fbpx Docentes de UBA: "Por qué quieren mezclar a Macri con la UBA"
Cultura //// 15.09.2010
Docentes de UBA: "Por qué quieren mezclar a Macri con la UBA"

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Con más de 500 firmas, los docentes de Ciencias Sociales de la UBA emitieron un documento para dejar en claro que la facultad -tal como ocurre con otras tres de la misma universidad- no tiene nada que ver con el conflicto que se desató en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con los alumnos de las escuelas secundarias. Los últimos detalles del conflicto.
En la Ciudad, hay una subejecución del presupuesto educativo -se utiliza un ínfimo porcentaje de los fondos aprobados por la legislatura-, para lograr que en el debate del próximo presupuesto pueda reducirse lo destinado a Educación y usar los recursos para otros fines. Eso genera un vaciamiento de las escuelas del distrito, bajos sueldos docentes -un record histórico- y condiciones pésimas de cursado, con edificios que si no se caen, es por milagro.  En Sociales hay retrasos en la construcción de un edificio nuevo, que albergará a todos los estudiantes que hoy cursan en otros dos lugares, en muy malas condiciones. El edificio nuevo, que si bien viene atrasado, hoy está en plena construcción, contempla entre otras cosas un comedor estudiantil provisorio -cuya ubicación los dirigentes del Centro de Estudiantes fueron a visitar personalmente-, que cuando se termine de construir el edificio, será reemplazado por un nuevo comedor, cuyas instalaciones serán las mejores de toda la universidad.
Debido a que el Centro de Estudiantes está por definir la fecha de elecciones y hay sectores que necesitan con urgencia un conflicto, aprovecharon la ocasión de la lucha de los secundarios de la Ciudad para tomar los edificios, incluido el que está en construcción, desalojaron a las autoridades y comenzaron a gobernar la facultad, pretendiendo que los docentes dicten clases en la calle o en un estacionamiento, imponiendo decisiones en materia de postgrados, cambios en el dictado de clases y hasta modificaciones en algunos programas de estudios.
También provocaron daños en el edificio nuevo para hacer un comedor estudiantil, lo que no sólo atrasará la construcción sino que además, según los inspectores de obra, pone en riesgo todo el sistema sanitario del edificio y obligará a los constructores a retirar la garantía, ya que se violaron los planos originales. A horas de perderse el cuatrimestre, ya que los tiempos pronto no alcanzarán para una reprogramación, con alumnos que se recibieron pero por la toma no pudieron recibir su título, con el postgrado paralizado y con la construcción del edificio nuevo en serio riesgo por la acción de los propios tomadores, los docentes fijaron posición, para que la falsedad de la suma "cómoda" de Macri + UBA quede al descubierto.
A la comunidad académica de la Facultad de Ciencias Sociales y a quienes sostienen cotidianamente la Universidad Pública

El martes 31/8 se interrumpió el funcionamiento del Consejo Directivo y se inició la toma progresiva de las tres sedes de nuestra Facultad de Ciencias Sociales.
Desde ese momento una gran mayoría de docentes venimos atravesando una situación de difícil resolución. Nos vemos impedidos de cumplir con libertad nuestro trabajo en las aulas. Estamos siendo afectados por no poder ingresar a las sedes para cumplir con nuestras responsabilidades académicas, de investigación y de extensión de las que somos actores cotidianos al igual que la mayoría de los estudiantes, graduados y trabajadores de la Facultad que no pueden dar trámite a la innumerable cantidad de expedientes por los que se resuelven designaciones, convenios, pagos, pasantías, concursos de profesores y auxiliares y otros...   
Para muchos de nosotros esta no es la primera vez que atravesamos un conflicto derivado de la utilización y/o condiciones del espacio físico de una o más sedes de nuestra facultad. Pero, esta vez, las comunicaciones públicas dan cuenta de otros requerimientos, tales como subsidios al Centro de Estudiantes, desacreditación de postgrados de la CONEAU, además de la solidaridad con el movimiento de los estudiantes secundarios. 
Como docentes de la Facultad de Ciencias Sociales creemos importante hacer oír nuestra opinión. Es cierto que es menester mejorar las condiciones de trabajo, pero al ver el estado de desarrollo de las obras en el Edificio de la calle Santiago del Estero, el crecimiento del salario docente y el gasto en infraestructura académica, vemos que son hechos muy distintos a lo que ocurre en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde se denuncia la ejecución ínfima del presupuesto educativo. 
Más aún, así como nunca naturalizamos el trabajo en condiciones poco aceptables y nos hemos movilizado y protestado por la obtención de un nuevo edificio, no podemos aceptar la naturalización de la toma como medida inicial y única de protesta. Los perjuicios son innumerables y la afectación de la regularidad y calidad de la actividad académica un riesgo presente. 
Es razonable dar clase en la vía pública o en lugares no previstos para ello cuando circunstancias graves aconsejan esta medida como excepcional herramienta de posicionamiento colectivo. La vida democrática de la Facultad permite que lo que ahora se discute sea planteado en otras condiciones distintas.  
Nos preocupa que se pierda o precarice la actividad del cuatrimestre y no se puedan cumplir los compromisos de posgrado, investigación y extensión que asumimos como institución pública frente a la sociedad.       
La opción por la Universidad pública, gratuita, cogobernada es para nosotros un compromiso irrenunciable. No estamos de acuerdo ni con la precarización de la educación, ni con la institucionalización de prácticas de subsidio a la política ni con la banalizaciónla Universidad.
 El pueblo argentino sostiene el funcionamiento de esta y otras facultades y universidades Instamos a que sea el diálogo franco sin medidas de fuerza, explicitando las demandas y las diferencias, pero con vocación de preservar y engrandecer a la Universidad y a la Educación Pública, el modo de tratar las reivindicaciones y satisfacerlas. (Agencia Paco Urondo)