual de la teoría del Plan Andinia mediante la cual los judíos se apropiarían de la Patagonia para crear allí un Estado). Una tradición retomada entre otros por el General Roberto Bendini en 2003. Nos da tristeza e indignación que vos también recurras a construcciones intelectuales similares en 2011. Una frase que por “sutil” no es menos aberrante y que demuestra que aún hoy tenemos en nuestra esfera política que lidiar con argumentos que degradan nuestras banderas democráticas.
Nosotrxs amamos la Justicia. Queremos Justicia por los atentados de la AMIA-DAIA y de la Embajada de Israel, Justicia por los crímenes cometidos por el Estado terrorista en los años 70 y 80 como en tantas otras causas que aún esperan en una cola demasiado larga de impunidad. Y queremos también Justicia en la “causa Schoklender”. Por eso nos duele que vos, Luis D’Elía, luchador y militante de causas populares y democráticas, utilices fórmulas tan banales y dañinas, alejadas del proceso de ampliación democrática que estamos experimentando en este momento singular y único de nuestro país.
Tus posicionamientos políticos respecto de las políticas del Estado de Israel, de las investigaciones por el atentando a la AMIA, de la dirigencia comunitaria o del régimen iraní podrían ser legítimos y aportarían al debate si tus declaraciones no transitaran tan livianamente esquemas conceptuales que incentivan un fenómeno hoy aislado en la Argentina, como es el antisemitismo. Luis, estamos dispuestxs a dar todos los debates que sean necesarios. En efecto, nos creemos protagonistas de una corriente generacional que pretende poner sobre la mesa mucho de lo que nuestra dirigencia comunitaria oculta. Ahora bien, sólo puede enriquecerse el intercambio de ideas y la contienda política cuando las disputas se den en el marco de respeto con nuestra comunidad, que es argentina y judía.
El judaísmo es una opción de vida, un credo, y/o una construcción identitaria en disputa que no es incompatible con la argentinidad: nacionalidad por derecho o por opción que nos es negada cada vez que se asocia judío con extranjero.
* Schoklender no es Israel.
* Schoklender no es los judíos.
* Schoklender no es la Asociación Madres de Plaza de Mayo.
* Schoklender no es el gobierno nacional.
A cada culpable su condena y a cada colectivo el respeto que se merece.
Judíos por la Profundización Democrática (Agencia Paco Urondo)