Cultura //// 08.07.2018
Estrella: "Está caro prender fuego las cosas"

Parece ser muy claro, para los que consumen fútbol, que ese sentimiento es intransferible. Se la pasan negando cualquier posibilidad. incluso que no nos importe hablar del tema. Segundo episodio de "Cartas desde el exilio", por Estrella Invitada.

Por Estrella Invitada

 

Estrella, la figura popular del cabaret teatral porteño, nos comparte el segundo episodio de su diario íntimo, una serie de cartas desde el exilio.

 

Carta Segunda

Querido diario:

El mundial. ¿Qué es un mundial? ¿Quién lo inventó? ¿Quién lo patentó ¿Quién lo organiza? ¿De dónde sale la plata para hacer un mundial? ¿Quiénes ven el mundial? ¿Desde cuándo se televisa? ¿Cuánto vale un segundo de publicidad en la final del Mundial?  ¿Cuándo fue el primero? ¿Quiénes juegan un mundial? ¿Quiénes ganan un mundial? ¿Qué ganan? ¿Qué hay que hacer para ganar? ¿Genera alegría ganar? ¿Cuánto dura esa alegría? ¿Cuándo jugó Argentina un mundial por primera vez? ¿Cuándo ganó? ¿Por qué ganó? ¿Qué estaba pasando mientras ganaba? 

Empezó el mundial. Y siempre vuelvo a hacerme las mismas preguntas, con alguna que otra diferencia. Vivir un mundial en el exilio implica ser señalada por tu nacionalidad cinco veces por hora. Yo puedo creer, con mayor o menor énfasis, que es evidente y grosera la cortina de humo que un mundial facilita para un gobierno de turno que está haciendo veredas a mansalva. Esto es algo bueno igual, porque la mayoría de los argentinos van a terminar durmiendo en la calle. Sé que sueno exagerada, pero pongan un rato cualquier canal o programa de televisión y después me escriben contándome qué es exagerar. También vean el precio del dólar, ah, y el de la nafta, está caro querer prender fuego las cosas.
Algo toma la escena. Algo es visto. Algo es. El evento deportivo más importante del mundo. El que más gente ve. Por ende, es importante.  Por ende, es. La conversación se unifica. La charla es sobre fútbol. Quién ve el mundial. Quién no. Quién puede opinar de futbol. Quién no. Parece ser muy claro, para los que consumen fútbol, que ese sentimiento, esa pulsión, ese sentir que tienen por ese deporte, es intransferible. Una especie de poder que sólo experimentan aquellos que pertenecen. Los entiendo. Yo me masturbo todas las noches pensando en Perón. Bueno, en Víctor Laplace haciendo de Perón.
No pertenecer MALO. El futbol BUENO. La charla es una. No hay disidencia. Si sos mujer no opines, si sos mujer y te gusta el fútbol sos torta, si sos hombre te gusta, si no te gusta sos puto, si sos puto entonces pateas en contra. Patear en contra en el fútbol es básicamente lo peor. 
Una sola charla sobre el fútbol y lo que el fútbol es. El fútbol es pasión, es encuentro, es la patria, es el corazón de un barrio, es una bandera, es bancar los trapos, es unión, es amistad, es folclore.
El fútbol es violencia. El fútbol es lavado de dinero. El fútbol es abuso de menores en las inferiores. El fútbol es poder político. El fútbol es amigo de la yuta. El fútbol es un club asesinando a sus propias hinchas, seguimos pidiendo justicia por Nicolás Pacheco. Sí. Eso también es el fútbol.

El fútbol es un deporte. El mundial es de fútbol. Y no verlo no va a mejorar nada, es verdad. Nada va a mejorar nada de hecho. Macri sigue siendo el presidente.