fbpx Carnaval y De Paso Murgazo | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 03.03.2019
Carnaval y De Paso Murgazo

La agrupación Murguera de Villa Soldati “De Paso Cañazo” cumple 21 años, recorrimos los corsos junto a ellos en busca de anécdotas carnavaleras. Historia y actualidad de una de las agrupaciones que renovó el escenario murguero conjugando innovación y tradición de barrio.   

 

Fotos: Julieta Marabotti

Por Ramiro Comes

 

 

La última semilla de Coco

Lejos de ser una semilla tropical, es un fruto bien porteño, nacida entre Soldati y el Centro Cultural Rojas. La murga “De Paso Cañazo” muestra en su recorrido cómo se puede innovar tanto en el desfile como en el escenario, sin perder la esencia de barrio, sin olvidar las raíces.

Chana (41) una de las fundadoras, nos cuenta que de chica vivía en el complejo habitacional de Villa Soldati: “Aprendí a bailar a los 6 años, mirando a “Los Ases del movimiento”. Y aclara: “Mi mamá no me dejaba participar, porque había mucha droga y alcohol, yo soñaba con salir en una murga, más sana”.

Así fue como después de una adolescencia rodeada de bombos y platillos del barrio, a los 20 años le propuso a su pareja Leo hacer el taller en el Rojas.

Chana cuenta: “Ahí fuimos los dos todo el año, aprendimos muchísimo, la mezcla Soldati/Coco Romero fue muy buena y así nació “De Paso Cañazo” con 36 integrantes. Salimos en el 98 por primera vez en el Rojas y en los carnavales del 99 fuimos murga revelación”. Es que "De Paso Cañazo" es la última agrupación murguera nacida de los talleres del Rojas, dictados por Coco Romero, músico, compositor e investigador del Carnaval porteño y alma mater de “Los Quitapenas”.

foto-11

Rupturas que ayudan a madurar

La primera fractura en De Paso se da al año de su creación en el 99, después del primer carnaval una parte del grupo se va y forma “Viva la Pepa”.”Nosotros nos quedamos con el nombre y ellos con los colores y los trajes, ahí sentí que me quedaba sin nada”, dice Chana. En 2005 Chana y Leo se separan y Leo se va de la murga, Chana deja la dirección en 2008 y en 2010 abandona la murga, pero siempre con la intención de que continúe y que el resto de los integrantes la sostengan. Ese sería el nuevo reto, seguir sin los creadores del grupo. Allí aparecerían nuevos valores que venían madurando hace años. Chana no volvería a la murga hasta el año pasado. Ahora está feliz de ver el gran crecimiento que tuvo en estos 10 años de ausencia. Juntos mirábamos la actuación del escenario y me decía: “¡Yo no puedo creer lo que hacen estos pibes!”

El cumple de la murga es el 6 de marzo, el mismo día que cumple Chana. Ella, humilde y entre risas comenta: “Cuando me fui no había un día de cumpleaños de DPC y ahora justo coincide con el mío, ¡ya me voy a enterar quièn fue, jajaja!  

foto-10

Del Taller al podio

A pesar del primer traspié, la murga no frenó, sino todo lo contrario. Había salido revelación en el año 99 y empezaba a ser conocida.  Empezaron a buscar entre los amigos, así aparece Daniel Talarico en la percusión junto a Leo, y Juan Pablo Fuentes que vivía en los edificios de Soldati, y con los pibes de William Morris (Baile) levantaron la murga otra vez. También se acercaron muchas madres con sus hijos, ya que no había muchas murgas para la familia en el barrio.

Todo seguía creciendo año tras año y en 2004 De Paso obtiene el primer premio en el carnaval porteño. “Todo era muy nuevo “, dice Chana. “La base de la murga mezclada con la del barrio, de Coco Romero y mucha innovación. A muchos viejos murgueros no les gustaba, pero en el barrio nos aplaudían y felicitaban, no podían creer que éramos de Soldati “.

Kali (37) uno de los conductores de DPC en la actualidad, recuerda que ese fue un gran año de la murga: “Fue muy bueno, pero con el tiempo también aprendimos a valorar nuestro propio camino, a no estar tan pendientes del puntaje del carnaval.”

