fbpx Camila Moreno: lo femenino como energía humana
Cultura //// 07.06.2015
Camila Moreno: lo femenino como energía humana

Entrevista a la cantautora chilena que acaba de editar Mala Madre. Con cuatro discos a cuestas reflexiona sobre la industria, su carrera solista, los roles de femeninos y la actualidad chilena. “La experiencia el año pasado en Buenos Aires fue una de las mejores tocatas que he tenido en mi vida, diría yo. Impresionante la recepción del público y la conexión que hubo, y el nivel de concentración que había”.

 

Por Juan Ciucci

Agencia Paco Urondo: Esta semana sale Mala Madre, donde aparecen diversas reflexiones sobre la femineidad y la mujer.

Camila Moreno: El disco se basa en los arquetipos de la bruja y la villana, en lo que moralmente está enjuiciado como algo malo en la sociedad; y lo relaciono con mujeres que por haber provocado cosas incómodas quedaron invisibilizadas. Como Cecilia Vicuña que escribió poesía erótica en los 80 y fue censurada; como Violeta Parra que cantaba sobre temas que nadie quería abordar en ese momento, que luego fueron apreciadas pero no en aquel tiempo; de Gabriela Mistral se dice que es la madre de la Patria en Chile pero era lesbiana y nadie quiere hablar de ese tema. Creo que hay una deuda con ellas. Estoy dialogando con ese lado de lo femenino, no solamente de la mujer, de lo femenino como energía humana.

APU: Eso leía que lo conectabas con cierta relación con la naturaleza, con lo salvaje…

CM: Claro, nosotros tenemos una sociedad superviolenta, y esas emociones como la rabia o la pena junto con las mujeres que han sido catalogadas como negativas, han sido reprimidas, y por eso vivimos en una sociedad que finalmente tiene que contener eso y por lo tanto lo termina expresando de una manera nefasta. Entonces ahí existe un rollo con respecto a como el ser humano ha perdido conexión con la naturaleza, cómo existe esa negación a relacionarnos con la naturaleza, porque la relación siempre está. Es la carencia de los símbolos y el ritual con respecto a la conexión con respecto al lugar donde uno vive, con la luna, con el sol, con el resto de los seres humanos, finalmente.

APU: También existe una conexión con la madre, con lo que se espera de ella.

CM: Finalmente hay una rebeldía ante el deber ser de una buena madre, o esa imagen de una mujer virginal que se porta bien, y es sumisa.

APU: Eso lo entiendo planteado desde las letras, ¿cómo lo expresaste desde la música, o lo pensaste en conjunto?

CM: Creo que el disco tiene en general un sonido bien agresivo pero a la vez bien directo, es como pop agresivo. Y las letras rondan en palabras como crimen, asesinato, sangre, asco, tienen una correlación con las relaciones pasionales, tanto filiales como de pareja. Hay una relación con el mundo de la fealdad, también.

APU: Leímos que el disco podía ser un punto de inflexión, ante cierto cansancio con tu carrera.

CM: La verdad me considero una persona con muchos interesas, yo estaba bailando antes de hacer música, estudié danza y tengo ganas de volver a bailar. Tengo ganas de escribir más poesía, tengo ganas de hacer otras cosas, que obviamente están relacionadas con el arte y mi trabajo. Siempre voy a hacer música, lo que pasa es que estar siempre enfocada en un solo proyecto, que en este caso es mi proyecto solista, es un poco desgastante. Me dan muchas ganas de formar alguna otra banda, o hacer música más experimental. De abrir un poco el campo laboral y creativo, porque finalmente para hacer música en Chile y poder vivir de eso uno tiene que estar pulsando un nivel de energía muy alto. Entonces mi carrera y mi trabajo no me permitieron hacer otras cosas en estos últimos ocho años, y ya siento que le dí el tiempo suficiente. Y con este disco, sería para mí un receso, necesito expandirme de nuevo.

APU: Quizás esté relacionado esto con el fuerte trabajo que venís realizando en los videos de los temas; un trabajo muy cuidado en la imagen.

CM: Sí, también, mi padre ha estado involucrado en el mundo audiovisual, y veo cine desde muy chica, tengo una relación super cercana. Hoy día me interesa también el mundo de las performances, entonces por ahí puede activarse algo con respecto a la actuación o la creación, en algún momento rodé un cortometraje… No sé, hay intereses por ese lado.

{youtube} v=sNmYtFEEx_Y {/youtube}

APU: Desde aquí se ve una escena chilena con diversas bandas, antes comentabas de las dificultades, ¿hay un público para eso, ustedes se sienten parte de ese movimiento, de una especie de nueva música chilena?

