fbpx Cuando el tango se convierte en cumbia
Cultura //// 19.11.2016
Cuando el tango se convierte en cumbia

Agua Sucia y Los Mareados es una banda de La Plata que fusiona cumbia y tango. Su líder, Pablo Lima, conversó con AGENCIA PACO URONDO acerca de su trayectoria y de su participación en el III° Festival de Cultura Cumbia.

Por Rocío Cereijo
AGENCIA PACO URONDO: Con Agua Sucia y Los Mareados, se definen como grupo de cumbia villera y tango: ¿Cómo surgió la idea de fusionar estos dos géneros?
Pablo Lima: En realidad, lo que sucedió fue que, en un momento de mi vida, yo venía de una banda de cumbia que se llamaba El Emporio Tropical y me quedé solari, así de la banda, y ahí empecé a cranear qué podía hacer. Lo que me pasaba era que venía tocando el bandoneón, me encantaba la cumbia villera y quería seguir haciendo esa música. Ahí que empecé a mezclar. Por dentro pensaba que por algo nunca nadie había puesto el bandoneón en la cumbia; un instrumento que es más melancólico, que tiene un sonido más opaco; entonces, el sonido de la cumbia siempre fue el del acordeón. Entonces empecé a buscar los músicos, al toque algunos se coparon y a otros les parecía algo rarísimo.
Fuimos tocando y nos dimos cuenta que la gente reaccionaba de una manera muy flashera, porque les parecía algo muy raro que dentro de una banda de cumbia villera el que canta tocara el bandoneón. Nos dimos cuenta de que era algo que podíamos hacer con gusto. Se dio medio de casualidad, pero nos dimos cuenta que era algo para hacer. Más que nada porque siempre reivindicamos que la cumbia villera y el tango arrabalero vienen del mismo lado.
APU: ¿Qué instrumentos tiene la banda?
PL: La banda se compone de la misma cantidad de integrantes y el mismo formato que una banda de cumbia villera: octapad, que es la batería electrónica, timbales, guiro, bajo, guitarra eléctrica, tecladista con dos teclados y yo, con el bandoneón y otro teclado más.
APU: ¿Grabaron algún disco?
PL: Sí. Nuestro primer disco salió en abril y se llama “Del arrabal a la villa”, justamente haciendo hincapié a cómo se transformaron los barrios que, quizá antes eran llamados arrabal a lo que hoy, nosotros desde la cumbia villera le llamamos villa. Está en youtube, y se puede buscar para que la gente lo descargue gratuitamente. Dentro del disco hay una canción que grabamos junto a Meta Guacha, que próximamente va a salir como bonus track del disco.
APU: ¿Esa va a ser la canción del videoclip que están por grabar?
PL: No, el videoclip que hicimos en el barrio El Churrasco, que es el barrio donde vivo, que se llama “La danza de mi pueblo”, y este segundo videoclip que estamos por hacer se llama “Por qué canto así”, que habla de la gente como nosotros en los barrios, que la pelea día a día y, sin embargo no dejamos de tener nuestros sueños ni de pelear por ellos.
APU: La Plata es conocida como una ciudad cuna del rock nacional: ¿Qué pasa con la cumbia?
PL: Si nos ponemos a pensarlo de forma histórica, la primera banda de cumbia en Argentina que se hizo conocida era de acá, que son Los Wawancó. Después, creo que La Plata fue mucho más rockera. Lo que pasa que la gente del barrio que tocaba cumbia cuando yo era chico se iba mucho más para Buenos Aires para armar las bandas. Pero eso no quiere decir que no hubiese bandas. Lo que pasa es que en un determinado momento, los barrios eran muy rock o rock barrial o punk rock. Y, después del 2000, empezaron a ser barrios que consumían y escuchaban cumbia villera. En fin, soy consciente que La Plata es un poco cuna del rock, pero, sin embargo, los movimientos más grandes de música popular en todo el país son los de cumbia. Acá tenés tres bailantas que jueves, viernes, sábado y domingo se llenan de gente. Y, así, en todo el país.
APU: ¿Con qué otras bandas de cumbia tienen diálogo en la ciudad?
PL: En la ciudad hay muchas bandas de cumbia emergente que hace cinco o seis años empezaron a estar en la movida como Cachitas Now, La Chicharata, Los Limones, La Gualichera… Hay un número de bandas bastante importante que han fusionado la cumbia con estilos diferentes como el rock, el folklore y nosotros con el tango.
APU: El domingo 27 van a participar del tercer festival Cultura Cumbia: ¿Qué expectativas tienen?
PL: La verdad que estamos contentos. Por suerte ya hemos tocado con casi todas las bandas que están en la lista, hemos hecho amistad con Mala Fama, hemos tocado con la Delio Valdez, que nos han llevado a sus fechas que se llaman El Cumbión; así que contentos de formar parte de un festival de semejante magnitud y para nosotros, que con nuestra banda con la que tenemos un año y meses ya estemos metidos en los lugares grandes, nos pone muy felices.
APU: Algunos espacios de La Plata han tenido inconvenientes en los últimos tiempos con clausuras de locales y de actividades. ¿Han tenido algún problema de este tipo o se han visto perjudicados indirectamente?
En lo que va del año como tres o cuatro veces, y no sólo acá. Nos han clausurado fechas en Rosario y en otros lugares como Berisso. Sí, es un momento bastante duro y difícil para lo que es todo movimiento cultural de La Plata. Esto ya lo vivimos cuando pasó lo de Cromañón y todos los boliches cerraban y eso, lo que logró fue que los dos o tres boliches que estaban habilitados empezaran a cobrar a las bandas por tocar ahí. Hoy, me parece que ya está instituido, que es una bajada de línea quitar los centros culturales y demás, donde uno puede manejarse de otra forma y no tener un trato de banda a bolichero. Es difícil y solamente espero que cambie, porque así se hace cada vez más difícil.
Trabajar de la música, porque no solamente es lo cultural. Yo siempre digo que cuando cierran un bar están dejando sin laburo a los barman, a los chicos de seguridad, al que te cobra en la puerta, al fotógrafo, a los músicos; entonces, no es solamente una cuestión contra la cultura, sino contra el trabajo.