Cultura //// 27.02.2019
Héroes anónimos. Otra historia del rock argentino de Marcelo Fernández Bitar

A partir de una serie de entrevistas, el nuevo libro de Marcelo Fernández Bitar se introduce en los entretelones del rock argentino, y saca a la luz anécdotas y trabajos de muchos de los artífices desconocidos que hicieron posible su explosión.

Por Gito Minore

Podemos asegurar sin temor a equivocarnos que, hoy por hoy, nombres como Soda Stereo, Spinetta, Charly García, Sumo, Riff, Serú Girán, no solo forman parte del playlist de un fanático del rock, sino que además son marcas de nuestra identidad.

Nadie puede ponerlo en duda. Los años 80 representaron una revolución dentro del entramado cultural argentino. Fue durante esa década que dicho fenómeno musical, iniciado tan solo unos pocos años atrás, dejó de ser una afición de unos cuantos amantes del género, para volverse un espectáculo de masas. En tiempo récord, aquellos primeros shows amateurs se convirtieron en mega eventos de categoría y nivel internacional.

Si bien la creatividad e imaginación de estos músicos tuvieron un vuelo inusitado, particularmente en este período, justo es reconocer que no fueron el único motivo de esta evolución sorprendente.

En La vida secreta del rock argentino, Marcelo Fernández Bitar indaga en el silencioso trabajo de sonidistas, managers, iluminadores, operadores y plomos que, junto con las grandes estrellas, dieron vida a este crecimiento.

En una serie de reportajes a personajes claves como Héctor Starc, Juan José Quaranta, Mundy Epifanio y Adrián Taverna, entre otros, el autor nos invita a recorrer los entretelones de esta historia colectiva (llena de ingenio y anécdotas) de una época vertiginosa, que los cambios tecnológicos ocurridos en los últimos años posicionaron como prehistórica, pero de la que en rigor no nos separan más que unas pocas décadas.

Autor entre otros de 50 años de rock en  Argentina y Soda Stereo, la biografía total,  y dueño de una extensa trayectoria en el periodismo, Marcelo Fernández Bitar nos entrega un libro más que necesario, cuya luz hace foco en estos héroes anónimos que, con su esfuerzo e ideas, muchas veces delirantes, dieron vida a una parte transversal de nuestra idiosincrasia: el rock argentino.