Cultura //// 17.03.2018
Antonella Costa: "La mayoría de los varones, en algún momento de su acción cotidiana, se siente habilitado para cometer un abuso"

Entrevista a Antonella Costa realizada por APU RADIO. La actriz analizó la divulgación de casos de abuso en su profesión y compartió su mirada sobre el paro internacional de mujeres.

Por Ludmila Sueiro, Nadia Mayorquin y Agustín Pisani

Agencia Paco Urondo: Antonella Costa es actriz, actuó en "garage olimpo" y en "la chica que limpia", entre otras. Actualmente está coordinando un taller de "Actuación frente a cámara" en la casa de la cultura del barrio 21-24. Nos preguntamos cómo habías vivido el 8M.

Antonella Costa: En La Plata. En principio, con la columna de la Asociación Argentina de Actores, donde las chicas teníamos varias cosas de las que hablar. Imaginate que en este momento en el que están saliendo a la luz problemas serios, no sólo de casos, sino de mecanismos de acoso, de abuso. Teníamos varias preocupaciones que compartir. Nosotras también estamos bastante acompañadas porque es una institución que defiende nuestros derechos de interpretación, donde se está empezando a pensar un protocolo, tratando de mover algunas piezas de la manera más colectiva posible y acompañándonos. Me encontré con algún que otro amigo. Y detrás nuestro venía la columna del SICA, que en su mayoría son varones. Fueron con sus cámaras. Hubo situaciones polémicas.

APU: Me resulta llamativo, porque generalmente hay mucha inserción de las mujeres en la actuación pero, sin embargo, en los lugares más altos, de toma de poder, siempre están los varones. ¿Cuál es la reflexión que hacen las agrupaciones de mujeres o particularmente en la que vos estás?

AC: Hay algunas que están en ese momento de reflexión, de búsqueda que por el momento no sé si hacer públicas. Ustedes como militantes entenderán que hay cosas que también tienen que madurar desde adentro, desde la prueba y el error y desde la búsqueda entre compañeras. Con un tema como este, pero sí, tocás un punto muy sensible donde siempre se llega a un lugar donde cualquier conflicto que haya, por una cuestión de jerarquías, la tiene que resolver un hombre. Efectivamente, es lo que estaríamos proponiendo o tratando de desarticular. Hay micro mecanismos. La toma de conciencia y la divulgación de esos mecanismos va a ayudar a la toma de conciencia sobre las acciones de micromachismos.

Creo que hay muchos hombres y también muchas mujeres, cualquier tipo de género, que tienen tan insertada en la propia idiosincracia, en la cultura, las acciones de micromachismo y de reducción de los argumentos de las mujeres, que sin embargo ahora puede haber una toma de conciencia. Hace mas de una año tuve una situación en una jornada de lucha por los derechos de la mujer. Hice un comentario en mi muro de facebook, con la idea de que llegue a mis colegas más jóvenes para que entiendan que hay cosas que no tienen por qué pasar. Antes de todos estos casos, hace dos años, me llamaron de varios canales y diarios. Decidí no dar nombres por varias razones. Una, porque yo, por mi constitución psíquica logré desarticular situaciones; y por otro lado porque consideraba, que por mi perfil bajo y por la intrascendencia que podía tener, me pareció que no aportaba, cuando en realidad es a los mecanismos, a ese tipo de cosas que nos suceden y que nos pasan, a lo que apuntaba. Me interesaba que las nuevas generaciones no crean que esas situaciones son una condición sine qua non para entrar al mundo del espectáculo.

APU: En esto que decís de las nuevas generaciones, ¿cómo te parece que influye en la toma de conciencia, sin traer o trayendo a colación lo que pasa con Calu Rivero, con Juan Darthes...? ¿Considerás que las nuevas generaciones empiecen a cuestionar distintas actitudes?

