fbpx Chile y el retorno de lo reprimido | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 22.10.2019
Chile y el retorno de lo reprimido

"Ese sueño de un país más justo que proponía el socialismo de Allende y que fue reprimido hace más de cuarenta años, siguió latiendo en el inconsciente del pueblo chileno hasta hacerse manifiesto por estos días (como un síntoma)." Por Matías de Rioja.

Por Matías de Rioja

 

 

Lo reprimido retorna. Eso lo sabe cualquiera que leyó un poco de psicoanálisis. Por más que a la conciencia no le guste, esos contenidos que fueron expulsados de la conciencia, insisten una y otra vez en volver. Tienden a reaparecer. 
Mi atrevo a trazar un paralelismo (precario) entre este mecanismo y lo que lo que está pasando en Chile hoy.
En 1973 la dictadura de Pinochet derrocó (y asesinó) al presidente Salvador Allende e impuso un modelo político y económico basado en la represión policial, el terror y la concentración de riquezas por parte de unos pocos y las postergación (expulsión) de la mayoría. Pero ese sueño de un país más justo que proponía el socialismo de Allende y que fue reprimido hace más de cuarenta años, siguió latiendo en el inconsciente del pueblo chileno hasta hacerse manifiesto por estos días (como un síntoma).
Quiero decir, la forma de defensa que utilizó la derecha chilena para garantizar su statu quo todo este tiempo está fallando. Piñera, representante actual de un modo de represión que instaló Pinochet, deberá negociar con los jóvenes, las organizaciones, los sindicatos y todos aquellos representantes de lo reprimido, de otro modo. Parece que ya no alcanza con los militares, el terror, los asesinatos y las violaciones. Eso ya no alcanza para contener a esa pulsión vital y popular que busca hacerse consciente después de más de cuarenta años de opresión. 
Quizás la renuncia de Piñera sea una manera de empezar a sanear una democracia chilena que ha naturalizado la represión más perversa -por ende sin culpa- como forma de gobierno. 
Darle así, de una vez por todas, la posibilidad al pueblo Chileno de reorganizarse de un modo más equitativo, más amoroso, más sano y por ende, más justo.