Cultura //// 12.03.2019
Chin-Gu containers: un secreto obligado

"Chin-Gu desembarcó en Buenos Aires a fines del año pasado e instaló en un sector de Ciudad Cultural Konex su depósito de containers... La obra nos propone elegir uno de tres containers que la señorita Chin-Gu subalquila para actividades de legalidad dudosa". Reseña teatral por Elías Fernández.

Elías Alejandro Fernández

 

Chin-Gu containers es una obra inmersiva. Pero inmersiva casi a la fuerza. Desde el momento en que nos acercamos a las puertas somos invitados a una trama que nos va a arrear durante toda la obra. Y de la que al salir, no podremos decir nada. El clima será incómodo pero va a despertarnos la risa desde el primer momento, llevándonos cada vez más a su juego hasta integrarnos de lleno en él.

La señorita Chin-Gu desembarcó en Buenos Aires a fines del año pasado, e instaló en un sector de Ciudad Cultural Konex su depósito de containers. Al poco tiempo apareció publicado en un importante portal inmobiliario un anuncio que levantó indignación en las redes. #ElKonexEnAlquiler bien podría haber sido un miedo hecho realidad en épocas de crisis económica y cierre de locales históricos. Pero esa misma noche se reveló la estrategia publicitaria: “Todo esto deposito mercadería / Usted ve cosas peligroso, no importancia / Policia no problema”.

La obra nos propone elegir uno de tres containers que la señorita Chin-Gu subalquila para actividades “de legalidad dudosa”. Rojo, gris y azul. Dependiendo de nuestra elección, vamos a ser separados del grupo para terminar viviendo una u otra secuencia.

Resultado de imagen para chingu containers

Hagamos un poco de trampa y revelemos algún que otro secreto:

En el container azul ocurre “El Club”, donde un cantante propone a sus “fans” hacer cualquier cosa por él. En el container gris ocurre “La paciente”, donde el “Doctor Heredia”, que ya probó todo para ayudar a su paciente, pide a sus colegas acompañamiento para aplicar métodos poco ortodoxos. Por fin, en el container rojo, disponible recién desde el 13/03, ocurre “El Instituto”, donde nos sometemos a una terapia motivacional para descubrir algo nuevo en nosotros mismos. O eso suponemos.

Solo podremos experimentar una secuencia por función. El clima será sórdido y cambiante, pero nunca aburrido. La obra no admite otra realidad que la que plantea ella misma. Nada parece estar orquestado, y la inmersión, desde cierto momento, será casi completa. Está recomendado para mayores de 16 años, y la web aclara que los menores solo podrán ingresar acompañados por un adulto responsable. También se advierte que la experiencia invita a la interacción física del público, y que lamentablemente algunas secuencias pueden ser complicadas para personas de movilidad reducida.

Resultado de imagen para chingu containers

Chin-gu Containers se presenta en Ciudad Cultural Konex los días 6, 7, 8, 9, 13, 14, 15, 16, 20, 21, 22, 23, 27, 28, 29 y 30 de marzo.