Cultura //// 27.01.2019
Brian Chambouleyron presenta "Chansonnier"

"Me pasó que empecé a sumergirme en el universo de la cultura tanguera y no podía creer lo que estaba descubriendo. Era como un viejo arcón con joyas escondidas." Entrevista al cantante y guitarrista Brian Chambouleyron que  presentó el 19 y 26 de enero en Pista Urbana su espectáculo "Chansonnier".

Por Agustín Pisani

Francés de nacimiento y argentino por adopción, inicialmente se destacó como artista de la nueva generación de músicos de tango argentino de los años 90, creando diversos espectáculos de renombre como “Glorias Porteñas” (Festival d’Avignon, MÚSICA de Strasbourg) o “Patio de Tango” (Teatro Chaillot de París, Teatro Nazionale de Roma), "Les chemins de Gardel" (Festival Toulouse d'Été).

Lanza su carrera solista a partir del 2004. Produce numerosos espectáculos, graba discos orientando su repertorio hacia la música internacional latinoamericana y europea, compartiendo el escenario con grandes músicos.

Artista único, músico y performer, amante de los géneros populares del mundo y viajero constante. Inspirado en la tradición del juglar - aquel que canta y se acompaña con su guitarra -, crea espectáculos y edita varios discos, presentándose regularmente en festivales y tournées, tanto en América como Europa.

AGENCIA PACO URONDO: Se viene "Chansonnier", el espectáculo que estás a punto de presentar en Buenos Aires. ¿Habrá nuevos temas además de tocar los de tu último disco "MARE NOSTRUM"?

Brian Chambouleyron: Claro, voy a adelantar unas cuantas canciones nuevas en mi repertorio, varias en francés, de autores como Ferré y Brel, también en italiano, cosas románticas y también versiones originales de tangos y alguna milonga nueva. Estoy muy contento de reencontrarme los sábados 19 y 26 con el público porteño “a solas” después de tantos meses de girar por el mundo.

APU: Luego de "Chansonnier", a fin de mes estarás en Ostende y Mar del Plata, participando de "La Noche de las Ideas". ¿Qué implica para vos poder ser parte de este ciclo?

BC: En principio es un honor ser convocado a este evento que se realiza a nivel global. Es muy enriquecedor estar cerca de estos científicos, escritores, intelectuales y artistas que participan. Desde ya, abrir las orejas para escuchar lo que vienen a decir los invitados de gran nivel que traen de Francia. En fin, no nos vamos a aburrir, por un lado. Y por el otro, la propuesta que ronda es la de imaginar un futuro para todos nosotros, lo cual es un tema no menor. Tengo mucha expectativa por este evento.

APU: La figura del juglar se asocia a tu arte. ¿Es algo que surgió desde un comienzo o se fue construyendo a lo largo de tu carrera?

BC: Te diría que lo primero que hice con el arte y con la música fue ser un juglar, esto es, aquel que canta y se acompaña con su instrumento. Ya el primer día con una profe de barrio, salí cantando y tocando. Y creo que de allí en adelante siempre tuve este formato como propio, aunque haya hecho otras cosas, como actuar, producir y hasta bailar.

APU: ¿Qué relevancia le otorgás a los distintos estados, a los diversos paisajes musicales a la hora de elegir qué música interpretar?

BC: Hay una suerte de resonancia personal inconfundible a la hora de elegir una pieza musical. Pienso que las canciones llegan a mí y no al revés. Más que un buscador, soy un encontrador. Cuando aparece una obra que me interesa, entro en un enamoramiento, el cual reconozco enseguida. Es excluyente, posesivo y totalizante. Trabajo con esta arcilla emocional. Toco cada canción una infinidad de veces durante semanas o meses, hasta que he creado un surco, hasta que toco sin pensar en lo que toco. Luego, en escena, vuelo, varío, jugueteo y todo parece tan natural. Y probablemente ya lo sea.

APU: ¿Qué implica tocar música compuesta por otras personas o de otras geografías, ¿cuánto hay de lo tuyo, cuánto hay del otro o la otra a la hora de interpretar? ¿Qué te parece esencial sostener o respetar? 

BC: Bueno, yo tomo canciones y obras de los grandes creadores. Son piezas de factura excelente, hechas con enorme talento y humanidad. Acepto el desafío de abordarlas. Sólo puedo hacerlo creando las condiciones para encarnarlas, y esto se logra en el arreglo, en la versión y en el lugar desde donde dramáticamente decidís interpretarlas. Una obra se potencia enormemente con un buen intérprete.

APU: ¿Cómo describirías a la escena del tango actualmente a nivel mundial? ¿Cómo llegó a tu vida esa identidad musical y qué rol pensás que juega en la esencia de un pueblo su música tradicional?

BC: A nivel mundial, veo una escena del tango explosiva, desbordante. Claro que siempre la música va un poco en saga en relación con el baile, que es la gran vedette, ¿no?  Pero hay tanta cantidad de músicos, compositores, arregladores que me sorprendo día a día.

Desde pequeño estuve cerca del tango a través de mi abuelo, don Ceferino. Escuchábamos los vinilos en el combinado familiar. Y yo viajaba escuchando Troilo, Di Sarli, Rivero, Goyeneche. Después, de más grande, ahí por los años 90, fuimos varios los artistas que coincidimos en un impulso de revalorización de la cultura propia. Una especie de generación de los 90.

Este descubrimiento creo que también puede haber sido producto de un estado de cierta anomia cultural que se vivía en la época de Menem (y que venía desde antes, claro). Un punto en el cual gustar del tango era algo grasa o "de viejos". A mí me pasó que empecé a sumergirme en el universo de la cultura tanguera y no podía creer lo que estaba descubriendo. Era como un viejo arcón con joyas escondidas. Este fue un camino de ida... Creo que es un gran momento de afirmación de una cultura propia.

APU: ¿Cómo te preparás para la grabación del nuevo disco en abril? ¿Qué nos podés adelantar al respecto?

BC: Bueno, es un regreso a mi formato “hombre solo con guitarra”, con un repertorio que es el producto de todos estos desplazamientos. Incorporé canciones de Leo Ferré, también de compositores italianos con Celentano, también reversiono tangos y alguna milonga campera. Mucho de este repertorio ya lo he ido probando con éxito en presentaciones anteriores. Soy un poco como un artista plástico, que va trabajando con varios lienzos a la vez, hasta que un día ve que tiene un volumen de obra suficiente para exponer. Bueno, yo expongo con un nuevo disco.

Próximas presentaciones

Sábados 19 y 26 de enero 21:30 h, en Pista Urbana (Chacabuco 874 / San Telmo,  4361-3015),

reservas@pistaurbana.com
http://www.pistaurbana.com/espectaculo/chansonnier-concierto-solo-acustico/

image.png

Página Web: http://www.brianch.com/home/
Instagram: @brianchambouleyron
Twitter: @brianchambouley
Facebook: https://www.facebook.com/brian.chambouleyron