De Paso Fiestazo

Una importante pieza en este camino fue y es el Club José Soldati. Allí se realizan diversas actividades y los ensayos que son a partir de abril y hasta la primavera, donde se vuelve al aire libre y se trasladan a la plaza de La fuente y Roca.  Kali uno de los conductores actuales de DPC, nos comenta que por fin se consiguió después de 20 años que haya integrantes de la murga en la comisión directiva del club. En este antiguo club se realiza el “De Paso Fiestazo” una fiesta murguera que lleva ocho años de ininterrumpido éxito.

Gastón (32) glosista y cantante del grupo cuenta que el primero se hizo en abril de 2012: “Hicimos en total 37 fiestazos y 4 fiestazos exprés “. Los exprés se hacen los días de lluvia cuando se suspenden los corsos y se organizan en solo 3 horas.  “El primer exprés lo hicimos en 2014 estábamos esperando para salir el primer día de Carnaval y se largó a llover, Lo llame al Pitu (Frontera) para ver si hacíamos algo con Zarabanda en el “Viejo Murguero” pero me dijo que ya estaba reservado, corté y les propuse a los pibes hacerlo en el club, medio en joda, pero al rato nos cebamos y ya estábamos organizando todo, ¡¡¡salió una cosa hermosa!!! Y a partir de ahí si llueve un sábado ¡sale Fiestazo! Y agrega: “La idea nació por motivos económicos y porque queríamos armar una movida cultural en el barrio. Es un espacio por el que pasaron 83 murgas, si bien la mayoría son de capital y gran Buenos Aires también participaron de Mar del Plata de Comodoro Rivadavia, Rosario y Córdoba”.

Muy cerca del club en Lafuente y la vía en plena calle es donde la murga se junta antes de salir por los barrios a carnavalear, frente al local donde se acumulan las espumas, los bombos y fantasías, la/os chica/os se visten y se maquillan, un vecino levanta una pared, ladrillo sobre ladrillo, al filo de su terraza prácticamente sobre los murgueros, en una muestra más de armonía barrial soldatiense de domingo por la tarde.

Desde allí se ve la torre más alta del barrio, otrora de la zona sur, la del Parque de la Ciudad que fue un símbolo de otras épocas. Ahora olvidada tiene su lugar en el repertorio de DPC. Con la melodía del tango “Nada” (1944) de Dames y Sanguinetti y la letra de Marcos Candelino y “Kali” Duart .

 

Escalibur (Homenaje a la torre)

Cada mañana en mi ventana

Se yergue estoica tu espada

Herrumbrada sin morir

Enfrentando el devenir

Como mi sur, fuiste olvidada…

 

foto-9

Feriado de carnaval y La quinceañera

En el micro Juanma nos cuenta: “Mi primera vez en DPC fue en el 2004. Al poco tiempo me ofrecen la dirección del baile masculino y en el 2006 cuando Chana y Leo me piden que sea el director. Así que a partir de 2006 salgo como director general hasta el año 2015. Lo que más me llenó de esta etapa fue hacer trabajo social en el barrio, vender rifas para una familia que no tenía plata para pagar el velorio ni el entierro de su nena, y otras tantas actividades para ayudar a gente que lo necesitaba. Todavía me paran por la calle y me lo agradecen”.  

Cuando la murga cumple 15 años se decide realizar un espectáculo donde toda la puesta estaba relacionada con los tradicionales cumpleaños de 15. Juanma recuerda: “Sacamos un muñeco con el típico vestido quinceañero, además la canción fue un hit que circulo por todo el carnaval. Fue un antes y un después en la murga”.

Se va la quinceañera la más canera

El sol al sur del paredón

Paica, curtida y guapa

De mis sueños la artesana

Rante y trasnochada

Se vuelve al barrio acongojada…

-En otro pasaje sube la temperatura poética,

…hierve mi sangre, siente febril aplauso

Hecho de alivio y de candor

Alivio pal cruel hastío

Renazco en este rancherío

Vuelvo al barrio mío

Soldati es murga y braverío…

(letra de Kali Duart y Marcos Candelino)

