fbpx “La protección animal no debe ser un tema mercantilizado” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
APU TV //// 15.08.2019
“La protección animal no debe ser un tema mercantilizado”

María Antúnez, es la presidenta de la Fundación por los Derechos de los Animales no Humanos (FUNDANH). De visita en DEL OTRO LADO, habló sobre la ley de protección animal, sus posibles actualizaciones y la importancia de una integración del sistema público y privado en ese campo. Sus principales declaraciones y video completo de la entrevista.

Por Estefanía Cendón

La presidenta de la Fundación por los Derechos de los Animales no Humanos (FUNDANH), María Antúnez, visitó DEL OTRO LADO, el programa de Agencia Paco Urondo TV.  A continuación, sus frases más destacadas sobre los proyectos existentes para actualizar la ley de protección animal, los actores que intervienen en la conformación de un sistema de salud animal y la necesaria integración del sistema público y privado. 

La necesidad de actualización de la Ley Nacional 14.346

“Con motivo de la actualización de la Ley Penal Nacional 14.346, el 11 de abril se realizó una reunión en comisión de Diputados en donde se trataron diversos proyectos para la protección animal. Fueron presentados alrededor de veinte proyectos para actualizar esta ley que es del año 1954. Si bien la misma fue una herramienta fundamental para judicializar los casos de maltrato e ilegalidades en relación a los animales, es necesario actualizarla”

“Actualizar la ley implica tipificar nuevas figuras y elevar las penas que hoy van desde quince días a un año. Se han cometido hechos horrorosos: uno de los últimos casos más mediáticos es el del perrito Chocolate de Córdoba, un cachorro que fue despellejado vivo. Las penas tienen que ser efectivas”

Las modificaciones más urgentes

“El maltrato animal es el umbral para el maltrato humano. Vemos mucha violencia interpersonal y cuando hay maltrato a un animal, hay un maltrato en la familia. En los protocolos de maltrato a las personas, a las mujeres y a los niños sobre todo, tienen que preguntarse si hay un animal y cómo es tratado. Esto es un indicio: donde hay una persona violenta con un vulnerable, hay que prestar atención a los animales.”

“Nosotros creemos en la modificación, no en la derogación de la Ley 14.346. Hay que introducir nuevas figuras como el abandono y la zoofilia, dos figuras fuertes que se están produciendo actualmente. Destaco la elevación de penas porque no es lo mismo un maltrato reiterado que el maltrato desde el Estado o desde alguna organización dedicada al tema animal. Hay distinto tipo de jerarquización de responsabilidades y, dependiendo si hay crueldad o maltrato, las penalidades deben ser diferentes”

Actores necesarios en el diseño de un modelo de salud animal

“Los animales tienen naturalmente sus derechos, los humanos debemos reconocerlos. Todos los actores son importantes: El Estado, el proteccionismo que trabaja permanentemente en campo, los veterinarios, la rama del Derecho, biólogos. Los actores deben tener sentido profundo de las políticas públicas para los animales, que no sea una mercantilización este tema ni esté instrumentado por un lobby económico”

“Que los animales tengan acceso a la salud es indiscutible. Los humanos contamos con salud privada y pública. Los animales hoy están cautivos del sistema privado, de las veterinarias privadas”

Integración armónica del sistema público y privado de salud animal

“Hoy existe sólo la atención privada. En algunos municipios hay hospitales veterinarios incipientes, con los servicios muy acotados. Entre los servicios básicos que debe brindar el Estado están las  castraciones gratuitas y masivas para el control poblacional, para no tener más animales que la posibilidad de hogares que los contengan. Esto permite que no haya un desequilibrio. El Estado garantiza el equilibrio poblacional, mediante esterilización quirúrgica como único método efectivo, económico y ético”

“El animal que nació es producto del vacíos de políticas de Estado eficientes, ellos no son culpables. Existe una figura una intermedia que es el animal comunitario: aquel que nació, porque no hubo una castración a la madre, y está en el barrio. Alguien tiene a la madre y a las crías hasta los cuarenta y cinco días en que se pueden dar. Hay una estadística reciente que establece que de diez animales que nacen, ocho no van a tener hogar. Esos ocho van a ser los comunitarios del barrio: siempre en el barrio alguien los vacuna, otro los va a castrar, si está enfermo lo llevan al veterinario. La gente está concientizada sobre esto, hay una acción intermedia”

Un rol fundamental: El Estado que garantiza la primera infancia del animal

“El Estado debe brindar el servicio de castración, desparasitación interna y externa y la vacunación antirrábica. Un hospital veterinario debería ampliar hacia un servicio integral de salud, no de complejidad pero si un sistema de prevención. La complejidad generalmente esta cargo del sistema privado. Ahí está la integración: El Estado debe garantizar el inicio de la vida de ese animal, la base de salud, el resto se complementa con la atención privada”

“No creemos que el sistema de salud animal que brinda el Estado y el sistema privado deban ser antagónicos. El Colegio de Veterinarios sí, porque sostiene que cuando los municipios brindan el  servicio público veterinario entran en una competencia desleal hacia ellos. Creemos que esto es erróneo: los dos sistemas pueden complementarse ya que un animal contenido por los servicios del Estado en su primera infancia será más longevo,  luego será atendido mediante el sistema privado a lo largo de su vida”