CM: Hay un espacio que se ha ido abriendo, que esperemos lo siga haciendo y se siga expandiendo. Ahora, tener un proyecto solista tiene que ver con estar en muchas áreas que no solamente tienen que ver con componer y ensayar, finalmente el trabajo aquí empieza cuando uno se saca la guitarra del hombro. Es toda esa pega que es extramusical lo que a mí me tiene un poco cansada. El trabajo que hoy día hay que hacer porque la industria ya no existe, y por eso pasa a ser una industria que te pide estar en todas las aristas del trabajo, no solamente en el área creativa. Sí hay una generación de gente que está haciendo más música, también gracias a la Internet y gracias a que se cayó la industria hoy día cualquier persona puede subir una canción en You Tube. Creo que eso es maravilloso, tener esa ventana, una vía más directa de comunicación, y no pasar entre medio de sellos y todo eso. Creo que esa escena de la que tú hablas sí tiene que ver con ese fenómeno, el de Internet. Yo empecé a hacer música, con Caramelitus, más o menos conocida por My Space, y creo que mucha de esa gente de la que tú hablas se ha forjado en Internet también.

APU: Me interesaba que luego de este mundo digital, te sigue gustando llegar al formato físico. Ahora el disco va a tardar un tiempo más en estar en las disquerías chilenas por el diseño de tapas, e incluso Panal ha sido editado en vinilo.

CM: Mala Madre también lo vamos a editar en vinilo, la verdad siempre he tenido un cariño por los objetos, y siempre me han gustado los discos físicos. Me gusta abrirlo y mirar el librito, y ver las letras. Leer una letra mientras estoy escuchando la canción es algo que hago desde que tengo 10 años, entonces tiene un valor emocional para mí.

APU: Mala Madre será también editado en México, y has recorrido Centroamérica. Parece que allí has logrado un lugar.

CM: Sí, me interesa mucho poder internacionalizar mi trabajo finalmente, ya sea musical o de otro lado del arte (risas).

APU: El año pasado pudimos verte en Buenos Aires, solo allí pudimos comprar Panal, ¿cómo recordás esa presentación? ¿Se editará aquí Mala Madre?

CM: La verdad me gustaría mucho poder editar mi disco en Argentina, la experiencia en Niceto fue una de las mejores tocatas que he tenido en mi vida, diría yo. Impresionante la recepción del público y la conexión que hubo, y el nivel de concentración que había, la verdad no me lo esperaba. A raíz de eso pude entender que sí quería gestar una relación más estable con la gente allá. Ahora es necesario que haya un interés de algún sello para editar el disco, a mí me encantaría hacerlo.

{youtube}v=-aAMtCJJ3zU{/youtube}

APU: Quizás conectado con esto esté tu participación en la banda sonora de la película Allende en su laberinto.

CM: Sí, creo que si me interesó participar allí fue porque es el único político que tiene mi respeto. Fue el único que tenía valores humanos, y que no estaba allí por la plata. Tenía un ideal, que más allá de si se ha llevado bien o mal a cabo, él murió por ese ideal. Y creo que hay que tener muy claras las cosas como para hacer algo así.

APU: Pensando en la actualidad, ¿cuál es tu visión del momento presente en Chile, que desde aquí seguimos con mucho interés, especialmente las protestas que llevan adelante los jóvenes y estudiantes?

CM: Creo que está super fuerte el tema estudiantil, seguimos teniendo una educación que no es gratuita ni de calidad, nos mantienen en un estado de pueblo esclavizado. Eso quita mucha calidad de vida y mucha libertad humana, se está luchando por eso, algo no menor, no luchamos por algo político sino algo humano. El problema es que hay mucha represión. Uno de mis amigos está en la clínica a punto de morir porque la policía lo empujó con un chorro de agua, ¿y quién va a responder por eso? Hay dos estudiantes muertos en Valparaíso, ¿y quién responde por eso? Finalmente en Chile todo el tiempo es como un tema de lavarse las manos y no hacerse cargo por parte del Estado y del Gobierno de la responsabilidad de esas muertes. Ni de las peticiones, y todo el tiempo dan justificaciones que no tienen ningún sentido. Entonces, sí tenemos esperanza, la lucha y las marchas van a seguir, ahora lo que necesitamos es que las autoridades reaccionen.

"Allende, mi corazón en una piedra", canción de Camila Moreno en la banda sonora de la película Allende en su laberinto.