Juanma recuerda haber vivido grandes momentos como director, como el desfile en Avenida de Mayo o la participación para el feriado de carnaval en un gran desfile donde hubo más de 20 mil personas: “Pero uno de los momentos que más me emocionó fue estar presente el día que Cristina anunció en la casa Rosada, el feriado de Carnaval. Haber estado en el Salón de la Mujer, vestido con mis colores, junto a otros 20 directores, frente a la presidenta que anunciaba que habíamos ganado la lucha y darle un beso un abrazo, después de tantos años de pelearla, es algo imborrable"-

Los viajes  

Logramos armar un grupo de WhatsApp con integrantes de la murga y de allí surgieron desde historias de sus comienzos murgueros hasta anécdotas de viajes. Rodrigo (25) de Soldati nos cuenta: “A los 6 años ensayaba frente a casa “El gran murgón”. Yo quería salir, pero no me llevaban… tenia mala fama”. Agrega: “Luego terminaría subiéndose al micro ya que uno de los encargados era amigo de su tía. Fue la primera vez que subí al micro de una murga.” Hoy es el director de la percu y está en DPC hace 17 años. Mariana (25) sale desde los 3 años: “Siempre me acuerdo mis viejos cosiendo y preparando mi traje y el de mis hermanos… Noches sin dormir”. Pato (31) cuenta: “A mí se me movían las patas ni bien escuchaba un bombo”. Todos coinciden en que el ritmo los hacia bailar sin parar, si bien algunos contaban con el apoyo de los padres, otros fueron bastante resistidos como la tía Colo (44) que no la dejaban salir pero que asegura: “Al final conseguí salir disfrazada en el concurso en los corsos de Mataderos“.

Muchos hicieron su primer viaje a la costa gracias a DPC. Esto fue una política impulsada casi desde el principio: “Yo hice mi primer viaje a San Bernardo con mi hija que no conocía el mar”, dice Verónica (48) que hace 18 años que pertenece al grupo.

La murga viajó a muchos destinos del país: San Bernardo, Gualeguay donde desfilaron para más de 13 mil personas, también Trenque Lauquen, Mar del Plata, Nogoyá, Córdoba y el infaltable Suardi, la reunión anual más importante para los murgueros argentinos.

“En Nogoyá, Entre Ríos, se pudrió el queso” cuenta Pato, “nos tiraron con todo, cuando volvíamos la Chana gritaba por los pasillos del micro que el chofer se dormía… Y era verdad”

Leslie (27) recuerda: “No me olvido más cuando quedamos varados en la sección de gendarmería de Gualeguay y bajamos los bombos y tocamos y bailamos hasta que llegara el micro de reemplazo de Buenos Aires”.  Un quilombo hicimos… los gendarmes no nos aguantaban más.”

La anécdota se completa con este fragmento de “Me dijeron” glosa de presentación 2016 de Marquitos Candelino.

Me dijeron negro, vago, mantenido

Me dijeron piquetero, inconsciente

Me dijeron delincuente, chorro y mal parido 

Me cagaron a balazos de goma

A mí y a mis pibes

Me quisieron encerrar en un murgódromo

Ja, como si pudieran…

foto-8

Un nuevo escenario

Para los más profanos de este culto al Rey Momo, les contamos que la estructura musical en el escenario del carnaval porteño consta de cuatro canciones; presentación, critica, homenaje y retirada, cada una precedida por sus respectivas glosas. Una de las características de DPC es el haber innovado en el género, donde había mucho por hacer, pero tomando elementos de nuestra cultura popular y resignificándolos, impactando con sus canciones tanto en el ámbito murguero como fuera de él. Los compositores y glosistas actuales nos cuentan cómo fue creciendo el escenario en lo musical, lo creativo y expresivo.

Juanma relata: “Cuando empecé a dirigir, el escenario estaba bastante flojo, estaba Kali,  pero… nos faltaba mucho, el quedó como director del escenario y el trajo un grande entre los grandes. Andrés Vázquez “El Andrulo” de Falta y Resto y él nos empezó a dar clases grupales, él nos enseñó a cantar a afinar y empezamos a armar un escenario, que era mucho más uruguayo que el de ahora,  él estuvo dos carnavales con nosotros, con ese empujoncito después Kali y Pichi se hicieron cargo del escenario”.

