fbpx ¡Baila, baila! | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 15.12.2019
¡Baila, baila!

“Fradi es un buceador artístico, que ya lleva, a pesar de haber nacido a comienzos de la década del noventa, más de doce años navegando diversos lenguajes, entre ellos la música. Contracara es el single que adelanta su nuevo disco a editarse en 2020”. Por Jorge Hardmeier.

Por Jorge Hardmeier

 

Acordamos encontrarnos con Fradi, músico y un inquietante etcétera, en el Bar Roma, Anchorena y San Luis. Las persianas están bajas: otra víctima del macrismo. Espero. Llega montado en su bicicleta. Decidimos conducirnos a El Banderín, Billinghurst y Guardia Vieja: unas pocas cuadras. Fradi es un buceador artístico, que ya lleva, a pesar de haber nacido a comienzos de la década del noventa, más de doce años navegando diversos lenguajes, entre ellos la música. Miembro y colaborador de, entre otros: El Príncipe Idiota, Viva Elástico, Mi amigo Invencible, Marina Fages, Dani Umpi y Lache. En 2018 lanzó sus primeros dos discos solistas: Orgullo y Prejuicio  y Sentido y sensibilidad, un disco acústico de temas instrumentales. Contracara es el single que adelanta su nuevo disco, a editarse en 2020. Sentados a una mesa de la vereda, pedimos cerveza negra. Fradi me muestra parte de su nueva colección de bordados y me regala Cajón de remedios, su último libro de poemas, editado artesanalmente. A mí me enseña mucho ponerme en esos roles que no tienen que ver con lo musical, está re bueno. Es divertido.

 

La única realidad es la actualidad

Fradi, luego de un sorbo de cerveza, enumera sus actividades presentes: Estoy tocando con el Príncipe Idiota: ahora sacamos un single nuevo que se llama “El trabajo”, estuve de invitado en algunos shows de Marina Fages que grabé en su último disco, con Julián Desbats – violero y unx de los cantantes de Los Rusos Hijos de Puta - la idea es seguir haciendo cosas. También con Dani Umpi: él es un referente. La impronta plural, multidisciplinaria que tiene Dani –  músico y también autor de, por ejemplo, el libro Miss Tacuarembó - me enseñó mucho. Tiene una visión artística re zarpada. Y al mismo tiempo está bueno porque parece que no, como que tiene una forma de encararlo más naif, el personaje de él, pero sabe muchísimo. Muy talentoso. En general, con la gente que toco, siento que no sólo me llaman como sesionista, sino que también aporto cosas creativas. Siento confianza para trabajar con gente a la que, tal vez, admiro hace un montón de tiempo.

 

Pop, pop para experimentar

Contracara es el nuevo single de Fradi: Es un adelanto de lo que quiero sacar el año que viene. Quiero que sea un disco pop, pero bien experimental, quiero que tenga algo industrial, que tenga el sonido de los sintes pero no como suenan en el trap. Siempre fui muy fan de Nine Inch Nails. Trent Reznor me encanta. Ciertas cosas de Kraftwerk que también tiene esa impronta. Ahora también estoy escuchando a Erik Satie. Quiero retomar influencias. Tomar un concepto musical del chabón, que hacia algo minimalista, y ver cómo aplicar eso a la música actual. También estoy escuchando cosas nuevas, Wos me encanta.  Quiero que sea minimalista y que sea un rumbo de lo que algunos artistas buscan hoy, como Lucas Marti, algo medio maquinoso pero a la vez sucio y popero. Él anda en algo de eso, también. Contracara fue grabado íntegramente por Fradi: Lo grabé todo yo y quiero seguir con ese concepto. Laburo el contenido integral de la canción solo. Después veo si alguien se puede sumar. Este tema, por ejemplo, lo empecé a laburar yo y seguí con mi hermano – José Ocampo - en La Plata, tiene un estudio que se llama Tin Tan, que está muy bueno. Pero, esencialmente, lo empecé a grabar en mi casa, y hay cosas que  grabé que quedaron en la versión final. Está bueno eso: la espontaneidad en la grabación de hacer mucho en tu casa. Eso lo quiero cuidar. El nuevo single de Fradi profundiza el lado bailable de su producción anterior, es “un caramelo industrial contundente y progresivo: invita al baile como interpelación y liberación de sí”: Si querés, la referencia más cercana es Adicta, una de mis bandas favoritas de acá. Curtían un pop electrónico medio oscuro, medio trash, recuerdan a fábricas, a máquinas. Adicta era una gran banda, que tal vez es como la antítesis de Miranda, porque Adicta es una banda más outsider pero con un pop elevado, muy fino, menos masivo. Para mí Adicta es un referente total. Lo primero de Miranda también tiende a eso, o Leo García. Esos fueron tres pilares, la primera música que descubrí siendo chico y que fuera de acá y ahora. Y me descubrieron todo un costado de búsqueda estética, sensual, me abrieron la mente a pleno. Y después fue Peter Pank, un referente, o Dani Umpi mismo que tuvieron esa búsqueda ligada a esa sensualidad, un abordaje también queer. Contracara” entonces, como preanuncio de lo que vendrá: Quiero que el disco que viene sea bailable y que sea sintético, minimalista.

