APU TV //// 07.08.2018
"Hay que replantearse el rol de la mujer en el mundo del trabajo"

Lo afirmó Carlos Tomada, exministro de Trabajo y actual jefe del bloque de Unidad Ciudadana en la Legislatura porteña. En entrevista con AGENCIA PACO URONDO, analizó la situación actual del empleo, la brecha salarial de género, el rol del sindicalismo y las elecciones 2019. [VER VIDEO] 

Por José Cornejo

Agencia Paco Urondo: ¿Cree que lo que pasa con el empleo tiene que ver con una cuestión global?

Carlos Tomada: Creo que en el mundo, a partir de la crisis del 2008, hubo efectos de los que todavía no nos hemos recuperado. Nosotros no lo sufrimos tanto porque tuvimos políticas activas para compensar la caída económica. La cuestión del avance tecnológico se utiliza como problema para insistir con la idea de que hay que flexibilizar, eliminar derechos y bajar sueldos. Pero no se ha demostrado que el impacto sea inmediato ni tan devastador. Hay países que tienen políticas regulativas para evitar el daño social. Ahora, si analizamos la manera en que está entrando la nueva tecnología a nuestro país en este contexto, es peligroso porque ocurre en el marco de un gobierno que mira al trabajo y la seguridad social como una variable de ajuste

APU: ¿Ve una caída dramática del empleo en los últimos años?

C.T: Lo que hay es una caída sistemática del empleo. Eso responde a las pretensiones de un cambio cultural, una nueva hegemonía, que no les está funcionado. Desde el mundo laboral se le ha empezado a poner límites al gobierno. Este gobierno se puso enfrente a la sociedad con la reforma Previsional. Yo creo que ahí, la calle, la resistencia gremial y la unidad de la oposición en el Parlamento, hizo pagar al gobierno un gran costo político. A partir de ese momento, se produce un cambio progresivo de la imagen y una pérdida de credibilidad.

APU: ¿Le parece que hay sectores del sindicalismo que vieron positiva la llegada del presidente Macri?

C.T: Creo que sucedió eso pero más en un tono de resignación por parte de algunos sectores sindicales, políticos y de algunos medios. Hubo sectores que tuvieron una mirada excesivamente complaciente y alguna mirada de responsabilidad tenían que tener. Lo digo porque para la clase dirigente, no es ninguna sorpresa que estemos como estamos hoy. Más allá de la estafa electoral y los votos que tuvo Cambiemos, me parece que hay una cierta responsabilidad en haber permitido y tolerado ciertas presiones por la preocupación por la gobernabilidad. 

APU: Tomando los sucesos del primer semestre, ¿qué ve del escenario electoral para el año que viene? ¿Podría llegar a adelantarse el proceso por la crisis?

C.T: No creo y no quiero. El presidente tiene que terminar su mandato y hacerse cargo del daño que está haciendo. A esta altura del mandato, ya podemos hablar claramente de una “herencia”, pero con otro mandato más, el daño sería estructural.

APU: ¿Qué fuerza política puede reemplazar esto? ¿Se imagina al kirchnerismo regresando al Estado?

C.T: Hoy por hoy creo que el kirchnerismo tiene presencia política y un liderazgo claro. La convocatoria de un frente nacional y popular, impulsado desde abajo, se impone frente al tamaño del enemigo. Podemos decir que hoy, hay un principio de coordinación y articulación política-sindical importante.

APU: ¿Cómo se sale de la brecha salarial entre hombres y mujeres?

C.T: Yo creo que lo que está pasando en materia de género es impresionante y se entronca en las mejores luchas de nuestro pueblo. La movilización social es impresionante. En este sentido, considero que no hay una medida o una acción única para esta problemática sino que hay que replantearse de fondo el rol de la mujer en el mundo del trabajo. La ley de contrato de trabajo está pensada básicamente con el hombre como principal dador del sustento familiar y la mujer como un segundo sueldo.