Kali nos recuerda: “Entré al escenario en el 2005, y estábamos bastante crudos… vino una chica que nos ayudaba con las voces, pero nos costaba, estábamos aprendiendo a hacer murga de la murga misma. Hicimos mil cosas hasta que me tocó dirigir y dije vamos por este lado y resultó… pero probamos de todo. En una canción le pusimos un saxo, en otra una viola eléctrica”. Y agrega: “También varios fuimos estudiando, yo estudié canto, hicimos talleres de murga uruguaya, Jorgito arrancó con la trompeta, gracias a eso hoy tenemos nuestros propios vientos. Entre 2008 y 2010 fue el quiebre en el escenario, ya salimos con este “nuevo decir”, más afinados, con las canciones mucho más arregladas, con glosas bien acompañadas- y remata- de ahí en adelante fue mucho más fácil”.

Kali cuenta: “Es tan monótono a veces lo que propone el reglamento, tenés que decir el barrio del que venís tus colores y bla, bla, bla, tres cuatro cosas, nosotros quisimos romper la estructura y no nos importó que al jurado no le gustara”.  Una de las primeras canciones en la que esto aparece es “Van llegando” escrita por Kali que fue la presentación de 2010.

Van llegando las caripelas del torro

Se va despertando la media tarde

Se apura el traje la última puntada

A las puteadas que dale!!! Que llegamos tarde…

Y remata...

Brindo por vos barrio

y chairando la madrugada

te digo que el pueblo es pueblo

y no se manya la gilada

Es que el barrio te hizo así…

el barrio me hizo así…

FOTO-1

El fantasma de Pichuco tal vez pulule Soldati y si bien el tango tradicional es una fuerte influencia, el autor aclara: “En esos momentos estaba escuchando mucho “La guardia Hereje” las canciones de Alorsa. El tenía una manera de decir más contemporánea, no era el lenguaje del tango, que nos representa, pero que ya tiene un léxico más oxidado para hablar de lo actual”.

Otro pilar en el escenario de DPC es Marcos Candelino. Kali dice: “Un día apareció Marquitos y trajo el homenaje al barrio, lo leí y le dije a partir de ahora vamos a sentarnos a escribir juntos y desde ahí surgieron el 90 por ciento de los escenarios que vinieron, de las cuatro canciones dos o tres las escribíamos con marcos, salvo las críticas que las escribe Juanma, que tiene una gran inventiva”. Marcos, que además es profesor de literatura y filosofía, agrega: “El proceso de construcción de crítica en la murga es bastante particular, si bien la escribe Juanma, a veces suponen debates colectivos, este año creo que terminamos la crítica un día antes de salir, porque había un par de frases polémicas que no todos aceptábamos”.

Una forma muy usada históricamente en las murgas a los dos lados del plata, para elegir la música de las canciones, es la tracanada que consiste en tomar una canción, generalmente conocida y cambiarle la letra. En el caso de DPC, además, el arreglo también la transforma, a tal punto que, a veces, es difícil reconocerla por muy familiarizada que este con nuestros oídos. Kali dice: “Cuando nos juntamos a elegir las canciones buscamos que ya la música te lleve a otro lugar, aunque casi siempre escribimos con marcos, siempre está abierto a quien quiera traer algo, a veces consultamos, es más muchas de las propuestas vienen del resto de la murga”. Y agrega: “A la hora de componer no podemos irnos de ese personaje que alimentamos todos los días, del tipo que va a laburar, que no llega a fin de mes, más de una vez me pasó de no tener un mango pal sanguche”.

Así lo profesa el autor en el “Confesor” con música del tango “el cantor de Buenos Aires” de Cobián y Cadícamo.

Soy el confesor del marginal

Hijo del hampa que aprendió

A los cintazos de desigualdad

Traigo un susurro intransigente

De rima negra, paria y elocuente...

De Paso, no sólo fue una de las pioneras en generar una nueva estética en las canciones del escenario murguero, sino que además renovó la forma de escribir e interpretar las glosas haciendo honor, tal vez sin saberlo, al origen etimológico, “glossa” viene del latín tardío y significa palabra oscura.