 

Lo que vendrá y Miramar producciones

Fradi graba en su casa, con su computadora. Esa producción musical, bien casera, es su forma de trabajo, aunque admite que sí, grabar en un gran estudio, alguna vez, sería interesante pero que por el momento no está dentro de sus planes: Es mucho más importante tener una buena idea. Y está bueno que lo grabe en casa y sea minimalista, si no se me traba la compu. Ríe, pedimos otro platito con maníes, continúa: Después de “Orgullo y prejuicio” compuse “Sentido y sensibilidad”, un disco instrumental que grabé en el bosque energético de Miramar. Es el único disco que se debe haber grabado ahí, te lo firmo.

Es un buen modo de promoción…

Me podrían hacer ciudadano ilustre de Miramar, con una placa en la entrada de la Legislatura. Fue una buena experiencia, solo, grabando música con el celu, toda improvisada, con la guitarra. Lo de la improvisación tiene que ver, también, con que yo laburé mucho en teatro, haciendo música de improvisación. Ese disco me desarticuló, rompió con eso de que todo tiene que ser estructurado. Ahora quiero otra paleta de sonidos pero con los mismos conceptos. Que sea espontáneo, lúdico, fresco.

Hay cosas que se mantienen en la obra de Fradi, al menos hasta ahora: lo sensual, lo corporal, el placer, las portadas de sus discos que remiten justamente a esa sensualidad: Tiene que ver con la producción estética que a mí me gusta, que es algo natural pero intervenido. La letra de “Contracara” habla un poco de eso: dejarse llevar, algo que se puede plasmar en lo corporal, o en lo mental, o en algo lúdico o creativo.  Soy un completo creyente de que las ideas y las fantasías generan una satisfacción que es tan real como el cuerpo mismo, en algún punto. Y a la vez, el cuerpo genera cosas a nivel intelectual. No hay barrera, esa barrera es re cristiana. Creo que el arte es la mejor forma de salvar la división entre cuerpo e ideas. El arte es un hecho intelectual y a la vez material. Y el baile es una forma de llegar a eso. Mis letras hablan de eso, de dejarse ir, de dejarse entregar a un impulso.

Pedimos otra cerveza, hablamos de poetas: Néstor Perlongher, Héctor Viel Temperley, otrxs. Fradi desencadena su bicicleta, vamos hacia Ladran Sancho. Nos cruzamos con amigxs, luego partimos en dirección a Avenida Corrientes.

La noche porteña es espléndida, digna de un gran baile.

 

PYoutube

Contracara:

https://www.youtube.com/watch?v=ucvF8Y-39u8

Orgullo y prejuicio:

https://www.youtube.com/watch?v=OfTAllqLcwc

Sentido y sensibilidad:

https://www.youtube.com/watch?v=JJnx91LLthM

Spotify

Contracara:

https://open.spotify.com/album/4Wb4GAcAykoMrb4N4wuYji?si=R2zVkbrOTAy7yp4Tx33OnA