APU TV //// 24.07.2019
“El campo editorial está signado por la crisis que atraviesa el país y la región”

Micaela Sánchez Malcom es co-editora de Ediciones Invisibles, una editorial colaborativa y autogestiva. Entrevista con DEL OTRO LADO, el nuevo programa de Agencia Paco Urondo TV. Sus principales definiciones y el VIDEO completo de la entrevista.

Por Malena Ambas

Micaela Sánchez Malcom, co-editora de la editorial autogestiva Ediciones Invisibles, visitó DEL OTRO LADO, el programa de Agencia Paco Urondo TV. Sus principales definiciones y video completo de la entrevista.

Funcionamiento de Ediciones Invisibles

“Es una editorial que se hace de a muchos. Esto se puede definir en los dos niveles: a nivel gestión general y producción. Hay cientos de ilustradores de todo el mundo que proveen ilustraciones y participan del armado de libros que son únicos”

“Tenemos colaboradores para el financiamiento de los proyectos. Es una editorial muy horizontal basada en la participación y los aportes. Los anticipos de dinero que nos dan, nos permiten ir a la inversa de los modelos de negocios más tradicionales. Contamos con ese dinero antes de llevar el trabajo a la imprenta”

“La editorial nació haciendo: es performativa desde su origen. En 2015 los derechos de autor del libro El Principito se liberaron, lo que implicó que cualquier persona podía hacer uso de esa obra sin tener que pagar regalías. Fue así como surgió la posibilidad de hacer una versión digital de este clásico”

El rol de los ilustradores

“La editorial tiene una fuerte impronta de la ilustración. Todos los libros están signados por la ilustración. En el caso de Invisible a los ojos, el primer libro de la editorial, pensamos en 25 o 27 ilustradores y se postularon más de 600 artistas de todo el mundo”

“Realizamos la recolección y finalmente quedaron 150. La versión cuenta con infografías, ilustraciones, agregados de color y ante todo la participación de cientos de personas. Fue así como armamos una plataforma online donde se podía navegar el libro y ver las ilustraciones nuevas”

Insensato. El segundo libro de la editorial

“Insensato también tiene que ver con el uso de las obras liberadas. Se basa en una compilación de ocho cuentos clásicos de Edgar Allan Poe, también en este caso contamos con ilustradores de todo el mundo”
“Acá cambia la estética: se ve más oscuro. En este caso el trabajo editorial está asociado a generar suspenso y no develar a partir de las ilustraciones cuál es el final del cuento en sí”

La ruptura en manos de Yeguas y Canallas: el tercer y cuarto libro de Ediciones Invisibles

“Ya no hacemos uso de derechos de autor liberados pero los libros son similares en cuanto a la apuesta visual para hacer juego con que somos Ediciones Invisibles”

“Canallas, la última publicación, es un libro de cuentos de autores argentinos contemporáneos. Yeguas se empezó a gestar en 2016. Es un libro sobre mujeres, editado e ilustrado por ellas. Bien autoreferencial: representa a mujeres empoderadas. Tiene tapa dura, por lo que se vuelve importante lanzar un libro de estas características en el contexto difícil que atravesamos”

Supervivencia en el mundo editorial 

“El campo editorial está signado por la crisis que atraviesa el país y la región. Hoy podemos sobrevivir gracias a la colaboración: confían, nos financian y nos dan dinero previo a ver los productos porque saben que vamos a llevar adelante algo que es de calidad”

“Los libros son visualmente atractivos. En términos de contenido son interesantes y además están en el mercado a un precio accesible: un libro de tapa dura se vende a $420 para cubrir costos, para llegar a todos los que colaboraron, hacer donaciones y promover el acceso a la cultura”

Resistencias. Mirada hacia el futuro

“Cuando hicimos el libro Invisible a los ojos el 80% de los ilustradores eran hombres. Se dio así, hubo una selección artística pero no estábamos mirando el género. Nadie lo cuestionó. En el caso de Insensato fue más equiparado porque buscamos dar una impronta que ablandara los cuentos que son más rígidos u oscuros”

“Con Yegua, siendo nosotras mujeres representando a mujeres, trans y al colectivo LGBT, buscamos que las ilustradoras fueran mujeres. Esto generó varios problemas: teníamos posteos en redes sociales donde nos acusaban de hacer discriminación inversa cuando, en realidad, hablamos de una decisión editorial fundamentada por el proyecto”

“Tenemos dos o tres proyectos editoriales que van a tener la misma impronta: convocatoria a ilustradores, convocatoria a gente que quiera participar y a seguir apoyando el crecimiento de Ediciones Invisibles”