AC: Me parece que lo importante en este tema es el reflejo, en algún momento te vas a acordar que te pasó algo así. Si te tocó ser mina o chico afeminado, en algún momento escuchás "¿Por qué te vestís así?” A todas las minas alguna vez nos paso algo así, es terrible. La mayoría de los varones en algún momento de su acción cotidiana se siente habilitado para cometer un abuso. Algo se les mueve en la cabeza que se dicen: "Da para que lo hagas". No sé, cuando se habla de una pollera corta: ¿Cuán corta, qué es una pollera corta, arriba de la rodilla, diria mi mama, que se murio hace 10 años, a los 63; en verano o en invierno? Una chica de 15 años, ¿Por qué tiene que andar abrigada? Se viraliza la canción de bella ciao, por la serie de La casa de papel, la canción de los soldados italianos, que hablaba de las mujeres que trabajaban en los arrozales, con sus ropas arremangadas arriba de las rodillas o unos shorcitos a la altura de la ingle, rozando el erotismo.Trabajaban más de 10 horas y la que no quería, llamaban a otra que lo hiciera. Esta cosa de la erotizacion del trabajo de la mujer no sólo nos pasa a las actrices y me parece que está bueno que se vea que no es a nosotras que nos pasa, a la otra también le pasó, a tu hija que la mandaste a comprar chicle tambien le pasa. 

APU: Me parece que hay una cuestión con el tema que remarcaste de las nuevas generaciones. Que hay como una búsqueda por poner en jaque todo lo que dicen las feministas en los medios de comunicación, todo el tiempo no le dejan pasar ni una, tienen una equivocación y le saltan a la yugular, por eso las nuevas generaciones logran visibilizarse porque se empiezan a cuestionar ya desde mucho antes.

AC: Exactamente. Me parece que está bien que, evidentemente, hay todo un grupo humano gigantesco al que la alarma le tiene que empezar a sonar...y no es a nosotras.

APU: No por supuesto, ahora de todas formas, a vos te ha pasado de escribir en La Voz del Interior una columna y tener repercusiones violentas.

AC: Sí.

APU: En general sucede que después de un encuentro de mujeres, o de un 8M, hay respuestas de la sociedad machista como el video de una mujer que estaba desatando una bici y viene un hombre que pasa de la nada, le pega una trompada, la noquea y sigue caminando.

AC: La estaban titulando el loco de Las Heras.

APU: Y no es ningún loco.

AC: Es un chabón que salió enojado, bueno, no le va a pegar a un boxeador de 120 kilos, le pega a una mujer que está agachada.

APU: ¿Vos sentís que es así, que la respuesta es siempre con más violencia?

AC:  A mí me parece que todo tipo de opresión se ejerce con violencia, a punta de lanza violenta, lo obvio. No creo que los negros esclavos se hayan sentado con su patrón y dicho: “Estimado: estuve reflexionando y... ¿Qué le parece si considera tomar en cuenta la posibilidad de liberarme?". No fue así y obviamente ante el "loco esto no va más", la reacción es violenta. Al opresor le resulta violento que nosotros hablemos de esto. Cuerpos disidentes, desnudos, en una marcha (no importa que sea objetivamente violento) es subjetivamente violento y tiene que serlo. Se empieza con violencia hasta que esto se estabiliza, el hecho de deducir la distancia entre un femicidio y otro en los últimos meses, lamentablemente. Se desencadenan estos hechos porque está hirviendo la olla. Es así, es lamentable y hay que resistirlo.

APU: Considerando que cada vez es más movilizador el 8M, cada vez participan más mujeres, más miradas feministas y varones antipatriarcales. Desde tu percepción, ¿es una toma de conciencia o se ven obligados por el contexto?

AC: Bueno, debe haber casos de todo tipo, no lo sé. En lo cotidiano se puede observar, en el mundo del espectáculo están saliendo a la luz los distintos casos. El caso de Jorge Rial fue uno de los más polémicos. Cómo se dió vuelta. Sabemos quién es, hay escuchas terribles, amenazando ex novias. Ha tratado de trola a una mujer que fue su esposa, públicamente. Todos sabemos quién es Jorge Rial y de dónde viene, las cosas que ha hecho y qué ha difundido en su momento. Pero también tiene dos hijas adoptadas con cuerpos disidentes, gordas. No es poca cosa. Yo le doy una chance de que se haya conmovido con algo de eso. Yo tengo un hijo varón. A uno le van pasando cosas, se va dando cuenta de cosas. Y algo que por ahí hace dos años no era un tema para vos, ahora lo es. Y la presencia de un hijo te interpela.

