APU en Brasil //// 02.05.2018
“Se busca sacarle a América Latina el protagonismo que conquistó”

El presidente del bloque del PT en la Cámara de Diputados, Paulo Pimienta, dialogó con APU en el histórico 1 de mayo en Brasil que juntó a todas las centrales sindicales.

Santiago Gómez
Desde Curitiba

Paulo Pimenta es diputado por el Partido de los Trabajadores y jefe de bloque en la Cámara de Diputados. Pimenta es una de las principales articulaciones del partido con América Latina y acompañó toda la caravana de Lula por el sur del país. Periodista, técnico agrario y una de las figuras políticas más relevantes e importantes del país, Pimenta dialogó con APU en la vigilia por la libertad de Lula, antes del acto por el 1 de mayo.

AGENCIA PACO URONDO: ¿Cómo evalúa la manifestación del día de hoy?

Paulo Pimenta: Es la primera vez que desde el fin de la dictadura militar todas las centrales sindicales realizan un acto unificado. Más allá de la pauta contra la reforma laboral y previsional, se   acordó reivindicar “Lula libre”. Eso para nosotros es muy significativo porque da una dimensión todavía mayor para esta situación ilegal que enfrenta el Presidente Lula. Esperemos que este 1 de mayo promueva una recuperación de las calles para recuperar la libertad de Lula.

APU: Siendo que el que condenó a Lula es el juez Sérgio Moro ¿podría explicar por qué la jueza Lemos es la que definió prohibir las visitas y la atención médica de Lula, por parte del profesional que acompaña su estado desde que tuvo cáncer?

PP: En Brasil el juez que juzga no es le mismo que acompaña la ejecución de la pena y esa jueza, inclusive, es sustituta. La conducta de ella es totalmente ilegal, en Brasil existe la ley de ejecuciones penales que es muy clara, establece el derecho de las personas que están detenidas de recibir abogados, cónyuges, familiares y amigos. No puede un juez, un delegado o cualquier persona adoptar un procedimiento que sea más restrictivo que la ley.

APU: El PT comenzó una campaña internacional para denunciar la prisión de Lula. La presidenta del partido fue para Chile, usted es el lazo del partido con América Latina, recientemente visitó Argentina ¿Cómo analiza lo que sucede en el país en el contexto de América Latina?

PP: No hay forma de entender el golpe en Brasil sin mirar para el mundo, sin mirar para una redefinición de las relaciones de poder, donde se busca sacarle a América Latina el importante protagonismo que habían conquistado Cristina, Rafael Correa, Evo Morales, Chávez, Lula, Dilma. Existe también la cuestión del petróleo que está pesando mucho en este proceso. La lucha que nosotros tenemos hoy aquí es semejante a la de los demás países.

La semana pasada tuvimos una situación en Nicaragua que es absolutamente idéntica al levantamiento que hubo en Venezuela, los mismos personajes, el mismo modus operandi y con seguridad los mismos financiadores. Cuando estuve en Argentina, al escuchar los relatos, les decía  al compara no había que cambiar nada, porque aquello que escuchaba era lo mismo que estamos viviendo en Brasil, porque la lucha es una sola, por eso para nosotros es muy importante la solidaridad internacional.

APU: Raúl Zaffaroni, juez de la Corte Interamericana de Derechos Huamanos, afirma que Venezuela, Bolivia y Ecuador consiguieron resistir porque hicieron una reforma constitucional. Tanto Lula como el kirchnerismo en Argentina están colocando en agenda la necesidad de realizar una Asamblea Constituyente. ¿Qué cree que es necesario modificar para evitar esa clase de abusos del poder judicial?

PP: El próximo gobierno del Presidente Lula tendrá que ser capaz de realizar reformas estructurales, que durante nuestros gobiernos no tuvimos fuerza parlamentaria para hacerlo: la reforma urbana, la reforma agraria, la cuestión de los medios de comunicación, el control del sistema financiero y también del papel del poder judicial y el ministerio público. Pero esas reformas no son posibles sin mucha movilización. Es necesario una Constituyente para que pueda rediseñar el Estado brasilero.

Pero eso sólo podrá ocurrir en un proceso de ascenso de la lucha social para que nosotros no tengamos encima un retroceso mayor. Por eso en este momento es fundamental Lula libre, que lo elijamos presidente y después la Constituyente.

APU: Ayer entrevistamos a Lindbergh Farias y señaló la posibilidad de que Lula pueda tener su Cámpora, ¿qué piensa al respecto?

PP: Creo que Lula es una figura pública que ya no representa solamente su legado personal. Lula se afilió en el sindicato hace cincuenta años, este es el primer 1 de mayo en cincuenta años del que él no participa. Getúlio Vargas murió en el ‘54, pasaron casi setenta años. Perón hasta ahora influye en la política argentina. Por cuánto tiempo Lula va a influencia en los rumbos políticos de Brasil y de América del Sur. Pero hay una diferencia, Lula está vivo, lo tenemos acá al lado, está saliendo para volver a gobernar este país.