FOTO-2

“La Primera glosa la escribí en el 2013 fando empecé a recitar, pero no soy de escribir mucho. Imagínate que, estando estos dos animales, mis compañeros Marcos y Kali, que son para mí los que mejor escriben en el carnaval, es difícil que algo mío me guste más”, dice humilde Gastón. Y agrega: “El tercero es el Pitu Frontera, compositor, glosista y bandoneonista Zarabanda Arrabalera y los Garciarena. G: “mi primera glosa en el escenario fue “Van llegando” de Kali, fue de casualidad, ese día Los Prófugos (del Borda) estaban tocando en Córdoba (Kali es integrante) y Marquitos no pudo venir, yo me sabía las glosas de memoria y los pibes me dijeron “subí vos” y así empecé. Entre el público estaba “Gabo” Nenna me vio y me dijo “andás bien”- el Pitu está dando un taller de recitado porteño junto a Gustavo “Tavi” Antón en el Goñi y me dijo - ¿Por qué no vas?”

“Y fui, el primer día recité “Balada para un loco”, Pitu y Tavi me dijeron que estaba bien, que me iban a aplaudir pero que era una excelente imitación del Polaco Goyeneche jajaja… me dijeron que tenía que ser yo, que rompa toda estructura armada en torno a ese recitado. Eso me sirvió mucho”.

Una de las glosas que más me emociona es “Murgón” de Kali y Marcos.

“Si papá es necesaria mi curda,

hablo solo,

hablo de vos,

la puta como te extraño murga!!

Si la extrañamos más de lo que la tenemos

¿Como no lo vas a decir pelándote la gola?!!!

Además de estas impactantes glosas, varias canciones como “La quinceañera y “Lo sublime” hicieron furor en el ámbito murguero y mas allá. Kali contesta con la humildad de los grandes: “Uno a veces no se da cuenta de lo que genera, con “La quinceañera”, nos pasó que muchos años después la gente volvió a pedir que la tocáramos y tuvimos que hacerlo… también con “Lo sublime” sucedió que la garbamos para un disco que nunca salió, pero que se subió a internet, y tuvo muchísima repercusión”. “Lo sublime va de nuestra mano, De Paso Cañazo murga se está presentando” suena en el estribillo.

Otra de las características particulares del manejo de las voces en el escenario, además de la masividad (11 voces), es la forma colectiva de cantar, que al contrario de las viejas murgas y como reza el bendito reglamento de carnaval porteño donde dice que debe haber una voz solista y otras que contesten, con el personalismo que a veces acarrea , el coro aparece como un bloque demoledor a la hora de expresar la voz y lejos de parecerse a la murga uruguaya, este estilo fue tomando su propia forma sin perder la esencia de lo nuestro.  Kali explica: “Si bien tenemos los solistas, en un año es raro que se repitan, la idea además de la voz colectiva que es muy importante, es que todos puedan tener una participación más personal, no tenemos los mejores cantores del mundo y sin embargo no nos importa, todos tienen una posibilidad”. La murga porteña de hoy refleja en su escenario, lo que pasa en el desfile de calle, en su orgánica netamente barrial, donde pueden participar desde las mascotas (así les dicen a los más pequeños), hasta personas de avanzada edad pasando por todo el rango intermedio. La murga es integradora, esa manera de ser ahora subió al escenario.

FOTO-7

 

Mas allá del Carnaval

Febrero, jueves por la noche en Almagro. El carnaval copa la parada y un vendaval murguero baja desde el escenario.  No es el corso de Los viciosos, ni el de los Inevitables. es un escenario tanguero en el Club Fernández Fierro donde en el marco del ciclo CAFFnaval toca "De Paso Cañazo murga". Marcos Candelino como presentador, Gastón Castello interpreta las glosas, vibran las canciones y voces de “Kali” Duart, Juan Manuel Martínez, en los coros Jorge Castello, Pato Moro, Matías Monges, Leslie López, Julieta Marabotti, Verónica Quintana, Adriana González y en los Bombos con platillo Agustín Salomón y Rodrigo Niz, en el zurdo Rodrigo Mansilla y el redoblante Luca Cristal, en la guitarra Matías Monges completa esta bocanada de aire fresco.

Cada vez son más los ámbitos donde se mezclan el tango, la murga y el rock, los dos primeros siempre estuvieron hermanados en los carnavales de antaño y el tercero terminò mestizado con los otros dos y eso se transluce en los arreglos de DPC. Kali: “Las murgas ahora están llegando a otros escenarios, “Los Prisioneros del delirio” hicieron una Trastienda y sacaron un cd, “Los atrevidos por costumbre” y “Caídos del Almanaque” también hicieron teatros”.

Kali también es integrante de “Los Prófugos del Borda” una banda murguera ecléctica integrada por músicos y compositores de diversas murgas de Buenos Aires (Zarabanda Arrabalera, De Paso Cañazo, y Los Caídos del Almanaque). Kali dice: “A veces la murga no llega a satisfacer todas las necesidades que uno tiene”.

Junto con “Prófugos” una nueva corriente de bandas murgueras entre las que podemos citar “Los Garciarena”, “De Kote pa Kote” aparecen como emergentes de un movimiento, que viene pidiendo pista y tiene mucho por delante.  Kali cuenta: “Con Prófugos, hemos tocado en diferentes lugares donde antes no llegaba la murga”. Desde acompañar a las Pastillas del abuelo en el Luna Park, hasta tocar con bandas de Rock o cumbia como Damas Gratis o con referentes históricos del género murguero como Ariel Prat que los invitó a una de sus actuaciones en el Torquato Tasso, Prófugos muestra su crecimiento que además cuenta con el apoyo incondicional de gran parte del colectivo murguero. Kali dice: “Aunque todavía acá somos denostados, en otros países te tratan como un maestro, creo que con el apoyo de este colectivo que es el que nos sostiene, tarde o temprano vamos a salir a la luz”.

FOTO-6

De Paso 2019 

Para terminar este recorrido les dejamos partes de algunas de canciones de este carnaval, sin antes recomendarles que aproveche para ver a esta gran murga en los corsos de la ciudad. Con música flamenca en clave murguera arranca la presentación “Melodía proletaria”.   

“Y allá en Soldati

Me convertí en poeta, calavera y fiel testigo

Del hambre, la alegría y de toraba que es el vino

Que siempre es bueno cuando se comparte con amigos”

A todo coro el estribo…

“Mi vida será una rumba enamorada

Mi cuerpo tu exorcismo sacro en mis entrañas

Danzando en trance nocturno hasta el alba

Me aplasta la vida sin tus carcajadas

Febrero renueva en su noche

Esta melodía proletaria…”

Con la ingeniosa elección de la música y parte de la letra recreada por “Junma” Martínez, “Que ganas de no verte nunca más” conocida en los 90 por Valeria Lincha DPC deviene en la crítica “Que ganas de no verlos nunca más “con la letra en alusión al momento de este patético gobierno, captando la trama del inconsciente colectivo, inyectando humor donde hay bronca.   

“Que ganas de no verlos nunca más Macri y Larreta

Que tomen un flybondy con Vidal, a otro planeta

No sé lo que es llegar a fin de mes, comer el treinta

Poder pagar el agua, luz y el gas

sin la tarjeta”

Y en el clímax de la canción explotan

“Que ganas de no verlos nunca más!!

Lagarde, uvita Bullrich, Chocobar

en vez de decirle a la policía

que si hay dudas te tiran

mándenlos a estudiar.

A donde van a ir a estudiar

si escuelas van cerrando sin parar

nos quieren ignorantes sin cultura

su próxima asignatura es sacar el preescolar!!”

Por último Renacen las flores es la despedida completa un espectáculo imperdible.  Con la música de “Primavera”, de Nahuel Pennisi y letra de Kali y Marcos, termina de forma épica, sin otra posibilidad que el aplauso cerrado.

Renacen las flores y no es primavera es Carnaval

La fiesta del pobre, del laburante, del marginal

Donde canta el vago y nadie se inclina ante el capital

Y su sonrisa nos anuncia la Victoria

Si hay quizás resquicio de liberación

Que sea desde abajo mi proclamación:

¡Mi pueblo feliz en todas partes y el Carnaval!

Después de este extenso recorrido, de aprender y compartir y de valorar este folclore de la ciudad de Buenos Aires, la murga porteña vive un momento muy especial, a punto de asomar a la masividad de otros géneros disfrutan. Por sus aportes estéticos y su construcción colectiva sin duda De Paso Cañazo es una muestra fiel de nuestra cultura carnavalera con pasado presente y futuro.

¡Feliz Carnaval! ¡Feliz 21 años De Paso Cañazo!  ¡¡¡Vos murga... no estás De Paso!!!

FOTO-3