APU: Florencia Freijo dijo en lo de Rial que después de muchos años de lucha se encontró diciéndole a su hijo que no llore “como una nena”.

AC: Cuando mi hijo tenía 4 años quería casarse conmigo, le estaba pasando algo fuerte. Le dije que conmigo no podía casarse, que yo era su mamá. Y que cuando vaya creciendo iba a conocer a una chica. Quizás si se gustan, van a hacer cosas juntos. Y eventualmente se pueden enamorar y te podés casar con ella. Y pensé: “Yo que lo llevo a las marchas por el matrimonio igualitario... ¡No lo limites, no lo limites!”. En realidad, puede ser con una varón que te quieras casar, le dije. Ahí el pibe re tranquilo, se le subieron las lágrimas, me mira y me dice: “Ahh, entonces yo me quiero casar con mi papá”. Como si nada. Y al nene, de verdad, le daba lo mismo. Y ahora tiene 14 años y sale con una chica. También se pinta las uñas, también se hizo rastas y también le gustan las zapatillas de marca. Qué sé yo, está viendo. Me gusta que en ese estar viendo, vea esto que está pasando. Me parece que es un minuto a minuto, donde nos tenemos que permitir también interpelarnos entre nosotros. Me parece, que cierta violencia subjetiva contra el opresor es necesaria. Es fundamental para que el cambio no sea superficial, sino que se instale realmente. También van a pasar estos “accidentes” de “no llorés como una nena”.

APU: La deconstrucción permanente.

AC: Permanente. Estamos en una época bisagra.

APU: Antonella, te pido que nos cuentes, por favor, sobre el taller que das de “Actuación frente a cámara”.

AC: Yo doy clases de “actuación frente a cámara” desde hace 6 años. En ese camino, tengo mi taller privado que llevo adelante de abril a noviembre. Las inscripciones están abiertas. En el barrio de Monserrat. Pero hace 5 años, también doy un taller, de características similares, que de todas maneras a ido mutando y adaptándose al contexto, en la Casa de la Cultura Popular de Barracas en Iriarte 3500, a dos cuadras de Luna, cerca de Vélez Sarfield. Esa ubicación es limítrofe entre la 21-24 y el Barrio de Barracas.Todo es Barracas igual, el barrio más grande de la Ciudad de Buenos Aires. Es un lugar súper accesible, las clases de mi taller y de otros 14 talleres, se dan de manera gratuita para cualquiera que se quiera anotar. Tiene que ir con su DNI y fotocopia del DNI y se puede anotar en cualquiera de los talleres. En el mío lo que hacemos son videos con celulares. Es una manera de acercar el medio a los chicos. La dependencia de la cámara y de un equipo técnico alejaba mucho la posibilidad de que los chicos produjeran su propio material. Nos ayudó gente de la ENERC a manejar estas aplicaciones en los celulares. Para poder filmar y editar con la mejor calidad posible. Y armar los créditos. Basándonos en las historias personales de los chicos, en sus habilidades, en sus sueños, en las cosas que tengan ganas de mostrar, de hacer trascender, estamos empezando a armar estas historias. Algunas mezcladas con realidad. Hacemos experimentos. Este corto que se llama “La Belleza” acaba de ser aceptado para la plataforma “Octubre TV”. Que es una nueva plataforma de contenidos internacional. A la que se va a poder acceder dentro de muy poco tiempo. Y también lo tenemos presentado a una serie de festivales que estamos esperando respuesta para que se difunda un poco más.

Escuchá la entrevista completa, emitida en Radio Rebelde: